“Una estatua para el Pepe”

¿Quién lo pide? Nada menos que Rodolfo Graieb, palabra autorizada en todo el mundo de Lanús. En diálogo con Re Locos por el Grana, el ex defensor salió a bancar a su amigo y ex compañero José Sand. Y hasta le imploró que no cuelgue los botines. “¡No te retires Pepe, te lo pido por favor! Si no aguantas los 90 minutos, seguí igual Negro, entra cuando falten diez, pero tenes que estar. Sos demasiado importante para no seguir jugando y no darle un ejemplo a todos los chicos que vienen debajo”, destacó el Rodo.

La continuidad de José Sand sigue siendo uno de los temas de moda en Lanús en tiempos de cuarentena y charlas virtuales por Instagram Live. En esta oportunidad, el que se sumó a la movida en diálogo con Re Locos por el Grana, fue un gran ídolo que pasó no hace mucho por la institución: Rodolfo Graieb, ícono y gran baluarte del equipo que obtuvo el campeonato Apertura del 2007 en la Bombonera.

El ex lateral derecho charló sobre la gran incógnita que se planteó desde ya hace unas semanas cuando el propio correntino puso en duda sus días como futbolista. “¡No te retires Pepe, te lo pido por favor!”, arrancó el Rodo, quien manifestó al respecto: “El Pepe no deja de sorprendernos a todos. Junto al Laucha y a Maxi es de los más grandes ídolos de la historia del club, y no lo voy a descubrir yo. Tengo la felicidad de haber compartido vestuario con él, de haberlo aconsejado en varias cosas y que me lo reconozca”.

Al mismo tiempo, el cordobés de 45 años hizo un pedido muy especial al hincha: “¿Qué más podemos pedirle a gente como esa? Desde mi parte, pido una estatua para el Pepe, así como se la hicieron al Laucha, me gustaría que se la hagan a él. Si quieren háganla negra, je, pero hay que hacerla. Sería un premio para Sand”. Y agregó: “Ojalá que se retire cuando él quiera, que nadie le imponga nada. Si no aguantas los 90 minutos, seguí igual Negro, entra cuando falten diez, pero tenés que estar. Sos demasiado importante para no seguir jugando y no darle un ejemplo a todos los chicos que vienen debajo. Cuando se va un ídolo, queda un gran vacío. Y hasta que eso pase va a pasar mucho tiempo. Si un tipo como José, o el Laucha te dice algo, hay que callarse la boca y contestarle ‘Sí señor’. Es así”, remarcó.

Por otro lado, el Rodo mencionó una simpática anécdota que mantuvo con Sand antes de que llegue al club y estaba en la otra vereda, casualmente. “Jugamos Lanús contra Banfield y le rompo un diente de un codazo. Pasa el torneo, y Lanús contrata al Pepe. Para recibirlo, había quedado todo bien porque quedó en la cancha esa jugada, nosotros estábamos haciendo la pretemporada en Mar del Plata y cuando llega le puse de apodo ‘Pastor Alemán’ porque caminaba con el culito metido para adentro, je. Cuando empieza a entrenar era un desastre, no se podía mover. Se empezó a soltar, y cuando jugamos un amistoso la rompió. Así, pasaron los meses y la rompía en los partidos pero en los entrenamientos lo querías matar. De a poco lo fuimos conociendo, aguantaba todas y cualquier pelota adentro del área era gol”, cerró.

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD