RIBAS ES CANALLA

Relegado y con pocos minutos en cancha desde la llegada de José Sand, el uruguayo de 31 años fue presentado como nuevo refuerzo de Rosario Central. El equipo de Diego Cocca se queda con el delantero tras varias semanas de negociaciones a préstamo por un año, con opción de compra y con un cargo de U$S 400.000 para Lanús. Al irse cedido, no libera cupo de extranjero, aunque al no firmar planilla, el Grana podría incorporar un extranjero más.


Por:
Nicolás Gómez Cortés

Tras varias semanas de negociaciones, Sebastián Ribas se despide de Lanús para arrancar una nueva etapa en Rosario Central, donde será dirigido por Diego Cocca. Ambas instituciones llegaron a un acuerdo para que el delantero de 31 años llegue a préstamo al Canalla por un año, con un cargo de U$$ 400.000 para Lanús y opción de compra. Este jueves superó con éxito la revisión médica y firmó contrato para unirse a la pretemporada en Arroyo Seco.

De esta manera, el Granate se desprende de uno de los sueldos más altos del plantel, aunque no libera cupo de extranjero por tratarse de una cesión. No obstante, podría incorporar un extranjero más (¿será Leonardo Fernández) ya que el atacante charrúa no firmará planilla en la próxima Superliga.

https://twitter.com/CARCoficial/status/1149510034293813250

El uruguayo tiene 99 goles en 276 partidos disputados a lo largo de su extensa su carrera. En Argentina tuvo su mejor desempeño en Patronato en la temporada 2017/18, cuando anotó 13 tantos en 24 encuentros.


En Lanús, sus números fueron los siguientes: disputó 22 partidos (14 como titular) y marcó cinco goles, uno de ellos de penal. El dato es que en 2019, con la llegada de un intratable José Sand, Ribas lentamente fue quedando relegado y apenas sumó minutos ingresando siempre como alternativa desde el banco de suplentes. Fueron cinco presencias por torneos locales en los cuales jugó poco y nada, siempre entrando en el segundo tiempo.

A su vez, también sumó minutos con Vélez por la Copa de la Superliga (23’) y ante Huracán Las Heras por Copa Argentina (19’). Pasando en limpio, Ribas apenas disputó alrededor de 96 minutos de juego en un semestre olvidable para el Vikingo.