“LLORÉ Y SUFRÍ BASTANTE POR LA RODILLA”

Bruno Russo

, ENTREVISTAS, NOTAS

Mano a mano con Lanús Radio (You Tube y FM 95.5), José Luis Gómez recordó el mal momento que le tocó vivir por la rotura del menisco externo en la pierna izquierda. Las secuelas de un 2018 difícil, el error en la final con Gremio, el apoyo de la gente, su encuentro con Lionel Messi y los objetivos que se traza a corto plazo.

SECUELAS DE UN AÑO DIFÍCIL

– El 2018 fue muy duro. Sufrí bastante de la lesión que tuve. La luché, nunca bajé los brazos. Me apoyé siempre en la familia, que es lo más importante. Y lo bueno es que los compañeros siempre me alentaban para salir adelante. Por suerte ya pasó y ahora hay que tratar de recuperar el músculo de la rodilla.

“Hoy me toca estar con el plantel y trabajar a la par del grupo después de tanto tiempo es una alegría. Volví a concentrar con San Martín de San Juan y quedé afuera, pero lo importante es haberme reincorporado”.


CRÓNICA DE UNA LESIÓN TRAUMÁTICA

– Me lesioné después del partido con Brasil jugando para la Selección Argentina. Viajamos a Singapur y en la primera práctica me forcé. Ahí sentí una molestia en la rodilla. Aguanté cinco o diez minutos y no daba más del dolor. Al otro día me hicieron unos estudios y salió que era una rotura del menisco externo. Tomaron la decisión de que vuelva para operarme lo más rápido posible. Al mes y cinco días de la intervención, ya estaba jugando y eso hizo que no me recupere bien. Teníamos Copa Libertadores y después de hablarlo con Jorge (Almirón), volví con The Strongest de local. Todos los partidos me sacaban líquido de la rodilla; capás no entrenaba tres o cuatro días, pero hacía el de pelota parada y jugaba, siempre con dolor y molestias.

“Tuve la posibilidad de jugar una final de Libertadores. No pudimos concretar el objetivo, pero llegamos a una instancia muy importante para Lanús. Nos bancamos todas las series sin refuerzos”.


LA ESPINA POR EL ERROR CON GREMIO

– Estoy muy agradecido con la gente de Lanús. Siempre me dio su apoyo en todo momento. No era fácil jugar con la rodilla así; a veces lloraba del dolor en mi casa. Cuando dormía, me molestaba y me dolía un montón. Pero tenía que jugar, estaba emocionado de llegar a una final. Después de ese error y con toda la calentura encima, en el momento se me cruzaron muchas cosas por la cabeza y pensé en dejar el fútbol. Era una decisión difícil porque el fútbol fue lo más lindo que conseguí después de un sacrificio grande que hizo mi familia. Cuando me tranquilicé un poco, me arrepentí de eso que había dicho.

LAS RAÍCES, DESDE ABAJO

– Vengo de Santiago del Estero, una provincia muy humilde. Allá es otra vida, hay chicos que se la pasan en la calle y comen al mediodía o a la noche. Pasé por esos momentos y me acordé de mi familia que luchó mucho para traerme a Buenos Aires. Hoy trato de tomar los mejores ejemplos y ayudarlos en todo lo que puedo para devolverles lo que hicieron por mi.

METAS A CORTO PLAZO

– El primer objetivo es empezar a jugar de a poco con el equipo, sumar minutos y prepararme para lo que viene. Ojalá que Lanús se pueda clasificar a alguna Copa para volver a marcar presencia a nivel internacional.


EL ENCUENTRO CON LIONEL MESSI

– Conocerlo fue lo más lindo del viaje con la Selección. La primera vez lo saludé y después me acerqué a la habitación para regalarle mi camiseta y sacarme una foto. De esa experiencia no me voy a olvidar jamás. Tengo un cuadro en mi casa con esa foto. Hoy quiero ponerme de la mejor manera para volver a vestir la celeste y blanca. Si me toca algún día esa chance, aprovecharla y disfrutarla mucho.


LA NOTA COMPLETA CON GÓMEZ (DEL MINUTO 33:50 AL 43)