VUELTA SIN AMISTOSO

Bruno Russo

, PRETEMPORADA

El plantel de Lanús regresa este domingo a las 9 después de una semana de pretemporada en Paraguay. Quedó cancelado el amistoso que estaba pactado contra 3 de Febrero, el club guaraní del cual llegó proveniente Pablo Martínez al Grana. José Luis Gómez compartió una Story reveladora que hace temer una nueva lesión.

La semana de preparación de Lanús en Ciudad del Este llegó a su fin. Sin fútbol formal ante un rival, el equipo de Luis Zubeldía completó el ciclo de ocho días de prácticas -varias en doble turno- en el complejo Cide Resort Hotel de Paraguay.

Finalmente quedó cancelado el amistoso que iba a jugarse este domingo a la mañana frente al club 3 de Febrero, de la División Intermedia del fútbol paraguayo, del cual llegó proveniente el extremo Pablo Martínez al Granate.

Las sesiones diagramadas por Zubeldía y su cuerpo técnico incluyeron mucho trabajo con pelota, además de la puesta a punto física, con un único ejercicio de 11 vs. 11 con situaciones defensivas y ofensivas extremas en la tarde del viernes.

El vuelo de regreso a Buenos Aires, programado en un principio en horas de la tarde, se adelantó para las 9. El plantel del Grana dispondrá del resto del día libre y también jornada de descanso el lunes. Los entrenamientos se retomarán el martes por la mañana en el Polideportivo de Cabrero y Guidi. El miércoles, en tanto, será momento de otro viaje al exterior, en este caso a Colombia, para jugar el primer amistoso de invierno ante Atlético Nacional, el sábado a las 19:30 (hora argentina) en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

¿ENCIENDE OTRA VEZ LA ALARMA?

José Luis Gómez preocupó al mundo Lanús con una historia de Instagram reveladora. “Cuántas piedras más tendré que pasar por favor. Dios, dame una mano. Te necesito. Cada vez tengo menos fuerza de seguir”, soltó el lateral derecho. Si bien no sería una lesión de gravedad, se teme que podría haberse resentido de su rodilla izquierda. Darío Cáceres lo alentó en una publicación de la misma red social. “Vamos hermano que no pasa nada”, le dedicó en una foto grupal con el arquero Lautaro Morales y Lucas Vera.