“Me sentí identificado con Lanús y el crecimiento extraordinario del club”

Santiago Silva, campeón de la Sudamericana 2013 con el Grana, recordó su llegada de la mano de los mellizos Barros Schelotto, después de su pasado en Banfield. También contó detalles de su salida por una “diferencia” con Gustavo, producto de un episodio con latas de cerveza en un viaje de vuelta desde Santa Fe.

Santiago Silva es uno de los lindos personajes que protagonizó la última década del fútbol argentino. Por cumplir 40 años en diciembre, el delantero uruguayo deambuló por una decena de clubes desde su primera experiencia con Newell’s en 2005. Entre ellos, su paso con un título por Lanús, procedente desde Boca, con goles decisivos en la consagración de la Copa Sudamericana 2013.

“Yo había jugado en Banfield. Me acuerdo que estaba cenando con mi señora y mi hija y me llama Guillermo, preguntándome si quería jugar en Lanús, por mi pasado. Le dije que me encantaría, soy un profesional y no tengo ningún problema. Y así me fui”, recordó el Pelado en una charla virtual con Perfil Bulos, el canal de You Tube del periodista Federico Bulos.

“Desde el primer momento que llegué a Lanús me sentí muy cómodo, identificado con muchas cosas. Vi una institución en un crecimiento extraordinario, de infraestructura y de club”, elogió el Tanque, quien añadió: “Que estén Guillermo, Gustavo y Valdecantos me convenció. Todo lo que viví fue excepcional, cómo crecieron ellos, el club y nosotros como futbolistas. Nos tocó hacer un buen campeonato y ganar una Sudamericana”.


Sin embargo, no todo fue color de rosas durante su estadía en el Granate. Hace cinco años, en marzo de 2015, Silva rescindió su vínculo por motivos extrafutbolísticos que se encargó de contar en el reportaje. “Después tuve una diferencia de pensamientos, porque yo estaba peleando por algo del grupo y se los estaba culpando a dos o tres compañeros. Sentí que era algo injusto. Yo me podría haber hecho el boludo (Sic), como hay muchos que lo hacen y la dejan pasar. Entendí que no era justo, lo hablé y no gustó. Silva se tuvo que ir de Lanús, con contrato vigente. Hoy hubiese tenido la misma actitud si me pasara de nuevo. Es mi esencia y mi forma de ser, no la voy a cambiar”, aseguró tajante.

Acto seguido, el actual atacante de Argentinos Juniors ahondó en detalles sobre el incidente en cuestión, a la vuelta de un viaje del plantel desde Santa Fe. “El problema fue por eso y era algo que hacíamos cotidianamente cuando volvíamos de los viajes, para distenderse. Nada más. No por tomar una cerveza vas a ser un borracho… En ese momento los que pagamos fuimos los que estuvimos cerca. La realidad es que a mi no me gusta la cerveza, prefiero el vino. Pero es algo normal, no me interesa que se haga público o lo que sea. Ese fue el motivo y por pequeñas cositas, por no solucionarlas en el instante, terminó todo así. Silva afuera, al tiempo se tuvo que ir el Marciano Ortiz y también un arquero. Son experiencias de vida. Quería seguir en Lanús, pero me tocó ir a Arsenal y por suerte pude seguir haciendo goles”, manifestó.


Para finalizar el tema, el Pelado no anduvo con rodeos y especificó con cuál de los mellizos Barros Schelotto mantuvo aquel altercado. “La pequeña diferencia fue con Gustavo, no con Guillermo. Pero sería un maleducado si dijera que tuve problemas con tal persona y no viese lo bueno. Antes que nada soy un agradecido a ellos dos y a Valdecantos. Y se lo hice ver después de los partidos, cuando ellos eran técnicos de Boca y tuve que enfrentarlos. Siempre hay que ser agradecido, más allá de las circunstancias”, concluyó.


Fotos:
Pablo Villán

Bruno Russo

Bruno Russo

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD