LO GANÓ EN DOS CANCHAS

En un partido que comenzó en el microestadio Antonio Rotili y culminó en el místico Gimnasio 1 Arturo Rellán, Lanús resolvió el pleito 78-60 a su favor ante Los Indios de Moreno, como local, y sumó su sexto triunfo al hilo para seguir en la punta.

Como un cuento de una mente enroscada, este episodio trasvasará la memoria colectiva. Habrá que hurgar en registros empolvados para hallar un cotejo de características similares.

Resulta que el choque entre Lanús y Los Indios se desarrolló en dos canchas, en el transcurso de dos horas y media. El tradicional escenario del microestadio Antonio Rotili aguantó el primer tiempo, hasta que un incesante repiqueteo de unas gotas de agua dijo basta. Las autoridades decidieron continuar el complemento en el gimnasio Arturo Rellán, a escasos metros, para terminar el encuentro.

El elenco de Álvaro Castiñeira descifró un desafío complejo ante un rival de categoría, así engordó su racha a seis victorias consecutivas (no perdió en el 2020) y marcha con solidez en la cima de la División Metropolitana (14-3). Por su parte, el equipo de Juani González hilvanó su segunda caída y continúa tercero (11-6).

El primer tiempo dispuso como condimento muy protagónico la humedad, y la filtración de agua en una zona pintada, que más allá del esfuerzo de los auxiliares en el secado, condicionó el trámite. En ese contexto de dificultad para el tránsito, los dos sufrieron de discontinuidades y sobre todo baja efectividad, que se reflejó en el 36% de campo del local y el 40% de la visita. De Pietro (14) y Sevegnani (8) se destacaron en ese tramo, hasta que se arribó al entretiempo en igualdad 37-37.

Luego llegó la decisión de los jueces y la mudanza de cancha, lo que demoró unos veinticinco minutos en reanudar. Una vez acondicionado todo en el gimnasio, Lanús experimentó un reverdecer en su funcionamiento. Se lo notó más adaptado al nuevo entorno y produjo un cuarto apabullador de 26-6, con un Stanic guía, un Pau muy incisivo en las penetraciones y un Chaine rendidor. Los Indios se hundió en una amnesia, perdió la brújula y se desdibujó por completo, a pesar de ensayar variantes en la defensa y en la combinación de formaciones. El segmento se clausuró con un holgado 63-43.

En el último capítulo, la visita intentó trastocar la dinámica con la energía de los jóvenes Agüero y Sánchez. Pero claro que la renta ya era muy profunda contra un oponente de calidad. El Granate no sufrió y nadó hasta la orilla del triunfo con solvencia.

FICHA DEL PARTIDO

Lanús (78): Stanic 11, Marín Lucero 7, Funes 3, Sevegnani 10, Chaine 12 (Fi); Pau 14, Franchino 6, Sampaulise 4, Chahab 0, Roveres 6, Castiarena 2, Di Muccio 3. DT: Álvaro Castiñeira.

Los Indios (60): Eiguren 5, Romani 5, De Pietro 14, Segón 8, Salvatierra 8 (Fi); Piaggio 5, Agüero 13, Sánchez 2. DT: Juan González.

 

Parciales: 20-18, 37-37, 63-43.

Árbitros: Guillermo Di Lernia y Franco Ronconi.

Estadio: Antonio Rotili y Arturo Rellán.

 

Fotos: Tatiana Fantoma.
Fuente: Prensa Lanús.

Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD