“UNA OPORTUNIDAD ÚNICA EN EL CLUB QUE AMO”

Lo dice Rodrigo, el mayor de los Acosta, quien el próximo viernes se pondrá el buzo de entrenador para reemplazar a su amigo Carboni en la Paternal ante Argentinos. “Nicola me dijo que prepare tranquilo el partido y después veremos. No pienso más allá. Mi idea era irme con Ezequiel pero él me pidió que me quede y el club me necesitaba. Lanús está por encima de todo”, manifestó en dialogo con Gol de Vestuario, y destacó sobre el Kely: “Soy un convencido de las formas y del estilo, sólo faltaba que la pelota entre”.

Tras el delicado escenario que se le presenta al club con la actualidad que atraviesa, Rodrigo Acosta agarra un fierro más que caliente y acepta el desafío de ponerse el buzo de DT para que Lanús busque, en principio, un buen resultado el viernes ante Argentinos.

“Estoy viviendo un encuentro de sensaciones terribles. Es muy triste la salida de Ezequiel porque soy amigo, el propuso que me quede porque conozco al plantel. Esta oportunidad es única porque es el club que amo”, expresó en dialogo con Gol de Vestuario el por ahora entrenador del Granate ante la salida de Carboni. “Nicola me dijo que prepare tranquilo el partido y después veremos. No pienso más allá. Mi idea era irme con Ezequiel pero él me pidió que me quede y el club me necesitaba. Lanús está por encima de todo”, agregó.

“Todo el plantel está golpeado por la salida de Carboni, habrá que trabajar también en lo anímico”.

Sobre la renuncia de Carboni por los malos resultados que se venían dando, el mayor de los hermanos Acosta manifestó. “Carboni es del club, le dió la misma pasión a cada categoría por la que pasó. Está muy triste por la situación pero es normal. Estuvo desde las inferiores hasta el fútbol profesional, dejó mucho dinero con su venta, volvió al club. No es justo acordarse solo de seis meses malos. Soy un convencido de las formas y del estilo, solo faltaba que la pelota entre”.

A su vez, también opinó sobre Lautaro y cómo lo vio con todo lo sucedido. “El Laucha también está triste, se siente responsable porque es parte del plantel. Además se le suma la impotencia de no haber estado al 100% físicamente. Debería relajarse y sacarse de encima estas presiones que sintió en estos días. Él confía mucho en los jugadores y en el cuerpo técnico. Sabemos separar las cosas”.