“Sin un buen plantel es difícil cumplir objetivos”

Zubeldía charló a fondo con Lanús 2000 y dejó bien en claro que necesita jugadores que le den un salto de calidad al equipo. A pocos días del inicio de la temporada y del cierre del mercado de pases, Luis marcó la cancha y pidió reforzar el plantel para estar a la altura. “Tenemos que tener un plantel cada vez más fuerte, no cada vez más débil. No lo pienso solo yo, hay jugadores de experiencia que lo saben, que necesitan compañeros de más jerarquía”, manifestó el DT.

A Zubeldía se lo nota preocupado. Impaciente. Con la mente puesta en algo puntual. No le preocupa el inicio del campeonato. Tampoco le pesa la final perdida hace menos de un mes. Al DT de Lanús algo le huele raro. Luego de bancar la parada y cumplir con creces una temporada sin refuerzos, quizás esperaba a esta altura otra situación en cuanto a la conformación del plantel. Destaca una y otra vez que los más chicos estuvieron a la altura, y que el sacrificio de todos fue notable. Pero eso no alcanza. No, esta vez. Luis quiere incorporar jugadores. Y en un extenso mano a mano con Lanús 2000, lo dejó bien en claro de entrada.

“¿Cómo estoy? Expectante de cómo se puede cerrar el plantel, es muy importante la conformación, porque después se vienen partidos que son determinantes. Uno quiere tener una buena base como equipo para poder afrontar lo que se viene con la máxima aspiración. No pienso en el futuro, pienso en el mañana. Hoy solo pienso en eso, mientras seguimos trabajando”.

“Tenemos que tener un plantel cada vez más fuerte, no cada vez más débil. No lo pienso solo yo, hay jugadores de experiencia que lo saben, que necesitan compañeros de más jerarquía”.

Pasan los días, la danza de jugadores que pasan de un equipo al otro sigue girando y ninguno para en Lanús. Y de alguna manera, Zubeldía se la ve venir. Por eso, expone todos sus argumentos.

“Tenemos que tener un plantel cada vez más fuerte, no cada vez más débil. No lo pienso solo yo, hay jugadores de experiencia que lo saben, que necesitan compañeros de más jerarquía. Y eso en la Argentina no es fácil, menos en Lanús. Para hacer crecer a los jóvenes, necesitas varios jugadores así, y no sólo dos. Si no arrancás con un buen plantel y que sea fuerte, es difícil cumplir los objetivos. No siempre te va a salir redondo todo como en este semestre. De ahí nacen mis dudas, cómo quedará conformado el plantel… Hasta ahora, me la banqué bastante bien”.

“No sé qué va a pasar en este mercado de pases, pero si no pasa nada vamos a batir un record en Lanús. Entiendo la situación del club, pero también sé que lo necesitamos para poder competir”.

Sin dar nombres ni demasiada información, el entrenador de 40 años contó qué tipos de incorporaciones necesita para poder estar tranquilo a la hora de encarar un nuevo inicio de temporada.

“Estamos buscando características de jugadores que no tenemos hoy en día en el plantel. Mi idea es traer tres jugadores, y estoy mirando más de mitad de cancha hacia adelante que para atrás. Los jugadores jóvenes van a tener una meseta de rendimiento, y ahí hay que estar preparados. ¿Quién va a reemplazar a los chicos cuando no tengan un buen rendimiento? ¿Más jóvenes? Eso no pasa en ningún lugar del mundo. Lo estoy haciendo yo ahora acá. Y yo le abro las puertas al que sea si se quiere ir, que vaya y lo hable con la dirigencia. Yo lo tengo en cuenta, pero son libres”.

“¿Quién va a reemplazar a los chicos cuando no tengan un buen rendimiento? ¿Más jóvenes? Eso no pasa en ningún lugar del mundo. Lo estoy haciendo yo ahora acá”

DEL POST COVID A LA FINAL EN CORDOBA

– “En agosto entrenábamos por Zoom, después con burbujas de 7 jugadores, parecía algo imposible pero siempre con el sueño de poder salir campeones de algo, pasado el tiempo vimos que era posible con virtudes y defectos, pero con rivales durísimos, pero se llegó a una Final… Es un mazazo cuando estás tan cerca como nosotros y tenes un partido como el que tuvimos”.

UNA MALA TARDE QUE DERRUMBÓ LA ILUSIÓN

– “Soy realista de lo que tenemos. Pero en el futbol, aun teniendo un equipazo, te puede pasar también de tener un mal partido. Le paso a River, a Boca en la última Libertadores. Más en 90 minutos. En 180, sabes que podés jugar a otra cosa. Jugamos muy mal con Defensa, su estilo prevaleció por encima del nuestro. Su funcionamiento fue mucho mejor que el nuestro, en ningún momento nos dejaron entrar en partido. No encontramos ese circuito que solemos tener de mitad de cancha hacia adelante. Veníamos siendo muy fuertes en las bandas, con mucha intensidad, pero en este partido opté por tener más fútbol, por eso puse a Vera”.

DE LO MALO TAMBIEN SE APRENDE

– “Siempre digo que hay que aprovechar las oportunidades, uno nunca sabe cuándo puede jugar de nuevo una final, pero está lejos de ser el peor golpe que recibí como entrenador. Me duele mucho más otro estilo de partido o de eliminación. A cada partido le dimos una seriedad tremenda, sentí que nunca abandonamos nuestra idea. Los muchachos hicieron un esfuerzo enorme. Llegar a la Final fue un premio a todo ese esfuerzo.

TOMAR NOTA Y CORREGIR ERRORES

– “Algo que me enseñó esta Copa es que a medida que pasas de Fase tenes que reforzarte. Defensa lo hizo con Bou y Delgado, por ejemplo. Y los dos fueron titulares en la Final. Yo hubiese traído, intentamos en Semifinal, pero no pudimos. Era un jugador por banda, no teníamos un reemplazante natural de Acosta o de De La Vega. Ahí sí, tenemos que anotar estas cosas y ponerlo en práctica la próxima oportunidad. Terminamos jugando con cuatro delanteros, fuimos un equipo con mucho gol”.

PEPE, UN DT ADENTRO DE LA CANCHA

– “En los últimos partidos Sand me ayudó mucho a mantener el orden del equipo. Puede que por cansancio no llegue a una pelota, pero me ayuda a bajar una línea. Un grito de José adentro de la cancha vale mucho… Es un tipo muy escuchado, como Acosta. Lo respetan mucho. Él transmite lo ganador que es… No sé si lo voy a seguir teniendo este año”.

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS