Matías Pérez: “Hoy mi cabeza está en Lanús”

El defensor participó del ciclo de entrevistas en vivo de Corazón Granate y ratificó su intención de “pelear y ganarme un puesto” pese a jugar poco este semestre. El central de 22 años habló sobre sus inicios, la perseverancia en juveniles, el debut en Primera, sus sueños y los objetivos a corto y mediano plazo.

Matías Pérez fue, a lo largo del semestre, uno de los jugadores más pedidos para jugar como titular en los partidos que disputó Lanús. Por esa razón, uno de los primeros temas que se habló en el Instagram Live con Corazón Granate, fue el aprecio que le tienen los simpatizantes: “El cariño de la gente se siente siempre. En Lanús pasa algo muy lindo y distinto a otros clubes: el hincha está mucho más cerca de los jugadores. Ahora con la pandemia no se puede, pero antes, tanto en los entrenamientos como después de los partidos siempre te cruzas con gente”.

Armando su línea cronológica, Chipa contó que inició a jugar al fútbol en clubes de barrio de su ciudad natal, Florencio Varela. Luego pasó por el Club 11 de Agosto de Lomas de Zamora y es ahí, donde a sus ocho años, los captadores de Lanús fueron a buscar un central, lo vieron y junto a otros jugadores lo convocaron para entrenar en el predio de Cabrero y Guidi.

En cuanto a su paso por las divisiones infantiles y juveniles, Mati recordó: “Jugué muy poco y creo que era por el tema de altura. En juveniles siempre tratan de poner a los centrales más altos y por eso no me toco tanto. A mi me ponían en un segundo tiempo, casi que con el partido ganado. Hoy lo que me caracteriza son las ganas y no tanto lo táctico. Quizás otros jugadores llegan por el talento, pero a mí la perseverancia me ayudó muchísimo a estar firme y darle siempre para adelante”.

En esa línea, uno de los tres Pérez del plantel profesional Granate contó una anécdota personal: “Sebastián Salomón una vez me hizo un favor y me dijo que cuando me necesite tenía que cumplir. Al tiempo, me puso de titular contra Arsenal e hice un muy buen partido. Cuando terminó, recalcó mi perseverancia delante de todos. Lo que me marcó, también, fue que en esa semana lo volvió a decir y me confesó que tenía pensado dejarme libre a fin de año, pero que con en ese partido le cerré la boca”.

Asimismo, el zaguero agregó: “Los jugadores que vienen de otros clubes obviamente no van a sentir lo mismo que nosotros por la camiseta. Algunos si, son muy profesionales y se pongan la camiseta que se pongan lo van a dar todo. Pero nosotros, los chicos del club, tenemos sentido de pertenencia que nos transmitieron los referentes”.

De acuerdo con haber pasado gran parte de su tiempo en las instalaciones, afirmó: “El club primero te forma como persona y después como jugador de fútbol. Tengo recuerdos muy buenos del club y una de las cosas más admirables es que desde que arranqué hasta hoy, siempre se están haciendo cosas y creció muchísimo”.

En tanto, sobre su relación con los referentes, Mati Pérez declaró: “Desde que subí a Primera, tengo la mejor relación con Lautaro Acosta, con el Pepe Sand y otros grandes, también. Siempre nos hablan mucho, nos aconsejan y la verdad es que los más chicos necesitamos de su ejemplo. Ellos están siempre y en el momento justo”.

“Luis es un referente más, nos banca y se pone la camiseta no sólo de Lanús, sino la de los pibes y estamos muy agradecidos por la posibilidad de hacernos debutar y darnos minutos en Primera”, manifestó sobre Zubeldía.

Dentro del vivo no podía faltar la pregunta que tuviera que ver con su ausencia dentro del once inicial, a lo que respondió: “Es una competencia sana, si no me tocó jugar fue porque el entrenador prefirió otras características. Queda esperar y cuando me toque aprovecharlo de la mejor manera. Su pedido es que mantengamos la defensa ordenada y a mí me exige no hacer tantas faltas”. 

Respecto a lo que se le aproxima a Lanús y el balance de esta primera parte de 2021, Chipa analizó: “Pese a no poder cumplir con los objetivos propuestos, el grupo está muy bien, unido y siempre trata de tirar para adelante. Nos propusimos siempre estar en lo más alto. Lo de Copa Argentina me pareció injusto, merecíamos ganar pero se definió por penales. Personalmente, creo que más allá de los entrenamientos tanto grupales como individuales, hay un poco de suerte y nosotros no la tuvimos”.

“El objetivo siempre es el mismo: terminar arriba. Si viene algún refuerzo bienvenido sea, el que se tiene que ir o quedar también, es un trabajo y es parte de esto. Lanús merece estar entre los primeros y pelear campeonatos por la historia que tiene y creo que lo podemos lograr”, añadió. 

Acerca de sus objetivos y sueños personales, el defensor de la Cantera Granate reconoció: “El primer sueño que tenemos todos es llegar a primera y debutar. Gracias a Dios se me cumplieron. Más adelante sería hermoso ganar un título con Lanús y jugar afuera. Por otro lado, deseo sacar adelante a la familia y ayudar a quienes lo necesiten”.

En referencia a esto último, hizo una mención aparte para su participación y colaboración con una olla popular de Monte Chingolo: “Hoy gracias a Dios que puedo ayudar y siempre que pueda, voy a darle una mano a la gente que lo necesita. Quisiera darles un mensaje de motivación a todos los que pueden hacerlo, para que lo hagan porque es una satisfacción enorme”.

En consecuencia a su falta de continuidad dentro del primer equipo, otra consulta fue la de buscarla en otra institución, a lo que fue concluyente: “Mi idea es quedarme en el club, pelear y ganarme el puesto. Hoy mi cabeza está en Lanús”.

 

Por: María Vázquez

Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS