LE TIRÓ LA CHAPA

Cuesta arriba. Lanús cayó ante Peñarol. Mañana, el 2do juego.

Lanús cayó 72 a 64 frente a Peñarol de Mar del Plata, el vigente tricampeón de la Liga Nacional, en el primer punto de la serie de Semifinales. A partir de este resultado, el Granate perdió la ventaja de localía. El equipo de Silvio Santander no desplegó su mejor versión, sobre todo a la hora de construir sus movimientos ofensivos, donde exhibió dificultades para hallar claridad y se hundió en imprecisiones y mala selección de lanzamientos. En el plano individual sobresalió la labor de Adrián Boccia, autor de 16 puntos (5/10 en dobles), 9 rebotes, 3 asistencias y 4 recuperos. Además, fue importante el aporte de Nicolás Laprovíttola con 20 puntos (4/12 en triples, 3/5 en dobles y 6 asistencias). Mañana a las 21 se disputará el segundo juego de la llave, otra vez en el Antonio Rotili. 





Lanús no pudo iniciar con el pie derecho la dificilísima serie ante Peñarol de Mar del Plata y cayó 72 a 64, en el marco del primer punto de las Semifinales de la Liga Nacional. Esta derrota generó la pérdida de la ventaja de localía, dado que ahora el actual campeón dispondrá de la posibilidad de decretar la llave en su casa. 


El Granate no desplegó su mejor versión, sobre todo a la hora de construir sus movimientos ofensivos, donde exhibió dificultades para hallar claridad y se hundió en imprecisiones y mala selección de lanzamientos. Ante este panorama adverso, el elenco de Santander no logró tampoco encontrar la rebeldía anímica para revertir la situación. 

En el plano individual sobresalió la labor de Adrián Boccia, autor de 16 puntos (5/10 en dobles), 9 rebotes, 3 asistencias y 4 recuperos. Además, fue importante el aporte de Nicolás Laprovíttola con 20 puntos (4/12 en triples, 3/5 en dobles y 6 asistencias).

La naranja comenzó a botar en un contexto de imprecisiones y ansiedades por la magnitud de la instancia. Ambos contendientes padecieron de discontinuidades en sus andamiajes y sufrieron pérdidas. El local se adelantó 5-2, a falta de 7 minutos, pero Peñarol reaccionó con su herramienta favorita, los triples (4/5 en el cuarto), y estampó un parcial de 11-0, para adelantarse 13-5, con 4 minutos en el reloj. El Granate recuperó terreno e imposibilitó que se agigantará la brecha de la mano de un iluminado Laprovíttola (9 pt, 3/4 en triples), quien aprovechó la decisión táctica del oponente de pasarle por detrás a las cortinas al base para castigar desde Saturno. De esta manera, el primer chico se esfumó con los marplatenses adelante 22-17.


El segundo capítulo volvió a mostrar una dinámica empastada, ya que los dos equipos originaron un ritmo errático y sin fluidez. La efectividad se ausentó de la escena. La visita se escapó 28-18, con el goleo de Leo Gutiérrez (5). Mientras, el Grana sufría la falta de imposición en la lucha interna de Battle sobre Leiva. No obstante, Lanús reaccionó con una formación liviana y clavó un pasaje 8-0 para ponerse 26-28, con 4 minutos en el tablero. Un triple sobre la chicharra del Nene Maravilla le permitió al local retirarse a camarines abajo 29-33, aunque no logró sentirse cómodo en el desarrollo.

Tras el stop en boxes, la historia ganó en roces y temperaturas altas, dado que se brotaron chispas en el campo de juego. La paridad se mantuvo, aunque siempre con una supremacía de Peñarol. Los visitantes dispusieron del desequilibrio de Leiva (8) en la zona pintada, que se impuso con autoridad en el duelo con Battle, por eso manejaba el tanteador 42-38, a falta de cinco minutos. Boccia (8) se cargó las responsabilidades al hombro para paliar una deficiente elaboración en el estacionado. No obstante, con un buen ingreso de Ibarra (6), el equipo de Sergio Hernández clausuró el segmento en ganancia 55-44.


En el último cuarto, el Granate necesitaba corregir sus insuficiencias, pero la reacción en el aspecto anímico no llegó. Peñarol operó con solvencia el trámite, aprovechó la carga de faltas de Martina, Battle y Laprovíttola y castigó con el despertar de Campazzo (11). Lanús acudió a la presión a campo extendido, intentó diversas combinaciones de hombres, pero no halló la cuota de agresividad indicada para torcer un proceso desfavorable. Boccia (10) siguió siendo el único que acudió a la tozudez para maquillar la creación insuficiente en ataque. No obstante, la visita conservó distancias considerables durante todo el capítulo y terminó festejando con autoridad. 


SÍNTESIS DEL PARTIDO:


Lanús (64): Laprovíttola 20, Prato 0, Boccia 16, McFarlan 6, Battle 10 (Fi); Pérez 0, Giorgi 0, Schattmann 4, Martina 8. DT: Silvio Santander.

Peñarol (72): Campazzo 12, Safar 10, Mata 6, Gutiérrez 21, Leiva 12 (Fi), Teague 0, Giorgetti 0, Rasio 0, Ibarra 8, Tischer 2. DT: Sergio Hernández.


Parciales: 17/22, 29/33 y 44/55.

Árbitros: Alejandro Chiti, Diego Rougier y Rodrigo Castillo.

Estadio: Antonio Rotili (2.200 espectadores).



Fuente: Prensa Lanús
Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS