No tiene aguante

Lanús no aprovechó su mejor momento y otra vez se terminó quedando con las manos vacías en el final. Fue 2 a 1 en contra, en La Fortaleza y ante un duro Gremio, claramente superior en el desarrollo. Léo Pereira y un imparable Santos Ferreira fueron los goleadores del conjunto brasileño, mientras que Tomás Belmonte empató transitoriamente. Se complica la Sudamericana para el Granate.

Lanús sigue de racha. Negativa, claro. Sus números, lo dicen todo. De los últimos seis partidos, ganó apenas uno, frente a Aragua. El resto, incluyendo la eliminación de la Copa Argentina por penales ante Patronato, fueron todos dolores de cabeza. Derrotas, frustraciones y un sinfín de equivocaciones que hicieron que un equipo que estaba a flote hace algunas semanas atrás, siga pinchándose y cayendo al vacío desesperadamente. Y sin freno, lamentablemente para Zubeldía y sus dirigidos, que siguen sin encontrarle la vuelta.

Gremio, al igual que Vélez en la previa, era un partido que dentro de la lógica del fútbol podía tener este tipo de desenlace. Más allá de la fuerza que pudo hacer Lanús, de a ratos, ambos rivales demostraron en todo momento estar varios escalones por encima.


Desde el inicio, hasta el final del partido, impusieron toda su categoría. No sólo en nombres, sino en el juego. Inalcanzables para el Grana. Por más amor propio, no parar de correr, intentar, siempre estuvo al borde del precipicio. Sin embargo, en ambos encuentros, hubo momentos claves en los cuales Lanús estuvo a tiro pero no los supo aprovechar. Con el partido 1 a 1, con el envión del empate de Belmonte, falló en el área rival. Y luego, no supo o pudo aguantarlo: desborde, centro atrás y definición precisa de Santos Ferreira para poner el 2 a 1.

Pero no fue en lo único en que se pareció este 2 a 1 en contra al del domingo con el Fortín. De un córner a favor, el equipo de Zubeldía terminó sacando del medio. Mal rechazo de Aude, que luego no pudo frenar al veloz Ferreira, quien hizo todo el resto y se la sirvió en bandeja a Pereira para que ponga el 1 a 0. Sí, otra vez mal parado. Por más presión, esfuerzo y buenas intenciones, errores que se repiten terminan siendo claves para sumar una nueva derrota que ahora lo deja mal parado en la Copa y seriamente comprometido.


¿Mejoró en algo el equipo? ¿Qué se puede destacar a esta altura y con este presente? Lo mejor se vio en el segundo tiempo. Zubeldía movió rápido el tablero y los ingresos de de Quignon -increíblemente suplente- y Orsini dieron sus frutos. A partir de allí, Lanús acorraló a Gremio, le generó varias situaciones de riesgo y sobre todas las cosas llegó al empate. Luego, insistió y casi logra la ventaja. Se quedó en los últimos diez, pero fue por más mérito del equipo brasileño que por errores propios. Otro ítem positivo fue la actitud. Los pibes no pararon de correr, pelearon cada pelota como si fuese la última y estuvieron a la altura de una competencia internacional ante, quizá, el más serio candidato al título.

El futuro es incierto, el panorama muy complicado y el estado anímico pesa semana tras semanas. Boca, en la Bombonera, otro dolor de cabeza para que Zubeldía intente levantar a un equipo que no le encuentra la vuelta.

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

COPA DE LA LIGA

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD