NINGÚN MATADOR POR VICTORIA

Lanús rescató un valioso punto en su visita ante Tigre al empatar 1 a 1 en Victoria. Tras un primer tiempo con varias llegadas claras de ambos lados, los goles llegaron en el complemento y los dos por pelotas paradas. El local se puso en ventaja a los 20 minutos por la aparición goleadora, tras un rebote,  de Federico González. Sin embargo, a los 29, el que también mojó luego de otro tiro de esquina fue Tomás Belmonte. Sobre el final del encuentro el Matador estuvo cerca de llevarse los tres puntos, pero Matías Ibañez se hizo gigante para mantener la igualdad. El Grana sumó su tercer partido sin perder, con dos empates y un triunfo.

En un choque en donde ambos equipos se jugaban mucho para tratar de engrosar su promedio, Lanús se fue más conforme que Tigre con el empate 1 a 1. Es que el local quizá mereció un poco más, sobre todo en los últimos minutos cuando Matías Ibañez tuvo un par de apariciones importantes para evitar que el Matador se quede con el triunfo. El punto, sirve para continuar sumando luego de un pésimo arranque y sobre todo para seguir sin perder. Los dirigidos por Luis Zubeldía, que no ganan como visitante hace 8 partidos (6 empates y 2 derrotas), ahora acumulan 7 puntos en la Superliga pero tres sin derrotas, con 2 igualdades y un triunfo.

En el primer tiempo, la historia fue pareja aunque Tigre mostró leves mejorías, más que nada en el juego ya que en situaciones ambos generaron chances claras. De hecho, fue Lanús el que tuvo dos que no fueron gol de milagro. La primera, tras una serie de rebotes que ni Torsiglieri de cabeza, en primera medida, ni Ribas luego de la tapada de Batalla. El propio delantero uruguayo, también contó con otra oportunidad que extrañamente falló, al no poder entrarle de manera efectiva cuando quedaba de cara al arco del Matador. El otro que probó de media distancia con un derechazo de sobre pique fue De La Vega, pero Batalla desvió al tiro de esquina sin inconvenientes. Por su parte, el local también pudo haber conseguido la apertura del marcador. Pablo Cavallaro, solo pero exigido debajo del arco, no pudo conectar de cabeza el centro de González y la pelota de manera increíble se fue por encima del travesaño. Clarísima. El propio Cavallaro y también Cachete Morales probaron con sendos remates que no incomodaron para nada a Matías Ibañez.

En el segundo tiempo bajaron la intensidad, jugaron menos y metieron más. Tuvieron que pasaron poco más de 20 minutos para ver la primera jugada de riesgo, que casualmente terminó en el gol de Tigre. Fue a los 22, cuando tras un tiro de esquina mal cobrado por Facundo Tello (era saque de arco), Matías Pérez García elevó un buen centro para un mejor anticipo de taco de Caire. La respuesta de Ibañez fue muy buena, pero el rebote quedó cortó y Federico González solo tuvo que empujar el balón para poner el 1 a 0. Aparecieron los espacios, el Grana se la jugó para conseguir la igualdad y minutos más tarde por la misma vía se pudo dar a los 29. Tras otro tiro de esquina, Ribas por el segundo palo bajó el balón de cabeza y Belmonte también de arriba se estiró para estampar el 1 a 1. El Matador sintió el golpe, y fue por la victoria. Lucas Menossi de media distancia probó a Matías Ibañez, que no solo le tapó su disparo si no que también hizo lo propio con el rebote de Cachete Morales. Excelente lo del arquero Granate. En tiempo adicionado, y tras un pelotazo de media cancha, el Matador no se llevó los tres puntos de casualidad. Kevin Ramírez se encontró con la pelota sorpresivamente y la quiso picar por encima de Ibañez. Apenas afuera. Y para bajar la persiana, en la última de la noche, otra vez Caire probó de media distancia para otra vez hacer lucir a Ibañez.