UNA DEFENSA CON POLENTA

Lanús hará un intento por incorporar a Diego Polenta, sin club hace seis meses tras quedar libre de Nacional de Uruguay. Líder y caudillo del Bolso, con pasos por Genoa y Bari de Italia, el marcador central de 26 años también aparece en carpeta de Vasco Da Gama y habría sido sondeado por Boca.

Tras abrochar la vuelta del Pepe Sand, que se hará oficial en unas horas, la dirigencia de Lanús acelera las negociaciones por dos puestos específicos: un marcador central y un volante mixto, por pedido explícito del DT Luis Zubeldía.

En el caso del defensor, al interés por el paraguayo Robert Rojas, apuesta de 22 años de Guaraní, se suma otro nombre ‘pesado’ en planes del Granate: Diego Polenta, capitán y símbolo cinco veces campeón con Nacional de Uruguay, pero sin club hace seis meses después de quedar libre y tener el pase en su poder. ¿La ventaja? Negociar directamente con el futbolista y su agente, Oscar Bentancourt, sin intermediarios.

Alguna vez sondeado por Boca e Independiente, su préstamo frustrado a Genoa de Italia en enero de este año derivó en una salida conflictiva del Bolso en junio. Así, el marcador central zurdo de 26 años, que enfrentó a Lanús en la Libertadores 2017, pasó de ser líder y caudillo indiscutido en su equipo a una sorpresiva inactividad en el último semestre. ¿Cómo estará desde lo físico y en lo futbolístico? Esa es la primer gran pregunta que se hace cualquier futbolero y que, por ahora, no tiene una respuesta cierta.

UNA CARRERA POLENTA. Formado en Danubio, se marchó joven al Genoa italiano sin debutar en Primera División. Fue cedido tres años a préstamo al Bari, donde jugó 86 partidos y convirtió cinco goles en la Serie B. En 2014 desembarcó en Nacional para su etapa más exitosa, con cinco títulos y la idolatría de la hinchada como referente de un grande del fútbol charrúa (136 presencias y siete tantos).

Es un hecho que la CD del Grana hará un tirito por el zaguero uruguayo, también pretendido por Vasco Da Gama, de Brasil. Algunos barajan la chance de que el Xeneize vuelva tras los pasos del defensor. ¿Será posible imaginar su futuro cerca de Cabrero y Guidi?

Por otro lado, y cuando parecía tener casi listo el segundo refuerzo, la llegada del paraguayo Ángel Cardozo Lucena, mediocampista de 24 años que juega en Libertad, se enfrió por completo. Lanús negocia un préstamo, condición que fue rechazada desde el club guaraní. “Él no se mueve de acá, el técnico lo precisa. Nosotros no queremos dar al jugador a préstamo, si viene la plata se va”, le aseguró el presidente Francisco Giménez Calvo a Fútgol 970. Muy difícil.