“LE QUERÍA DEDICAR UN GOL A MI HIJO”

Marcelino Moreno, el hombre del momento en el Grana, habló mano a mano con Lanús 2000 después de cortar la sequía de 81 partidos sin convertir. Su primer gol como profesional, inicio como futbolista, llegada al club, Zubeldía, compañeros, la familia, cómo seguir adelante cuando estuvo cerca de rendirse y mucho más, en una charla íntima que podés repasar completa a continuación.

 

Por: Tahiel Iriondo

EL GOL TAN ESPERADO

“Hace rato lo venía intentando. Venía buscando mi gol y por suerte se me dio este fin de semana. Me pasaron muchas emociones, sobre todo porque fui padre, y quería dedicarle un gol a mi hijo hace rato. También se me vinieron muchos recuerdos de cuando era niño, cuando soñaba con este momento y gracias a Dios se me pudo dar”.

“Tuvieron que pasar un montón de cosas para que se dé el gol. Lo vi a Pepe que entraba solo, si se la daba también iba a ser gol, pero cerré los ojos y definí”.

COMPAÑEROS DE FIERRO

“Después del gol recuerdo la cara de Maciel. Él es uno de mis mejores amigos y siempre me da fuerza para seguir adelante. Pepe (Sand) siempre está pendiente conmigo para la definicion. Me dice en los entrenamientos que vayamos a patear, con el arco vacío. ‘Andá y pegale’ me decia él, y yo le hago caso a lo que dice.

SU SOPORTE

“Tantas conversaciones que hemos tenido con mi señora de cuando iba a hacer un gol. Conversamos mucho, ella siempre me decía que ya se me iba a dar. Es el sostén de la familia. Yo soy medio flojo de cabeza y ella siempre me levanta. Me apoyo mucho en la familia, en lo que me digan mis seres queridos”.

EL PARTIDO CON ARSENAL

“Ese partido era para hacer el primer gol. En la primera la quise cruzar y acomodé mal el cuerpo, me salió al medio. La segunda fue una contra que la quiero picar y se la di en las manos al arquero. Ahora que me pongo a pensar podría haber definido de otra manera. Cada vez que cada uno suma partidos, tiene más experiencia”.

UN CARÁCTER ESPECIAL

“Soy negativo. A veces me suelo equivocar las primeras jugadas y después me sale una y vuelvo a agarrar confianza. Es según como va el partido. Lo fui mejorando. Me han dicho de ir al psicólogo pero decidí no ir”.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1112412218233106432?s=19

LUIS ZUBELDÍA

“Con Luis tuve una charla después del partido con Huracan Las Heras por Copa Argentina. Él me vio medio decaído, me llamó y le conté lo que me pasaba (por su falta de gol). Me dijo que esté tranquilo, que todo va a salir bien. Que crea en Dios”.

SU VIDA E INICIOS EN MENDOZA

“A los 10 años jugaba en la Escuelita de mi abuelo. Estuve tres o cuatro años y ahí me fui a Palmira, donde hice las inferiores. En Mendoza jugábamos en una canchita que atravesaba la calle. Cada una hora pasaba un auto y ahí parábamos. Los partidos contra mis primos siempre terminaban en quilombo (Sic), hasta que se enojaban las madres”.

CÓMO LLEGÓ A PALMIRA

“La primera vez que jugué en un equipo con camisetas fue en el club de mi abuelo. No teníamos ni las mismas medias, ni los mismos shorts, pero sí la misma camiseta que hizo mi abuelo. Era cancha de 11 y me ponian a jugar de cinco, ya que tenía buena altura para la edad y le pegaba de todos lados. Jugamos contra unos que tenían contacto con Palmira. No iba seguido ahí, entrenaba en el club de mi abuelo y jugaba los partidos con Palmira. Vivía muy lejos. Hace poco fui y les dije a los chicos que uno desde abajo puede llegar”.

EL PAPÁ

“Mi viejo me llama todos los días para ver cómo estoy. Después de cada partido me alienta para seguir adelante. Es muy positivo, siempre trata de buscar lo bueno. Varias veces le he dicho de que no quería seguir, no quería jugar y él me dijo que no afloje, que vaya para adelante”.

LANÚS

“De Palmira vengo a Lanús en edad de Quinta. Dormía en la pensión. Me costó mucho venir acá, lloraba casi todos los días, fue muy duro al principio. Después uno se va acostumbrando y arreglé con mis papás para que vengan una vez al mes”.

FORMACIÓN Y SUB-20

“En inferiores era enganche. En Quinta hice muchos goles, después en Cuarta metí la mitad. En Talleres tampoco pude hacer muchos goles. Me tocó volver en Reserva y otra vez hice muchos goles.
En la Libertadores Sub-20 hicimos un campeonato estupendo. Perdimos con los brasileros (San Pablo) que jugaban muy bien. Nos quedamos con uno menos y ahí se nos vino cuesta arriba el partido”.

SUBE Y BAJA CON GUILLERMO

“Estuve seis meses en inferiores hasta que Guillermo me sube. A los dos o tres meses me lesioné y le pedí al profe (por Valdecantos) si podía ir a Mendoza. Estando allá se me cruzó por la cabeza no volver. Tenía que estar un domingo acá, vine un miércoles y cuando llegué me dijieron que vuelva a inferiores”.

EL EQUIPO DE ALMIRÓN

“El campeonato de 2016 lo vi por la tele, todavía no estaba en el plantel. Yo gané con ellos la Supercopa y la Copa Bicenteranio. Fue un sueño salir campeón, tenía dos partidos en Primera y me tocó salir campeón”.

TIEMPO LIBRE

“Si mi nene me deja, dormimos siesta. Si él quiere dormimos, sino no lo hacemos; decide él ahora, je. Tengo dos perros, soy muy amante de los perros y soy muy familiero. No me gusta salir mucho”.

SER PROFESIONAL

“Siempre tuve la ilusión de poder vivir del fútbol. Vine por un sueño y lo quería cumplir. Cuando era niño, si tenía que trabajar lo hacía, pero la prioridad era el fútbol”.

Un comentario

  • Rodo 04 / 04 / 2019

    Marcelino SOS UN MONSTRUO.
    ENCHÚFATE ….ganamos muchísimos puntos por tus desbordes…..por tus gambetas …por tus desequilibrios….HAS COLABORADO EN ESTE GRAN PRESENTE.CREE EN VOS ….NOSOTROS CREEMOS Y TE APOYAMOS.GRANAbrazo

Los comentarios están cerrados.