UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Emotivo. Giorgi abraza a Boccia, la figura de una noche única.

Por primera vez en su historia, Lanús accedió a la tan ansiada final de la Liga Nacional, luego de derrotar por 65-60 a Peñarol de Mar del Plata, campeón de las tres ediciones anteriores. Con más de 3.500 personas en el Antonio Rotili, el Granate se impuso en el quinto punto de playoff de Semifinales y así liquidó una serie pareja que terminó 3-2 en su favor. Adrián Boccia fue la figura de la noche con 19 puntos, en tanto que Patricio Pratto fue el segundo máximo goleador con 17 anotaciones. El equipo de Silvio Santander, que sacó una amplia diferencia en los dos primeros cuartos y luego la mantuvo, se enfrentará en la instancia decisiva con Regatas Corrientes, que dejó en el camino a Boca en otra llave reñida, la cual resolvió con una victoria 82 a 74 en el quinto encuentro.  De esta manera, habrá un nuevo campeón en el certamen, ya que ninguno de los dos contendientes había llegado antes a una final). La serie decisiva, que se juega al mejor de siete partidos, comenzará a disputarse el próximo lunes en Corrientes. 





Más de 3500 personas acudieron al Microestadio Antonio Rotili, donde el equipo de Silvio Santander asumió el control desde el arranque. De la mano de Nicolás Laprovíttola (que no redondeó un buen partido, a la sazón) y con el poderío de los internos McFarlan-Battle, el quinteto local se adelantó 10-2 en el marcador y amenazaba con despegarse. Sin embargo, Lanús tuvo cinco pérdidas en el segmento inicial y permitió cierta recuperación del Milrayitas, que pese a un inusual 3-17 en tiros de cancha (1 de 10 en dobles, 2 de 7 en triples) se las ingenió para quedar abajo 17-9, al término de los 10m. inaugurales. 


En el segundo capítulo, el conjunto marplatense, a pesar de las dificultades físicas de algunos de sus componentes (Leonardo Gutiérrez jugó desgarrado en el isquiotibial izquierdo, Selem Safar con una fuerte contractura), defendió más fuerte. Así, un triple de Gutiérrez acercó la pizarra a un 24-21, cuando el desarrollo parecía indicar una distancia superior en favor del Granate. Con un parcial 8-0, Lanús volvió a escaparse y cerró el primer tiempo con un convincente 32-23. 

Tras las charlas en vestuarios, Adrián Boccia, la figura de la cancha (19 puntos, 10 rebotes), tuvo su momento estelar. El alero apareció para conectar cerca del aro y así alimentar la ilusión de su equipo. Del otro lado, la bandera de un individualista pero efectivo Facundo Campazzo le permitía a los dirigidos por Sergio Hernández (quien le puso punto final a un ciclo maravilloso dirigiendo a Peñarol con tres títulos en el bolso) mantenía “con vida” al visitante: 51-44. 


Apenas arrancó el cuarto y último período, Lanús sintió por primera vez “los efectos” del inminente pasaje a la final: sus jugadores ingresaron en “miedo escénico”. Y además, al minuto de juego, el equipo de Santander ya había cometido las cuatro infracciones del segmento y, ante cualquier roce, los jugadores de Peñarol iban a la línea. Pero el Milrayitas no supo aprovechar ese hándicap (3 de 11 en libres en ese segmento) y lamentó, de este modo, no poder dar “el paso al frente”. Coqueteó Peñarol, es cierto, y con un doble de Campazzo se puso uno abajo (54-53), cuando restaban 5m. 10s. Pero conversiones del hasta ahí `desaparecido` Patricio Prato, además de McFarlan, le permitieron al local dispararse 59-53, a cuatro minutos del cierre. 

El partido parecía liquidado, a menos de un minuto y medio, cuando Laprovíttola se equivocó feo: le cometió un foul a Safar (su quinta personal), cuando el zurdo había encestado desde más allá de la línea de los 6,75 metros. Conclusión: a falta de un minuto, Peñarol volvió a ponerse en partido (61-60), cuando parecía liquidado. Pero la suerte parecía signada, Lanús ajustó la eficacia desde la línea y con cuatro libres de Patricio Prato, selló el 65-60, que entregó la clasificación. 


“No todos los días se puede eliminar a un campeón de los quilates de Peñarol. Estamos superfelices. Pero todavía no hemos conseguido nada. Ya tenemos que pensar en Regatas”, declaró Boccia, la figura de la cancha. Al término del encuentro se dio una imagen poco usual: el técnico Hernández aplaudió la clasificación de Lanús y desde la tribuna local se le tributó un sentido agradecimiento, más allá de la conmovedora ovación que le dispensaron los hinchas de Peñarol, que exhibieron su orgullo, a pesar de no haber concretado el objetivo trazado. 


SÍNTESIS DEL PARTIDO:


Lanús (65): Nicolás Laprovíttola 10 (x), Lionel Schattmann 0, Adrián Boccia 19, William McFarlan 9, Robert Battle 6 (fi) Patricio Prato 17, Facundo Giorgi 4, Lucas Pérez 0, Fernando Martina 0. DT: Silvio Santander 

Peñarol (60): Facundo Campazzo 16, David Teague 3, Marcos Mata 6, Leonardo Gutiérrez 8, Martín Leiva 7(fi) Selem Safar 11, Franco Giorgetti 2, Matías Ibarra 2, Lucas Tischer 5 (x), Lisandro Rasio 0. DT: Sergio Hernández 


Parciales: 17-9, 32-23, 51-44 y 65-60. 

Árbitros: Alejandro Chiti, Daniel Rodrigo y Fabricio Vito.

Estadio: Antonio Rotili (3.500 espectadores).


REVIVÍ LA EMOTIVA VICTORIA DEL GRANATE SOBRE PEÑAROL


ALGUNAS POSTALES DE LA HISTÓRICA CLASIFICACIÓN DE LANÚS A LA FINAL



Fuente: Télam
Imágenes: Ligate una Foto
Video: Paul Bordis
Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD