LE CUESTA DE VISITANTE

A lo largo de la Superliga, Lanús sufrió mucho cada vez que salió de La Fortaleza y, pese a la levantada con Zubeldía, terminó con dos goleadas en contra fuera de casa y siete goles recibidos, ante Unión (0-3) y Vélez (0-4). Las únicas dos victorias del torneo fueron en el interior del país, contra Godoy Cruz y San Martín de Tucumán.

Lanús le puso fin a la Superliga con una mala imagen en Liniers. El equipo de Zubeldía, de enorme levantada en el segundo tramo del torneo, tuvo igualmente un punto débil que lo persiguió hasta la última fecha: la condición de visitante.

Salir de La Fortaleza, donde obtuvo 19 de los últimos 21 puntos en juego, le costó horrores al Granate. Las dos goleadas de cierre -3 a 0 en Santa Fe con Unión y 4 a 0 frente a Vélez- exponen una cuenta pendiente que deberá saldar para la próxima temporada, si no quiere comprometerse con los promedios.

En el balance general, Lanús cosechó 11 de los 34 puntos fuera de casa, con las únicas dos victorias en este 2019, ambas en el interior del país: 2-0 a Godoy Cruz en Mendoza (fecha 16) y 2-1 al descendido San Martín de Tucumán en La Ciudadela (fecha 21). Además, el año pasado empató con San Lorenzo, Atlético Tucumán, Tigre, Banfield y Estudiantes. En total convirtió ocho goles y le marcaron 18, siete de los cuales recibió en las últimas dos visitas.