UN ROMANCE INTACTO

Campeones juntos en Lanús, Román Martínez se reencuentra con Jorge Almirón en San Lorenzo. El volante que en marzo cumple 36 años llegó como jugador libre hasta 2020 al Ciclón, con un salario bajo y un contrato acorde a objetivos y partidos jugados.

Viejos son los trapos. ¿No, Román? Emblema del Lanús tricampeón con Jorge Almirón de técnico, Román Martínez encara un nuevo y prometedor desafío en su carrera: San Lorenzo de Almagro.

Luego de su salida conflictiva de Deportivo Morón a finales del año pasado, el volante de 35 años -en marzo cumple 36- estaba a la búsqueda de un club en Buenos Aires por un tema personal, ya que tiene un hijo pequeño de cuatro. Rechazado el interés de Aldosivi y en la mira de Huracán, finalmente desembarcó en la vereda de enfrente.

Este lunes, el ex mediocampista Granate superó con éxito la revisación médica en la Clínica Rossi de Capital Federal y se convirtió así en el séptimo refuerzo del Ciclón en este mercado de verano. Se suma a Fernando Monetti y Gonzalo Castellani, también con pasado en el Grana, que Almirón venía de dirigir en Atlético Nacional de Medellín. Otro ex Lanús campeón en 2016 que continúa en el plantel es Pablo Mouche.

“Yo me siento muy bien. Una vez que entre a la cancha, lo verán ustedes con sus propios ojos. Tengo experiencia y el entrenador me conoce muy bien, sabe lo que le puedo rendir y cree que todavía tengo mucho para dar”, aseveró Román, que firmó contrato por un año con un salario bajo, acorde a objetivos y partidos jugados. Este martes ya tuvo su primera práctica en el conjunto Azulgrana y se reencontró con Almirón. Un romance que sigue intacto a pesar del tiempo.

¿VUELVE COMO TÉCNICO?

Antes de acordar su llegada a San Lorenzo, Román Martínez dialogó con el programa radial Café Veloz y anticipó que tuvo una reunión con el presidente Nicolás Russo para trabajar en el club cuando se retire como futbolista. “Soy un agradecido para toda la vida con Lanús”, soltó.