“Lanús es mi casa y ojalá pueda volver algún día”

Fortaleza Granate compartió una rica charla futbolera con Gabriel Schurrer, ídolo como jugador y ex entrenador de Lanús, que habló de todo: sus últimas experiencias en Ecuador, evaluación de su paso por el club hace ocho años y análisis del actual plantel y de Zubeldía, desde el rol de hincha. “Hoy soy mejor entrenador que en esa época. Me hubiese gustado obtener un título, estuvimos cerca. En lo inmediato no creo volver, pero nunca se saben las vueltas del fútbol”, reconoció el Chucho.

Con más disponibilidad de la habitual a causa de la cuarentena, que lleva más de 80 días en el país, Gabriel Schurrer aceptó el diálogo exclusivo con Fortaleza Granate a través de la plataforma Zoom y habló de todo en una rica charla futbolera.

Luego de repasar sus últimos años en el exterior (ver abajo), Chucho hizo una evaluación de su paso como entrenador de Lanús hace ocho años, en donde fue subcampeón en el Apertura 2011 y alcanzó los octavos de final de la Libertadores 2012.

“Soy muy crítico con uno mismo, para evaluar situaciones que a uno lo ayude a mejorar. Si uno cree que hace todo bien, es imposible mejorar. Cuando hablamos con mi cuerpo técnico, de los cuales varios seguimos estando de ese Lanús, analizamos que éramos entrenadores jóvenes que hicimos una muy buena campaña y seguimos por la senda de jugar competiciones internacionales, con buenos jugadores y tratando de jugar bien”, sostuvo el DT de 48 años.

“Hoy soy mejor entrenador que en esa época. Pasaron 8 años y hemos gestionado un montón de jugadores más. Eso te hace mejorar. Si hoy me tocaría agarrar a Lanús, haría otras cosas que quizás en ese momento no las hubiese hecho. Hay que tener la capacidad de darse cuenta de las cosas”.


Sobre la cuenta pendiente de esas dos temporadas al frente del primer equipo, Schurrer admitió: “Me hubiese gustado vivir la sensación de obtener un título con Lanús, porque era una doble satisfacción de volver al club y conseguir ese logro. Estuviste cerca, no se dio. Pero siempre pienso que sembramos las bases de lo que iba a venir con Guillermo, que jugó muchísimo con el sistema que nosotros utilizamos. Y lo mismo manifestó Almirón cuando fue campeón. Él supo encontrar las piezas claves con los jugadores que tenía y le dio muchísimas alegrías al club”.

“De la época moderna, el Lanús de Almirón fue el mejor de la historia. Desplegó un fútbol visualmente muy bueno, con resultados que en definitiva es lo más importante”.


A su vez, el ex defensor del Grana también se refirió a la posibilidad de regresar al club en un futuro. “En lo inmediato no creo, pero nunca se sabe las vueltas del fútbol. Soy entrenador y soy hincha del club. Ojalá en algún momento pueda volver porque es un deseo muy personal. Lanús es mi casa, es mi gente. Hay un aprecio y un cariño muy grande a la gente. Con Nicola (Russo) que hoy preside el club y muchos otros directivos que ya no están y me vieron crecer como persona. Me dieron la posibilidad de iniciarme profesionalmente y volver a trabajar en el club. Si no se da, voy a estar en la tribuna alentando al equipo. Eso seguro“, manifestó.

“Me gustó trabajar afuera y mi primera mirada es seguir dirigiendo en el exterior, pero uno nunca descarta trabajar en Argentina”.


Por otro lado, el Chucho analizó la etapa de Carboni y cómo mejoró sustancialmente desde la vuelta de Zubeldía a la dirección técnica. “Fue un proceso difícil, que lógicamente yo lo transito como hincha. Hubo un cambio muy abrupto con Carboni. Se fueron muchos referentes de golpe y no se consiguieron resultados. Uno puede afrontar situaciones con juveniles, Lanús trabaja para eso. Pero siempre es importante tener una base de profesionales que los ayuden a seguir con su crecimiento. Luis es un chico que conoce muchísimo el club. Es un hincha más, je. Y vio necesario tener una base de futbolistas de experiencia para acompañar ese proceso de juveniles. Él mamó todo esto y ha sabido insertar a los chicos. Los conoce bien y además tiene el apoyo de los grandes, que no es algo menor”, soltó.

“Veo excelente la renovación de Zubeldía. Es un técnico muy preparado. Tiene que continuar por muchos años más. Es necesario un proceso más largo”.


Sobre la importancia de los referentes máximos del club, Acosta y Sand, agregó: “El Laucha acompaña el proceso y Pepe también, absorbe un montón de presiones. El juvenil necesita de esas cosas para que se vayan adaptando y encaminarse mejor. Los mensajes llegan muchas veces cuando los da el que está a la par tuya como compañero”.

“El club está muy bien y por suerte se recuperó de un momento complicado. Cuando puedo voy a la cancha. Estuve este año con la Católica de Ecuador por Sudamericana”.

Consideraciones de Schurrer de jugadores del plantel actual

Agustín Rossi: “Fue impresionante, con la personalidad que necesita todo arquero. Respondió con creces. Ojalá se quede, lo digo como hincha”.

Ezequiel Muñoz: “No comenzó tan bien en el partido con River y después se fue acomodando. Había que entender que hacía bastante tiempo que no venía jugando y eso te pasa un poco de factura. Por suerte fue poco a poco recuperando el nivel”.

Facundo Quignón: “Tenemos un volante central muy bueno, me gusta mucho. Es un jugador mixto que te da las dos cosas, marca y juego. Tiene buen trato de balón en zona media y conecta el juego entre defensa y ataque. Tendríamos que tener uno más así, con características parecidas. Si no está él, el equipo lo siente mucho”.


Marcelino Moreno: “Está a un nivel de crecimiento muy bueno. No lo conozco personalmente, pero se lo veía desde lo emocional que cuando erraba un gol, su cabeza era mucho. Desde que convirtió es otro jugador, se soltó. Tenía una presión altísima, que a veces no te la da sólo el medio, sino que vos mismo te la vas creando. Por suerte la rompió y podemos disfrutar de otro jugador mixto, que ayuda, colabora y juega. Luis le encontró la posición exacta para él, arrancando desde más atrás y con la cancha de frente”.

Carlos Auzqui: “Recuperó el nivel que le habíamos visto en algún momento y yo creo que fue importante. Cuando Pepe (Sand) sale, él entraba muy bien a las espaldas y llegaba a situaciones de gol con buenas diagonales”.


Lautaro Acosta y José Sand: “Son dos jugadores representativos del club. Me hubiese encantado dirigirlos. Son ganadores y contagian al compañero, a la gente y a nosotros como entrenadores. Te hacen mejorar y te exigen constantemente. Gracias a Dios los tenemos hoy en el equipo”.

“Argentina va a estar complicado por los presupuestos que manejen los clubes. Muchos jugadores van a querer irse afuera por la diferencia económica. Hoy cambia la perspectiva”.

Su paso por el fútbol de Ecuador

– “Quería tener una experiencia de dirigir afuera y me tocó ir al Cuenca. Fue muy grata, por eso estuve tres años allí. Armamos un lindo proyecto, a pesar de que el club tenía algunos inconvenientes desde la parte económica. Sacamos jugadores de inferiores y pudimos incorporar algunos refuerzos que terminaron explotando, como Juan Dinenno, Michael Hoyos y Richard Schunke, el hermano del defensor de Estudiantes. Eso nos hizo competir bien y llegamos a la Copa Sudamericana. Eso hizo que Independiente del Valle se interesara en contratarnos”.

– “Independiente del Valle es lo mejor que podés encontrar en cuanto a formación de juveniles, muy parecido a lo que hace Lanús acá”.

– “Esta última temporada estuvimos en Aucas, con un proyecto parecido de muchos juveniles”.

“En Ecuador tenés la posibilidad de ver muchos diamantes en bruto (Sic) para poder pulir y un mayor crecimiento de juveniles. Nosotros que como cuerpo técnico pasamos por las inferiores de Lanús, además de entrenadores también nos consideramos educadores y que uno haya contribuido en esa formación nos llena de satisfacción”.

Bruno Russo

Bruno Russo

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS