“Lanús es estar en familia”

Nadia Bordón, ex arquera del Handball Granate que obtuvo la medalla de plata con la Selección Argentina en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, dialogó en un vivo de Instagram con el Profesorado de Educación Física del Club Lanús sobre sus inicios, el recuerdo del paso por el Grana y su actualidad en Salerno de Italia, entre muchos otros temas interesantes.


Por:
Pablo Emilio Stepper Pugliese

-¿Qué te llevó a practicar este deporte y cómo fueron tus inicios dentro del handball?

-Mi papá me llevó a jugarlo. En el colegio practicaba fútbol, pero un día llamaron a mis padres y les dijeron que no podía hacer fútbol porque era deporte de hombres. Empecé a jugar en un club cerca de casa y no sabia ni siquiera lo que era el handball. Mucho menos si había otros clubes que practicaban ese deporte. Al principio era mini así que jugaba en varias posiciones, me pegaban bastante, je. Mi primer partido de mini hice un gol en contra y creo que desde ahí ya me fui al arco.

-¿En qué club empezaste a jugar?

-Ya jugaba con 8-9 años en el arco y no me asustaban los pelotazos porque estaba acostumbrada a jugar con varones. Arranqué en Club Barceló. Jugué dos años ahí hasta que después me descubrió Damián Palacio que lo tenía de profe en la Escuela Espíritu Santo y me dijo si quería ir a probarme a Columbia. Fui a entrenar y me quedaba de pasada porque iba a la mañana al colegio y a la tarde tenía algunas materias extracurriculares, entonces después me quedaba a entrenar en el club que estaba a una cuadra. Me sentí súper cómoda. Ahí empecé seriamente a jugar al handball. A entenderlo y jugarlo prácticamente bien. Había partidos que me aburría un poco en el arco, si me dejaba Damián salía a jugar, je. Mi carrera siguió en ASBAL (Asociación Sureña de Balonmano), que fue mi primera selección.

-¿Qué edad tenías cuando te convocaron a la Selección?

-Mi primer año de Selección ASBAL fue a los 12 años aproximadamente, ya viajando con equipos más grandes no fui con mi categoría. Me convocaron en la Selección Argentina, teníamos un amistoso y ahí conocí al entrenador. Fue un camino que se fue haciendo de a poco, primero el club, después Selección de ASBAL, Selección Argentina y así como se fue construyendo, me fui dando cuenta lo grande que podría ser este camino. Era menor cadeta cuando me llamaron de la Selección, con 14 años.

-¿Cómo fue representar a tu país de tan chica?

-No era consciente, en más mi primer año en Selección quedé seleccionada para jugar el Panamericano en Brasil. Mis padres me ayudaron para hacer el viaje, en realidad toda mi familia. Mi tío es panadero y me ayudó a hacer pastafrolas para vender en el club y así juntar plata. Lo mismo mi abuela, en ese momento nos bancábamos todo. El primer viaje se sintió un montón, con la Selección de Cadetas en los Panamericanos. Todo un sueño.

-¿Cuál fue la mayor experiencia de vida jugando en Lanús?

-En el amateurismo tanto en Lanús como Quilmes fueron las dos experiencias muy lindas. Me ayudaron un montón y los siento como mi familia. Volvería a Lanús o Quilmes a jugar en un futuro.


-¿En el Profesionalismo por qué clubes pasaste?

-En mi primer año pasé por Sanone, al Norte de Italia. Fue mi primera experiencia fuera de casa, entonces creo que fue muy buena. Aprendí lo que es vivir prácticamente sola y lo que es entrenar todos los días y cuidarse. Después pasé por Salerno donde gané todo lo que jugamos. Es el club donde estoy actualmente. Estuve tres años, hubo una temporada que no jugué y tuve un parate, pero me quedé viviendo en Italia. Después del bache volví a jugar en Quilmes y me fui dos años a Islandia.

-¿Cuándo llegaste a Salerno?

-A fines de enero de este año. En febrero teníamos la Copa Italia que fue para lo que me llamaron, para tener una arquera de experiencia que ya conocían. El club en ese momento no estaba muy bien. Había perdido algunos partidos que no merecía y por eso recibir el llamado de Salerno fue sorprendente. Es el mejor equipo de Italia pero no la estaban pasando muy bien. Tenía muchas jugadoras lesionadas, por eso me apuntaron. Me sentí muy bien, muy cómoda desde que llegué. Costó un poco porque estaba de vacaciones.Estaba trabajando y no tenía mucho tiempo para entrenar. Las primeras tres semanas costaron bastante amoldarme a la velocidad de su juego y lo que pretendía la entrenadora. Se pudo ganar la Copa Italia, no tuve muchos minutos tampoco porque por suerte la otra arquera se iluminó. Tuvimos la suerte de jugar cuatro-cinco partidos para mantenernos arriba en la clasificación a las copas europeas del año que viene, pero serían en agosto de este año.


-¿Cómo recordás a Lanús?

-Lanús es familia. La familia Granate. Es estar en la semana compartiendo los entrenamientos con todas las categorías. Ir a verlas los fines de semana y que nos vengan a ver. Es hermoso compartir un asado, unas pizzas con los padres como con las jugadoras y los entrenadores. Es la vida social dentro del deporte que es hermosa y es lo que más extraño.

-¿Qué tal fue tu paso por el club y tu rol docente como entrenadora de arqueras?

-La pasé bárbaro y tenía proyectos si me quedaba para seguir entrenando a las categorías formativas. El año pasado cuando las chicas ascendieron tuve varios llamados de madres que me agradecieron un montón por el trabajo que hice. No sólo con las arqueras sino también en acompañar a los equipos en inferiores, sobre todo a las menores que para mi son las más importantes dentro del club. Es la base del semillero y es lo que me dio muchas ganas de seguir y de aprender. Fue algo que me llenó y es lo que más extraño.


-¿Qué motivaciones tenés a futuro?

-Lo principal a destacar es que todavía sigo con ganas. De estar, de seguir aprendiendo, de seguir entrenando, mejorando físicamente y ahora también psicológicamente porque estoy trabajando con un psicólogo que me está ayudando en ese tema. Si no fuera por su ayuda, hubiese dejado de jugar hace dos años. Me ayudó un montón a mantenerme en mi nivel y en mejorarlo. La continuidad me la da la cabeza y las ganas de seguir.

Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS