REPARTIERON PUNTOS

Al Granate se le volvió a escapar la victoria y terminó conformándose con apenas igualar con Estudiantes en la Fortaleza. Fue 1 a 1, gracias a los goles de Marcelino Moreno para el local y de Nazareno Colombo para el conjunto de La Plata. Fue el cuarto empate de manera consecutiva del equipo de Zubeldía, que cierra la Superliga ante San Lorenzo como visitante.

El saldo no es positivo. Lanús supo construir una Fortaleza desde la llegada de Luis Zubeldía a la hora de jugar como local. Y si bien, la realidad muestra que jugando en casa se hace fuerte, los dos últimos juegos, en los cuales tenía la obligación de ganar, no lo consiguió.

Por eso, ahora deberá hacerlo en cancha de San Lorenzo en la última fecha si quiere terminar bien arriba, ya que se ubica cuarto con 36 unidades pero comparte la misma cantidad de puntos con un lote de cuatro equipos más (Vélez, Racing, Rosario Central y Argentinos).

Vale remarcar que los puestos de copas no quedarán resueltos ahora, sino que se contarán también los obtenidos en la Copa de la Superliga.

Hablando del juego, se esperaba más de los dos. Pero la historia de Estudiantes siempre marcó esto, mucha lucha y poco juego. Lanús lo superó en la primera parte, pero no logró inquietar a Andujar salvo por alguna que otra trepada de Auzqui por derecha que nunca pudo culminar bien. Los caminos se fueron cerrando, los defensores del Pincha se cansaron de despejar centros altos o bajos, y sin ideas claras, el Grana se fue apagando.

En el complemento, cambiaba la suerte. Tras una buena combinación en el medio, y un centro preciso de Auzqui por derecha, apareció solito por el centro del área Marcelino Moreno. Y con un excelente cabezazo, dejó sin respuestas a Andujar para estampar el 1 a 0.

Parecía que las cosas empezaban a encaminarse para sumar de a tres, pero el Pincha hizo bien los deberes, y en apenas once minutos iba a empatar la historia. Mauro Díaz, de buen ingreso, dejó mano a mano a Colombo con Rossi, y el lateral sorprendió definiendo al primer palo desde un ángulo complicado. La pelota ingresó pidiendo permiso y así todo volvía a la normalidad: 1 a 1.

El último cuarto encontró a un Lanús desesperado y a un Estudiantes pensante, para lastimar de contra. Zubeldía metió mano, pero los ingresos no tuvieron la llave del triunfo a pesar de sus buenas intenciones. El Pincha, hasta el último suspiro, dio la sensación que si estaba fino podía quedarse con los tres puntos ante un rival desprotegido en su campo. De hecho, de no ser por Rossi, el pibe Sarmiento hubiera celebrado el gol de la victoria. Y en la última casi se lo lleva con una definición de Retegui que devolvió el palo.

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS