“LA COPA ARGENTINA ES UN LINDO OBJETIVO”

Bruno Russo

, ENTREVISTAS

Ezequiel Muñoz debutará con la camiseta de Lanús ante Independiente Rivadavia de Mendoza, este sábado desde las 21.10, por los 16avos. El marcador central tiene una grata experiencia en este tipo de certamenes, ya que fue finalista de la Copa Italia con Palermo en la temporada 2010-2011. “Más allá de la derrota, fue único, nunca lo voy a olvidar. El club llevó 45.000 personas al estadio Olímpico de Roma y pude convertir un gol”, recordó, sobre aquella definición ante Inter.

Lejos quedó aquel 23 de septiembre de 2008 en Buenos Aires. Bajo el mando de Carlos Ischia, Boca se estrenaba en una nueva edición de la Copa Sudamericana. El certamen continental quedó en un segundo plano por el protagonismo adquirido por el Apertura (el Xeneize se impuso en un triangular decisivo frente a San Lorenzo y Tigre). Por este motivo, el entrenador optó por un equipo alternativo para enfrentar a Liga Deportiva Universitaria de Quito en el primer partido. Dentro de la formación compuesta, en su mayoría, por jóvenes valores surgidos del club, debutaba Ezequiel Muñoz, un marcador central señalado como una de las máximas promesas de las inferiores.

Fueron sólo 22 encuentros los disputados por Muñoz previo a pegar el salto al fútbol europeo en 2010. Italia fue su hogar durante siete años (Palermo, Sampdoria y Genoa) hasta que se mudó a España en 2017 para vestir la camiseta de Leganés. Dos años en la institución de Madrid precedieron a la decisión de aceptar el llamado de Luis Zubeldía y regresar a la Argentina. Lanús será su equipo durante una temporada que tendrá al club como protagonista de la Superliga y la Copa Total Argentina. Este sábado, desde las 21.10 y en el estadio Julio Humberto Grondona de Arsenal, el Granate se medirá con Independiente Rivadavia por los 16avos de la competencia federal. El marcador central tendrá la oportunidad de vivirla desde adentro por primera vez y en una charla mano a mano con el sitio oficial de la Copa Argentina, describió sus impresiones acerca del torneo y rememoró una actuación destacada en la Copa Italia durante su etapa en Palermo.

– Ezequiel, se viene tu debut en la Lanús y coincide con tu primer partido en la Copa Argentina. ¿Qué opinión tenés del certamen?

– Uno siempre está preparado, más allá de que el entrenador todavía no confirmó la preparación. Creo que la Copa Argentina es un torneo lindo porque es duro para cualquier club de cada categoría. Es un partido único en cancha neutral y estamos muy metidos porque es un lindo objetivo para nosotros.


– Tuviste una grata experiencia con Palermo en la Copa Italia 2010-2011, incluso convertiste en una Final. ¿Qué recuerdo te quedó de aquella campaña?

– Espectacular, 90.000 personas estuvieron en el Olímpico de Roma en aquella jornada, la mitad eran del Palermo y la otra parte del Inter. Tuve la suerte de convertir un gol pero también fui expulsado injustamente. Más allá de la derrota, fue una experiencia única porque tenía 20 años recién. Nunca la voy a olvidar.

– ¿Cómo analizas en la previa el cruce de 16avos de Final contra Independiente Rivadavia?

– Será un equipo difícil, que se quiere mostrar. Pienso que los rivales del Ascenso son más duros que los de Primera en este tipo de instancias. Tenemos que estar preparados mental y físicamente porque será un lindo encuentro para jugar.

– Al no disputar certámenes internacionales, ¿la Copa aparece como uno de los principales objetivos de Lanús?

– Creo que los dos torneos (el restante es la Superliga) son la prioridad para nosotros porque, cuando querés ganar siempre, cada partido aparece como un objetivo importante. En este semestre tenemos pocas competiciones, así que sería bueno ganar este sábado para poder mantenernos en carrera.


– ¿Cómo vivís tu regreso al país después de casi una década?

– Me siento bien, rencontrándome con un fútbol argentino que es mucho más fuerte. Estoy contento, tuve una buena puesta a punto en lo físico, lo necesitaba para afrontar el inicio de la mejor manera.

– Más allá de la experiencia, ¿en qué aspecto sentís que mejoraste con relación al jugador que surgió de Boca?

– Creo que la experiencia te permite mejorar mucho mentalmente, afronto los partidos de una manera completamente distinta, con otra tranquilidad. Los años que perdés físicamente los ganás de esa manera, termina siendo mejor porque el fútbol tiene una gran parte mental. Además, aprendí a mantener la posición dentro de la cancha gracias al trabajo táctico realizado durante mi etapa en Italia.


Fuente:
Copa Argentina