Quedó mal parado…

Lanús volvió a perder y complicó sus chances de avanzar a los cuartos de final de la Copa de la Liga. Ganaba con gol de Bernabei, pero otra vez cometió errores y lo pagó muy caro. De casi liquidar el partido de la mano de Sand, de un córner a favor lo empató Vélez con Mancuello y sobre la hora, una vez más de una pelota parada, se llevó la victoria gracias un cabezazo de Matías De los Santos. Fue 2 a 1 en contra. Ay Granate…

La parada era complicada. Quizás, con uno de los mejores equipos del campeonato. Incluso, con suplentes, Vélez fue el verdadero protagonista de la mañana en La Fortaleza desde el primer minuto. Intenso, dinámico, y con jugadores de jerarquía, el equipo de Pellegrino a lo largo de los 90 minutos fue justo vencedor.

En apenas 15 minutos, explosivo de mitad de cancha hacía adelante, la visita tuvo dos chances netas para abrir el marcador, pero Morales respondió con altura ante Mancuello, primero, y luego frente a Orellano. Con el objetivo de asfixiar al Granate, Vélez se hizo dueño del encuentro. Presión alta, bien parado atrás y con intenciones concretas de siempre buscar el arco contrario.

Por su parte, Lanús pagó caro el poco recambio que cuenta en su plantel y el hecho repetir 8 de 11 jugadores en cancha con respecto al triunfo en Venezuela, el jueves pasado. Lento, previsible y sin sorpresa. Apenas un cabezazo de De la Vega desviado y un remate de Aguirre, fueron las llegadas que contó el equipo de Zubeldía. El 0 a 0 le quedaba perfecto, a la hora de hablar de merecimientos.

Sin embargo, en el complemento, las cosas iban a cambiar bastante. Como en la última Sudamericana, el Granate en base a la efectividad iba a conseguir la ventaja cuando parecía algo alocado. A los tres minutos, De la Vega pinchó la pelota al segundo palo, Sand ganó de arriba y de cabeza la dejó picando en el punto penal para que Alexandro Bernabei, de derecha, estampe el 1 a 0.

Arrancaba otro partido. Vélez no digirió el golpe, se puso nervioso y ciego a la hora de definir cada ataque. Lanús se retrasó y lo aguantaba. Quizá de contra, podía liquidar la historia. Y cuando todo parecía muy tranquilo, sin sobresaltos importantes, a los 29 iba a darse otro giro en este encuentro.

Paloma Pérez presionó la salida del Fortín, dejó a un Sand exhausto a esa altura (vale mencionar que venía de jugar todo el partido contra Aragua), mano a mano con el arquero Domínguez y cuando todos esperaban el grito del correntino, Abram llegó a taparle el tiro y la pelota se terminó yendo al tiro de esquina. De ese córner mal pateado por Bernabei a las manos del arquero, todo se vino a pique para Lanús. Sí, Vélez lo iba a agarrar mal parado al Granate, ¡a 15 del final y ganando en su cancha! Y de contra, lograría la igualdad con una excelente definición de Mancuello. Inatajable.

El empate, a esa altura, tenía gusto amargo, pero se podía digerir. El peor trago llegaría a los 44. Pelota parada en contra, centro que cae entre los dos centrales Granates, Pérez y Thaller, pero ninguna llegó a rechazar. Apareció solito De los Santos, y de cabeza clavó el 2 a 1. Errores claros, reiterados, que cuestan horrores para este Lanús, que pasó de ser número puesto en la próxima ronda a pender de un hilo para clasificar.

Se viene Boca, en La Bombonera, y Talleres, en casa. Dependerá exclusivamente Zubeldía y sus jugadores, prueba de fuego, en todo sentido. Sobre todo, pensando en el futuro.

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

COPA DE LA LIGA

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD