MAXI VELÁZQUEZ, A FONDO

El jugador que tiene el récord histórico de presencias con la camiseta de Lanús con 421 partidos disputados, habló después de mucho tiempo sobre varios temas interesantes en Lanús Radio. El ex capitán del Granate se refirió en profundidad a su salida del club: “Yo tenía otros sueños para finalizar mi carrera que no se dio”. También contó que se está tomando con calma la transición antes de ser DT ya que “es difícil entrar en el circuito y es importante el primer paso”. 

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

– Su salida de Lanús y una deuda pendiente: despedirse en la Fortaleza.

– “Preferí alejarme un tiempo de lo que era el mundo de Lanús, que pase un poco de agua por debajo del puente… Yo tenía otros sueños para finalizar mi carrera que no se dio. Son momentos del fútbol que realmente no los entiendo aunque hubiese querido que sea de otra manera. Pero ya lo hemos hablado con Nicola (por Russo) de manera privada y quedó todo arreglado. Son decisiones futbolísticas que se toman y las respeto, las entendía por ese lado porque hace 20 años que estaba en el fútbol, pero que no me había gustado la manera, nada más. Me quería despedir de la gente adentro de la cancha”.

– Y el ganador es… Zapatazo inolvidable en cancha del Gasolero. Un grito sagrado.

– “El gol que le metí a Temperley fue el más lindo que hice en mi carrera. Justo nos habíamos juntado en la semana con el Negro (Matías Ibañez, arquero del Celeste en ese entonces) y le había dicho que le iba a convertir un gol. Por suerte pude cumplir. Fue una jugada preparada, que ya la habíamos hecho contra Deportivo Cali en el 2014 por la Copa Libertadores”.

– La fiesta en el Monumental, la mejor muestra de fútbol de su carrera.

– “De la época que yo jugué, el mejor partido por lejos fue de la final contra San Lorenzo que salimos campeones en el Monumental. Hace poco lo volví a ver y fue tremendo. Hicimos un esfuerzo muy grande, fue un partido histórico como el que le dimos vuelta a River por la Copa”.

– Se termina un mito: Pepe tiene 112 goles. El del Taladro fue de Maxi.

“El gol de Banfield lo hice yo. Ese es el famoso gol que está en discusión con el tema de Sand, je. Pero que se quede tranquilo, Sand va a ser muchos más. Hay una linda anécdota, porque Pepe lo grita y el árbitro le pregunta después quién lo hizo y él se ríe y le dice: ‘Fue de Maxi’. Así que no hay dudas, je, fue mío”.

– Una herida abierta: Gremio, un justo vencedor.

– “Las series parejas las terminan definiendo los detalles y la atajada del arquero de Gremio contra Braghieri fue un gran detalle. Nosotros estábamos jugando muy bien… Pero la realidad es que ellos fueron superiores en los 180 minutos, no es que perdimos porque no ligamos o el árbitro nos perjudicó. Todavía me dura la bronca, fue complicado. En la previa de la revancha no pude dormir, estaba el Mundial de Clubes a los diez días, era todo maravilloso. Se te cruza todo por la cabeza. Lo disfrutamos mucho”.

– Lo que viene, lo que viene: un Maxi entrenador.

– “Estoy en un proceso de armado para mi futuro, hace dos meses que no entreno y la verdad es que ya no tengo ganas de jugar ni extraño… Voy a ser técnico, y me imagino que de Lanús lo voy a ser alguna vez. Me han llamado de algunos clubes, pero por decisión mía estoy tomando las cosas con calma. Es difícil entrar en el circuito, es importante el primer paso, por eso estoy tranquilo. También me llamaron para dirigir en Inferiores desde Lanús y otros equipos, pero estoy viendo qué hacer. Me gusta mucho el sistema actual de Zubeldía, 3-5-2 pero también el 4-3-3”.

– La tormenta queda atrás. Zubeldía, el capitán del barco que salió a flote.

– “Luis está haciendo un gran trabajo. Me pone contento el presente de Lanús. No se podía creer ver la tabla del Descenso tan cerca. Fue duro. Me hubiese gustado estar en ese momento. Necesita seguir sumando igual”.

LA NOTA COMPLETA CON MV3