SAND SALVADOR

Bruno Russo

, CRÓNICA, NOTAS

En un partido pobre de Lanús, el Pepe se vistió otra vez de héroe como frente a Colón para rescatar un agónico empate 1-1 en el segundo minuto de tiempo adicionado ante San Martín de San Juan. Gonzalo Castillejos cumplió con la ley del ex y adelantó a la visita en el primer tiempo.

Lanús retrocedió varios casilleros en lo futbolístico y estuvo a punto de caer ante el necesitado San Martín de San Juan. Sin embargo, el Granate tiene un salvador: el eterno José Sand, que se vistió de héroe a los 47 minutos del segundo tiempo para salvarle las papas al equipo de Zubeldía y rescatar un agónico empate 1-1.

El local no le encontró nunca la vuelta al partido ni pudo pregonar su idea de juego. Muy lejos de la versión que mostró en los últimos triunfos de local contra Gimnasia y Central. Le costó igualar el juego directo del Santo sanjuanino y por momentos se vio superado. De menor a mayor, los dirigidos por el Yagui Forestello inquietaron con la movilidad de Cristaldo y la buena pegada de Bogado para inquietar a Ibáñez.

Cerca del final de la etapa inicial, el Verdinegro tuvo su merecido premio: centro de Milo, pifia de García Guerreño y gol de rebote de Gonzalo Castillejos para cumplir con la ley del ex. Así, el Grana se fue en desventaja al descanso, con mucho para corregir.


En el inicio del complemento, Lanús salió con todo y mostró otra cara en los primeros cinco minutos, donde le anularon un gol lícito del Pepe Sand -lo habilitaba Cristaldo- y tuvo una opción clarísima que Marcelino Moreno no pudo concretar. San Martín lo equiparó con más ganas que fútbol y anuló al goleador correntino, dejándolo en offside en reiteradas ocasiones. También pudo aumentar la distancia en el marcador con un cabezazo al palo de Cristaldo.

Durante la recta final, por su parte, se jugó poco y se demoró mucho. El conjunto sanjuanino se aferró al 1-0 con todas sus armas y al Grana le costó entrarle. Con el tiempo cumplido, Trucco -de pésimo arbitraje- adicionó seis minutos y a los 47 llegó el desahogo de toda La Fortaleza. Córner de Pasquini, la peinó Marcelino y dentro del área chica facturó ÉL, José Gustavo Sand, como siempre, para romperle el arco a Ardente y arañar una igualdad agónica que vale casi como un triunfo.

¡SIGUE INFLANDO REDES! Fue el sexto gol consecutivo del Pepe en la Superliga, que lo ubica como el goleador de Lanús en el torneo. Ya suma 113 con la camiseta Granate y está a siete del récord histórico de Luis Arrieta. 


En el epílogo, todo San Martín se abalanzó contra el juez del partido por no permitir la ejecución de un tiro libre al borde del área, ya que se habían cumplido los seis minutos de adición. Bronca de un lado, alivio del otro. Cuando no se puede jugar bien, no hay que perder. Y Lanús lo cumplió.