PEPO, LANÚS TE ESPERA

La Selección Sub-20 no pudo coronarse campeón del Sudamericano en Chile. Le alcanzaba con el empate ante Brasil, pero cayó 1-0 y se quedó con las ganas del título. Igualmente, consiguió el objetivo y se metió en el Mundial de Polonia y también en los Juegos Panamericanos de Lima. Pedro De La Vega fue titular y cerró un muy buen certamen. Ahora, le toca volver al Granate y empezar a entrenarse para ganarse nuevamente un lugar en la consideración de Zubeldía.


Por:
Nicolás Gómez Cortés

El equipo de Fernando Batista se quedó con la espina de no poder traer el título del Sudamericano Sub-20 por sexta vez en su historia. Si bien ya había conseguido lo más importante, los pasajes al Mundial de Polonia -que se desarrollará del 23 de mayo al 15 de junio de este año- y también la clasificación a los Juegos Panamericanos de Lima, tenía la posibilidad de cerrar el certamen en Chile con el premio mayor.

Para eso, le alcanzaba con sólo empatar en el clásico sudamericano ante Brasil, ya que superaría a Ecuador por diferencia de gol. Sin embargo, la Verdeamarela -que a su vez necesitaba ganar por tres goles para quedarse con el último cupo vacante al Mundial- lo derrotó por 1 a 0. En fin, un resultado que no le terminó sirviendo a ninguno de los dos.

https://twitter.com/Argentina/status/1094803763750232066

Pasando el limpio, el Sub-20 terminó en la segunda ubicación del Hexagonal con 9 puntos (tres victorias y dos caídas). Ecuador fue el campeón con 10 unidades, mientras que Uruguay y Colombia también clasificaron con ocho y cinco puntos, respectivamente. Por como había arrancado el equipo del Bocha, sin dudas que el saldo termina siendo muy positivo. Hay muchas cosas para corregir, pero ahora cuenta con algo primordial para lograrlo: tiempo para trabajar. Y material de sobra, hay jugadores en todos los puestos para conseguir grandes logros.

Entre ellos, Pedro De La Vega podría ser unas de las joyas a explotar. Es que el juvenil Granate, con 18 años recién cumplidos, es la gran apuesta no sólo de Lanús, sino también del seleccionado.

Durante el certamen, Pepo mostró mucho potencial y fue de los puntos más altos del equipo, lo cual hizo que varios grandes de Europa depositen sus ojos en él: jugó nueve encuentros, seis como titular.

Sin vacaciones ni días de licencia, De La Vega debe presentarse este martes en Cabrero y Guidi para su primera práctica con el plantel profesional de Lanús en 2019, tras la experiencia con la selección juvenil en Chile.

Una deuda pendiente es que el delantero que juega habitualmente como extremo no pudo marcar goles, a pesar de haber contado con varias chances. En el Grana, acumula nueve partidos en Primera, alternando cinco como titular y cuatro ingresando desde el banco de suplentes, aunque tampoco pudo debutar en la red.