LA TERCERA NO FUE LA VENCIDA

Vélez le ganó por tercera vez consecutiva a Lanús en un mes y en esta oportunidad además lo eliminó de la Copa de la Superliga. Casi sin despeinarse y con una eficacia notable, el conjunto de Gabriel Heinze se impuso por 2 a 0 ante el Granate gracias a los goles en la primera parte de Leandro Fernández y Agustín Bouzat y de esta manera clasificó a los cuartos de final, donde se medirá ante Boca.

 

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

Toda la expectativa que se había generado por el gran partido que habían hecho en la Fortaleza comenzó a definirse rápidamente a favor del local. Apenas habían pasado 13 minutos del primer tiempo cuando Bouzat presionó en campo propio ante Sand, recuperó y sacó un pase milimétrico para que Leandro Fernández le gane en velocidad a los centrales y defina suave ante la salida de Ibañez. Demasiado sencillo todo. Lanús sintió el golpe y enseguida intentó lastimar el arco rival sin demasiadas ideas claras y con la misma ineficacia que viene mostrando en los últimos encuentros. Lautaro Acosta tuvo una chance inmejorable para igualar la historia cerca del final, pero definió por encima del travesaño sin arquero. Para colmo de males, en la última bola del primer tiempo, Robertone habilitó con un pase delicioso a Bouzat y éste pinchó la pelota frente al arquero de Lanús para poner el 2 a 0. Sí, partido recontra liquidado.

El segundo tiempo solo sirvió para ver como los dirigidos por Luis Zubeldía fallaron una y otra vez todas las situaciones que generaron. Con Vélez con uno menos por la expulsión de Robertone, Lanús fue una y otra vez pero siempre con el mismo desenlace. El pibe Valenti de volea hizo que Hoyos se tenga que estirar para evitar el descuento, Quignón y el Bebe Acosta de cabeza estuvieron muy cerca y Sand se lo perdió solito de manera increíble abajo del arco. La suerte ya estaba echada y el adiós de la Copa era un final cantado. ¿Injusto? No. En el fútbol gana el que mete más goles. Y no es casualidad que Vélez lo haya conseguido en tres oportunidades consecutivas en las tres veces que le tocó cruzarse con Lanús en los últimos 30 días.