¡HOLA PUNTERO!

El equipo de Zubeldía consiguió un valiosísimo triunfo en la Fortaleza al imponerse por 1 a 0 frente a Central Córdoba y en la apertura de la fecha 5 de la Superliga lo encuentra en lo más alto del campeonato junto a Boca y San Lorenzo (con un partido menos). El único tanto de la noche fue conseguido por Carlos Auzqui a los 28 minutos del primer tiempo, tras una habilitación magistral de José Sand.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

En el marco de un encuentro aguerrido, y con llegadas en ambos arcos, el local pegó en el momento justo y luego supo sostener la ventaja. Agustín Rossi y José Sand, los puntos más altos del equipo que arrancó pensando en el promedio y hoy se ubica en la cima del torneo.

Luego de un comienzo desalentador en el campeonato, Lanús sigue tomando vuelo. Y vuela alto, se ilusiona. Y se hace fuerte. Y con méritos justificados, ya se planta en el lote de los de arriba ubicándose nada menos que el cima de la Superliga. Si bien es cierto, cuenta con un partido más que el resto, ¿quién diría que un equipo que arrancó pensando en la lucha del descenso hoy se ubique puntero? Ni el más optimista. El cachetazo recibido en el Monumental fue justo y necesario para disfrutar de este presente alentador.

NO HAY DOS SIN TRES. Luego de sumar un punto de seis en el inicio, Lanús ahora acumula tres victorias de manera consecutiva que lo ubican en lo más alto de la tabla. Además, escapa de los puestos peligrosos en cuanto al descenso.

Fue victoria, en casa y ante un rival bravo. Es cierto que en los papeles todo indicaba que el Grana tenía todas las de ganar, pero a la hora de hacer correr la pelotita, la historia fue distinta. Central Córdoba hizo un gran trabajo, arrinconó al conjunto local el primer cuarto del partido y de no ser por Agustín Rossi seguramente podría haberse llevado un mejor rédito a Santiago. Sin embargo, pagó caro un descuido. O mejor dicho una virtud del rival. Entre Vera, un pase mágico de Sand y una definición con suspenso de Auzqui, Lanús se puso en ventaja y despertó. Las cosas cambiaron desde ése entonces, y si bien no hubo más gritos en la noche sureña, emociones sobraron hasta el final.

ROSSI, FIGURA Y CON EL ARCO EN CERO

Por primera vez en la Superliga, el arquero del Granate se fue sin recibir goles en contra. Sus grandes intervenciones claramente tienen mucho que ver con el gran presente del equipo. Premio más que merecido.

El arquero de Lanús fue protagonista como lo viene siendo desde su llegada al club. Tapó todo lo que le tiraron y además mostró seguridad. Sin ir más lejos, la volada ante el remate de Galeano seguramente será de las mejores de la fecha. Por su parte, el otro que estuvo a la altura aunque no mojó fue José Sand. Indestructible, incansable lo del delantero que las pidió y peleó todas. La gente lo reconoció en todo momento.

Volviendo al juego, de no ser por las malas decisiones en los últimos metros, los de Zubeldía seguramente hubiesen definido la historia mucho antes. Sobre el cierre, Rodríguez la ahogó la más clara al Ezequiel Muñoz, otro de gran andar.

UN PERRO ENCENDIDO

Carlos Auzqui sigue ganando terreno en el once titular. El ex River marcó su segundo gol de manera consecutiva. ¡Bien!