PUNTO CALIENTE

Bruno Russo

, CRÓNICA, NOTAS

En el Día del Hincha de Lanús, el Grana cortó la racha de derrotas en Sarandí y rescató un empate 1-1 ante Arsenal con gol de Pedro De La Vega a diez minutos del cierre. Nicolás Giménez adelantó al local, molesto con la terna arbitral por dos goles anulados. Zubeldía reclamó un penal no cobrado a Orsini y se fue expulsado por Baliño. Show de polémicas y cruces al final. Hot.

El empate en Sarandí tiene sabor a alivio para Lanús, que en el día del hincha pudo cortar la malaria de tres derrotas en fila y llevarse un punto -caliente, por cierto- de una cancha siempre complicada como la de Arsenal.

Fue 1-1 en el cierre de la fecha 15 de la Superliga, con un trámite cuesta arriba para el Grana y el desahogo por el gol de Pedro De La Vega a diez minutos del epílogo.

El equipo de Zubeldía no encontró los caminos ni el fútbol en todo el partido. Salvo el empuje de los minutos finales después de la igualdad, Lanús repitió otra producción de bajo vuelo frente al Arse, mejor plantado en cancha y dueño de mayor cantidad de ocasiones de gol, con el remate de media distancia como el arma preferida de los dirigidos por el Huevo Rondina. También lo buscaron mucho a Juan Manuel García por la vía aérea, con varios cabezazos que le dieron trabajo a Rossi.

Sin embargo, la chance más clara de esa floja primera mitad le favoreció al Granate con un remate de Sand al palo, desde un ángulo cerrado, tras bochazo inicial de Vera y asistencia posterior de Auzqui. Eso fue todo lo que generó el equipo de Luis en los 45′ iniciales.

La historia no cambió en el complemento. Por el contrario, se profundizó la supremacía del Viaducto, que avisó de entrada con un zapatazo de Nicolás Giménez al travesaño (había mano en el control). Y pocos minutos más tarde, a los 12, lo cristalizó en el resultado con una gran acción individual del propio Giménez, quien tuvo tiempo para enganchar dentro del área y sacar un remate bajo junto al primer palo de Rossi para el 1-0. ¿La defensa de Lanús? Bien, gracias.

Sin reacción ni una respuesta futbolística, Zubeldía metió a Orsini y a los 30 mandó toda la carne al asador con Bernabei y De La Vega. Sólo cinco minutos le alcanzaron a Pedro, autor de los últimos dos goles del Grana en el torneo, para igualar las acciones, empujando un envío del Perrito Auzqui que desvió Orsini en el trayecto.

El delantero ex Sarmiento fue protagonista luego de una de las polémicas de la noche en Sarandí, por un cruce de Álvarez Suárez en la que todo Lanús reclamó penal. Por el pedido desmedido, Baliño echó a Zubeldía. Pero Arsenal tuvo las suyas. En la hora, el asistente 2 Andrés Barbieri le anuló un tanto por posición adelantado a Pereyra, que convertía de cabeza. En el primer tiempo, del otro lado, el línea 1 Julio Fernández no cobró un gol lícito de García por supuesto offside.

Final caliente que tuvo de todo en Sarandí: dramatismo, incertidumbre y cruces varios, como la discusión de Valenti que se le plantó al Pepe Sand y lo confrontó adelante de todos. En definitiva, un punto que sirve para frenar la racha adversa y terminar el año con otra cara. El sábado, ante Racing, hay que volver a las raíces para despedir el 2019 bien arriba.