MARCHE, ORGULLO GRANATE Y DE SELECCIÓN

Después de atajar en el amistoso del equipo de Scaloni ante Newell’s en Ezeiza, Agustín Marchesín estuvo con los cinco juveniles del Sub-17 que viajan a Rusia para disputar la Copa Valentín Granatkin Memorial y hasta se hizo un tiempo para acercarse al Polideportivo de Lanús a ver el triunfo 3-1 de la Novena ante Banfield en el clásico. ¡Sentido de pertenencia en su máxima expresión!

Mientras Lanús se mueve para cerrar la incorporación de un arquero en los próximos días, uno que es ídolo y muy querido por los hinchas como Agustín Marchesín se dio una vuelta por Cabrero y Guidi en la jornada clásica de fútbol juvenil ante Banfield. ¡Y hasta festejó con los chicos de Novena en el vestuario!

Marche, uno de los tres guardianes del arco de la Selección Argentina con vistas a la Copa América de Brasil, atajó en la mañana del sábado en un amistoso que el equipo de Lionel Scaloni disputó frente a Newell’s en Ezeiza.

https://www.instagram.com/p/ByLr-1zgXcp/?utm_source=ig_web_copy_link

Por la ausencia de Esteban Andrada (afectado a la final de la Copa Superliga que Boca jugará ante Tigre) y la reciente llegada de Franco Armani tras la Recopa Sudamericana que obtuvo con River, el oriundo de San Cayetano fue titular en los dos tiempos de la goleada 5-0 de la Albiceleste (3-0 y 2-0).

Una vez finalizado el ensayo contra la Lepra, Marchesín se encontró con los cinco juveniles de Lanús convocados por Pablo Aimar en la Selección Sub-17 para afrontar la Copa Valentín Granatkin Memorial, del 4 al 14 de junio en Rusia. Se trata de Rocco Ríos Novo, Kevin Lomónaco, Julián Aude, Juan Pablo Krilanovich y Franco Orozco, quienes hicieron escala en Frankfurt (Alemania), antes de continuar el viaje a San Petesburgo. ¡Grandes!


Pero eso no fue todo. El uno campeón con el Granate de la Copa Sudamericana 2013 también se hizo un tiempo para acercarse hasta el Polideportivo de Cabrero y Guidi a acompañar el partido de los chicos de Sebastián Salomón, que se quedaron con el triunfo 3-1 en el Clásico del Sur para seguir en lo más alto de su división. Sí, un sábado redondito, a puro sentido de pertenencia y ADN Granate.