MIGUELITO, UN FUERA DE SERIE

Miguel Almirón fue la gran figura del empate entre Paraguay y Argentina, en la segunda fecha de la Copa América, con una actuación descomunal y participación directa en el gol de Richard Sánchez tras una corrida inolvidable por la banda izquierda. También fueron de la partida Gustavo Gómez, otro de alto rendimiento, y Matías Rojas, ambos con pasado también en Lanús.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

Está más que claro que cuando juega Lionel Messi, todas las miradas y un sinfín de elogios suelen recaer en él. Sin embargo, hubo una excepción si del capitán del Barcelona se habla y tiene a Miguel Almirón como principal responsable. Sí, el volante paraguayo -de actual presente en el Newcastle de Inglaterra- fue la gran figura en el empate 1 a 1 de la Selección de Paraguay ante la Argentina con una actuación fuera de lo común.

Velocidad, gambeta y un despliegue admirable para el ex Lanús, quien además tuvo participación directa en el gol del conjunto Guaraní. Una corrida fiel al estilo de Miguelito, por la banda izquierda, que tuvo como desenlace el gol de Richard Sánchez. Se fue reemplazado a los 42 minutos del complemento recibiendo un aplauso general de todo el estadio.

Otro ex Granate que estuvo en el podio de la noche brasileña fue Gustavo Gómez, capitán del elenco dirigido por Eduardo Berizzo. El defensor de 26 años, del Palmeiras, se destacó por su firmeza en la última línea. Recibió tarjeta amarilla a los 32 minutos del primer tiempo por una fuerte infracción contra Lautaro Martínez, pero el resto del encuentro fue implacable. En tanto, Matías Rojas también fue de la partida pero con un rendimiento mucho más regular.