LAUCHA AL RESCATE

Lautaro Acosta, capitán de Lanús, acelera la recuperación de su lesión para estar a disposición el lunes ante Arsenal en Sarandí. La baja confirmada es la de Nicolás Pasquini, con una molestia muscular. Entre Darío Cáceres y Bernabei saldrá su reemplazante. 

Con tres derrotas a cuestas, y en busca de cortar la mala racha, Lanús visitará el lunes a las 19:00 a Arsenal en Sarandí, por la fecha 15 de la Superliga (dirige Jorge Baliño).

En la práctica del jueves, Luis Zubeldía delineó una práctica de fútbol a puertas cerradas en el estadio, sin indicios aún del probable once para enfrentar al Viaducto, a la espera de dos referentes del equipo que llegan entre algodones.

Por un lado, el capitán Lautaro Acosta, quien arrastra un desprendimiento en el aductor de la pierna derecha desde el partido de la fecha 9 ante Central (1-1). Volvió a las canchas en el clásico, aunque se exigió más de lo debido y la lesión se resintió.

“Por ahora estoy complicado. Me apuré al volver, había probado en un 60, 80% realmente y no me dolía nada. Cuando me tocó jugar contra Banfield, no me sentí cómodo en ningún momento y no hice un buen partido. Estamos evaluando si llego contra Arsenal o Racing”, aseguró el Laucha en diálogo con Diario Olé. Lo cierto es que ayer entrenó con normalidad y hay optimismo para que concentre el domingo.


El otro caso es el de Nicolás Pasquini, subcapitán del Grana que recientemente superó las 200 presencias en el club. Arrastra una fatiga muscular del último encuentro ante Defensa y Justicia, que no le permitía ser de la partida en Sarandí. Si no llega, su reemplazante saldría entre Alexandro Bernabei y Darío Cáceres, ausente en la convocatoria frente al Halcón por un esguince de tobillo izquierdo. “Probé en la semana y respondió bien”, le contó Chicha a Fortaleza Granate.