“ME COSTÓ ADAPTARME A LO QUE PRETENDÍA ZUBELDÍA”

Fernando San Román

, NOTAS

En una entrevista en exclusiva con Facundo Quignón, el volante habló sobre cómo fue su llegada a Lanús y todos los caminos que tuvo atravesar para lograr ocupar un lugar dentro del equipo titular. Asimismo, el centrocampista destacó su nueva función en el campo de juego y dio respuesta a lo que piensa cada vez que la gente lo compara con Marcone: “Está bueno -y raro a la vez- que me comparen con Iván; pero me falta demasiado para llegar a lo que él consiguió acá. Dejó un sello muy grande en el club”, soltó el mediocampista.

A pesar de desempeñar un rol silencioso dentro del campo de juego, las grandes actuaciones de Facundo Quignón en los últimos partidos de Lanús, hicieron que el volante se ganara un puesto entre los once titulares del equipo.

Actualmente convertido en pieza clave en el mediocampo de Luis Zubeldía, Quignón cuenta los motivos por los cuales prefirió arribar a Lanús en lugar de optar por otra opción: “Llegué al club porque en su momento me llamó Carboni. Sentí que era una buena oportunidad para jugar y mostrarme, y, además, una linda institución”.

Si bien cuando el pampeano se calzó el buzo de DT, el centrocampista no era considerado dentro del once inicial; con el correr de los partidos se fue ganando de a poco su lugar entre los titulares y hoy en día se convirtió en un hombre esencial para la idea de juego propuesta por el entrenador: “Los primeros partidos no los jugué porque me costó adaptarme al sistema y a lo que pretendía el DT, que era muy distinto a lo que había jugado en otro clubes. Desde hace años, Lanús tiene una idea de juego que lo identifica”.

Conforme con su presente, el mediocampista Granate habló sobre su nueva función en el equipo y destacó el rol que ocupa dentro de la cancha: “Es la primera vez que juego como único 5. Me siento cómodo porque la pelota pasa más por mi y me hago eje de las jugadas. Siempre fui complemento de un 5 más retrasado, me encargaba más de juntarme con los delanteros”.

Tras haber jugado un año en la Lepra, “Facu” destaca las enseñanzas que le dejó su anterior entrenador y la importancia que éste tuvo en su formación como jugador: “Cuando estaba en Newell’s, Osella me remarcaba mucho el tema de la recuperación y el posicionamiento. Fue ahí cuando me sentí más cómodo y aprendí varios conceptos tácticos”.

A pesar del buen desempeño demostrado en sus últimas actuaciones, el ex Newell´s Old´s Boys es autocrítico consigo mismo y siente que todavía tiene muchas cosas para corregir: “Lo que más tengo que mejorar es el posicionamiento cuando el equipo está en ataque para poder marcar mejor y cubrir los espacios”.

Luego de haber llegado al límite de acumular 15 partidos sin victorias, el hombre nacido en Capital Federal cuenta cuáles fueron las claves para que el Granate pueda salir adelante y superar esa dura barrera: “Después de un inicio malo en cuanto a resultados, nos propusimos comenzar a sumar corrigiendo por líneas los errores que cometíamos y que nos costaban goles”.

Encontrándose el equipo en clara levantada luego de conseguir dos empates y un triunfo en sus últimas tres presentaciones, el volante contó la forma en que el equipo debe salir a jugar para seguir manteniendo esta buena racha: “Estamos en el camino de tratar de ser lo más sólidos posibles en la defensa, pero sin descuidar la parte ofensiva -hacer transiciones rápidas- para poder marcar goles porque convirtiendo se ganan los partidos”.

Sin embargo, el volante es consciente que a pesar de los buenos resultados obtenidos, el equipo está teniendo serios inconvenientes a la hora de culminar las jugadas: “Uno de los puntos a mejorar es la efectividad. Tenemos muy buena circulación de pelota, pero en los lugares más importantes, que son de 3/4 en adelante, ahí está el debe. Nos está faltando más precisión para terminar las jugadas”.

Difícil de alejarse de las comparaciones, el hombre nacido en Capital Federal mencionó las diferencias que encuentra entre los planteos dispuestos por Carboni y Zubeldía: “Con el Kely teníamos más la posesión, pero en la mayoría de los partidos nos convertían, y era muy difícil reponerse. Hoy en día, la solidez defensiva te da gran parte de la victoria. Con Luis nos enfocamos en ese aspecto”.

Asimismo, el volante habló sobre lo que siente cada vez que lo comparan con Iván Marcone, quien sin lugar a dudas fue uno de los máximos emblemas del club y uno de los jugadores más queridos por el pueblo Granate en los últimos años: “Está bueno -y raro a la vez- que me comparen con Marcone; pero me falta demasiado para llegar a lo que él consiguió acá. Dejó un sello muy grande en el club, toda la gente habla muy bien de su paso por Lanús”.

Pensando ya en el próximo partido frente a Huracán, todo hace parecer que Quignón llegaría con lo justo a recuperarse del golpe que lo tiene a maltraer desde hace una semana:“Estoy con un golpe (el miércoles pasado, en el entrenamiento) que me impidió entrenar el miércoles y jueves. Estuve en duda para el partido con Tigre. Espero llegar bien al lunes y, si el DT decide que juegue, estar al 100%”.