Primero hay que saber sufrir

Lanús no la pasó bien en su debut de Copa Argentina. En Sarandí, jugó un primer tiempo para el olvido contra el humilde Real Pilar -de la Primera C- y se fue abajo en el marcador, por el gol de Diego Crego. Sin embargo, en el complemento las cosas cambiaron y terminó consiguiendo la clasificación. Fue 3 a 1 nomás, gracias a los gritos de José Sand (penal), Franco Orozco (en posición adelantada) y Nicolás Orsini. En la próxima etapa, el Grana se medirá contra Patronato por los 16avos de Final.

Hay errores que te pueden dejar fuera de combate muy rápido. Días en los que te levantas mal y no hay vuelta atrás. Y ese parecía ser el panorama para Lanús en la noche de Sarandí. Justo en su debut por Copa Argentina, y ante un -para muchos- desconocido rival como Real Pilar de la Primera C. Es que los dirigidos por Zubeldía hicieron todo lo posible para pasarla mal, jugando un primer tiempo para el olvido.

Más allá de un comienzo quizá alentador, con alguna llegada de De La Vega por derecha, un tiro libre de Esquivel o un cabezazo solitario de Belmonte, el Grana de a poco se apagó. Se quedó sin argumentos muy fácilmente, y de manera insólita perdió el control del juego. Eso le dio confianza a Real Pilar, que con sus humildes armas se las arregló no solo para empezar a llegar al arco rival, si no a ponerse adelante en el marcador. A los 43 minutos, Diego Crego puso el 1 a 0, para nada exagerado. Lanús lo mereció. Perdido en todas sus líneas, con bajos rendimientos que preocupan (De La Vega atado a la banda no da signos de mejorías, ni Vera o Esquivel cuando tienen minutos en cancha), se complicó demasiado.


En el segundo tiempo, al minuto de juego tuvo un golpe de alivio importante cuando José Sand facturó de penal y puso las cosas 1 a 1. Pero, así y todo, su rival insistió y le hizo frente en todo momento. Otra hubiera sido la historia si Arasa, árbitro del encuentro, le hubiese sacado la merecida tarjeta roja a Matías Pérez por el terrible planchazo contra Ríos a los 19 minutos.


Para colmo, un ratito después, tras una buena maniobra de Lautaro Acosta, el que apareció para estampar el 2 a 1 a favor del Grana fue Franco Orozco, con la salvedad de que el delantero que recién había ingresado estaba en posición adelantada. Sí, Real Pilar fue perjudicado por duplicado. Luego, con un Lanús más afianzado con los ingresos de Quignón y Orsini, el resultado pudo ser más abultado. Bernabei tuvo dos chances claras, de las cuales una pegó en el palo. Sobre el final, tras una linda habilitación de Sand, el que liquidó el asunto fue Nicolás Orsini, con un leve desvío en un defensa contrario (Fernández).


Sí, primero hay que saber sufrir para este Lanús que sumó su tercer triunfo al hilo en lo que es este arranque de temporada, que tiene puntaje ideal en el torneo local y que ahora deberá medirse con Patronato para seguir avanzando en la Copa Argentina. Jugando de esta manera, le será muy complicado.

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

COPA DE LA LIGA

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD