LA CUARTA FUE LA VENCIDA

Fortaleza Granate

, CRÓNICA

¡Por fin se cortó la racha! Lanús se desquitó de las tres caídas en el año ante Vélez y lo venció 3-1 por la tercera fecha de la Superliga. Goles de Vera (con desvío en Gianetti), Sand de penal y Orsini, todo en el segundo tiempo, con empate parcial del Laucha Acosta en contra para el Fortín. Primer triunfo para el equipo de Zubeldía y una bocanada de aire pensando en los promedios.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

Tras un primer tiempo para el olvido, las emociones llegaron todas juntas en el segundo tiempo. Y fue el equipo de Luis Zubeldía el que sacó provecho y estuvo más fino esta vez para ahora sí cantar victoria. Y nada menos que ante Vélez, eterno verdugo del Grana.

Gracias a los goles de Lucas Vera (tras desvío en Giannetti), José Sand -de penal- y Nicolás Orsini sobre la hora, Lanús ganó por primera vez en la Superliga y respira un poco tras el mal arranque de campeonato. Lautaro Acosta, en contra, había empatado transitoriamente para el Fortín. En la próxima jornada, el Grana tiene otra parada brava frente a Unión en Santa Fe.

La tarde en la Fortaleza se presentaba expectante. Dos equipos que generalmente proponen buenas intenciones y están acostumbrados a pelear arriba, llegaban sin victorias y con apenas una unidad en esta nueva edición de la Superliga. Con cambios a último momento en ambos lados, los locales sorprendían con la presencia de Auzqui y no la de Belmonte. Sí, Zubeldía tomaba riesgos que a priori daban temor, más que nada por el rival que tenía en la vereda del frente. Sin embargo, en la práctica poco influyó el esquema súper ofensivo del Granate.

El primer tiempo fue una lágrima. La visita tuvo más la pelota, pero nunca inquietó a Rossi. El dueño de casa apenas contó con un mano a mano de Marcelino Moreno que tapó Hoyos. El resto, de terror. Mal jugado, pases errados por doquier y escasas situaciones.

En el complemento, las cosas cambiaron y en un abrir y cerrar de ojos llegaron todas las emociones juntas. A los 3 minutos, los de Heinze salieron jugando mal del fondo -una vez más – y Lucas Vera no perdonó. Tras un desvío en Giannetti, el volante ponía el 1 a 0 a favor de Lanús. Al instante, Vélez respondió y casi de casualidad empató. Centro de Ortega que Acosta se llevó por delante de manera insólita con la cara y Rossi no tuvo nada para hacer. Era el 1 a 1 y un sinfín de fantasmas que aparecían en Cabrero y Guidi.

Sin embargo, José Sand se cargó el equipo al hombro y fue clave en la planificación de los dos tantos que le dieron el triunfo al conjunto de LZ. Primero, generando el ataque que terminó con el penal a Marcelino que él mismo cambió por gol. Y luego, sobre el cierre, habilitando de la misma manera a De La Vega, quien tras un disparo cruzado, y un rebote, le dejó el tercero servido al recién ingresado Nicolás Orsini.

Merecido triunfo del Granate, porque a lo largo de los 90 minutos entendió mejor cómo ganar el partido. Vélez nunca logró conectarse de mitad de cancha hacia adelante y mucho tuvo que ver el buen andar de la defensa local, firme en todos sus puestos. Incluido Rossi, quien apareció cuando tuvo que hacerlo tapando la única llegada del Fortín con un cabezado de Domínguez que salvó junto a su palo izquierdo. Tres puntos de oro pensando en la lucha por el descenso para que Zubeldía tenga un poco de tranquilidad y prepare lo que será otra parada brava, el domingo cuando visite a Unión en Santa Fe.