RELOJ NO MARQUES LAS HORAS…

CALIENTES. Sigue la bronca por el horario ante Boca.
El plantel granate no tiene respiro. Luego del triunfo ante Libertad, que le permitió meterse en la Final de la Sudamericana, el plantel retomó a los entrenamientos esta mañana ahora con la mente puesta en Boca. El partido que estaba pactado para las 21.15 y que se adelantó para las 18.15 (dirige Diego Ceballos), hizo levantar temperatura tanto al cuerpo técnico como a los jugadores de Lanús por el poco tiempo de descanso. “Nos perjudican y somos el equipo que está representando al país a nivel internacional, no tiene lógica”, disparó más de uno. A pesar de que lo ampare el reglamento, el panorama pinta complicado. Por un lado, vale mencionar que no se puede jugar sin haberse cumplido 72 horas del último encuentro (ante el Xeneize serán 69, más las altas temperaturas pronosticadas). Por el otro, decir que el Grana tiene derecho de pedir la prórroga de la última fecha ante Newell’s por ser finalista, algo que por ahora también será rechazado desde la AFA. Por ahora no queda otra que prepararse de la mejor manera para continuar peleando en los dos frentes.


Los jugadores trabajaron durante la mañana en dos grupos. Por un lado, los titulares se quedaron en el gimnasio haciendo tareas regenerativas mientras que el resto hizo fútbol espacios reducidos. Sobre el final del mismo, Guillermo, Gustavo y Víctor Ayala fueron los últimos en retirarse ya que se quedaron ejecutando tiros libres con todos los arqueros excepto Agustín Marchesín. Pensando en el probable once ante el conjunto de la Ribera, los Mellizos tienen pensando esperar al menos hasta mañana para evaluar en qué estado físico se encuentra la mayoría de ellos ya que la idea es sumar de a tres para seguir con chances de pelear por el título. Dato curioso: No salió la lista de convocados si no que Barros Schelotto le dijo a todos sus jugadores que mañana lleguen a la práctica con la vestimenta adecuada para quedar concentrados ya que todos tienen chances. El que no estará por la lesión que sufrió en la noche de ayer es Lautaro Acosta, quien por la tarde se estará haciendo los estudios correspondientes para detectar con exactitud lo que se prevé: un nuevo desgarro, según contó el cuerpo médico, en el bíceps femoral izquierdo. Si bien el Laucha sueña con estar al menos en el partido de vuelta con el Ponte Preta, es casi imposible ya que llegaría con apenas 13 días de recuperación.
Del otro lado, Carlos Bianchi continúa probando variantes para llegar con el mejor material disponible a la Fortaleza ya que a pesar de la derrota con All Boys todavía cuenta con chances matemáticas de pelear el título. Sin Juan Román Riquelme, desgarrado, ni Nahuel Zárate (llegó a la quinta amarilla), el Virrey meterá mano en todas sus líneas, un total de seis modificaciones. Para empezar, probó en el primer ensayo con Orión; Caruzzo, Pérez, Díaz e Insúa; Erbes, Gago, Ledesma y Sánchez Miño; Martínez y Gigliotti. Sin embargo, en el ensayo de esta jornada Bianchi realizó nuevas modificaciones. Respetando la línea defensiva, el DT sacó a Erbes y Sánchez Miño para probar a los juveniles Celeste y Acosta respectivamente. A su vez, en la delantera hizo algo similar: adentro Riaño y Blandi, afuera Martínez y Gigliotti. Con este panorama, habrá que esperar un poco más.

Por Nicolás Gómez Cortés (@Ngomezcortes)

Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS