MANOS A LAS OBRAS

En Lanús aprovechan el receso para cambiar las butacas de la platea oficial y realizar el resembrado del césped de La Fortaleza. “Los nuevos asientos son más lindos y cómodos que los de la Esquiú (ahora platea Emilio Chebel)”, adelantó el presidente Nicolás Russo en Lanús 2000 (AM 1320). ¡Siempre en crecimiento!

“Acá te descuidás y te tiran ladrillos por la cabeza”, es la frase que siempre se escucha decir en Lanús. Y no le falta razón a quien la creó. El Grana no para de crecer y, en este receso, el Departamento de Obras aprovecha para embellecer aún más La Fortaleza.

Por un lado, y tal como estaba proyectado desde mitad de año, cuando se cambiaron las butacas de la platea Emilio Chebel (ex Esquiú), ahora es el turno de renovar los asientos de la platea oficial, en sus tres sectores: Norte, Central y Sur. Dicha obra se encuentra en su primera etapa de extracción de los viejos lugares de madera. “Las nuevas butacas son más lindas y cómodas que las de la Esquiú. Les van a encantar cuando lo vean terminado”, prometió el presidente Nicolás Russo en diálogo con el programa radial Lanús 2000 (AM 1320).

A su vez, los cancheros realizan el tradicional resembrado de fin de año del campo de juego del estadio, para que luzca en óptimas condiciones para la reanudación de la Superliga, donde el equipo de Zubeldía tendrá dos partidos consecutivos de local a comienzos de febrero, ante Gimnasia y Colón.