“GANAR SERÍA UN GRAN ENVIÓN”

Para Zubeldía, el partido de mañana con Central Córdoba es fundamental para meterse en el lote de los de arriba. “Sentimos que es un partido muy importante por la posibilidad de acumular tres triunfos en caso de ganar y eso nos posicionaría muy bien”, expresó en conferencia de prensa. Además confirmó a Auzqui, avisó que esperarán hasta último momento por Lautaro Acosta (si no llega jugaría De La Vega) y que Marcelino todavía no está para volver.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

Luis Zubeldía tiene todo casi listo para el partido de mañana, en el cual Lanús se medirá en La Fortaleza ante Central Córdoba por la quinta ornada de la Superliga. Tras dos triunfos de manera consecutiva, el Granate tendrá la posibilidad de subirse a la cima del campeonato en caso de obtener los tres puntos, a la espera de otros resultados, claro está.

Por ese motivo, para su entrenador es fundamental no dejar pasar la chance de meterse en el lote de los de arriba. “Después de River la situación o sensación era que estábamos muy preocupados, y ahora el panorama es otro. Es lo lindo del fútbol. Debemos ganar y para eso debemos trabajarlo bien”, manifestó en conferencia de prensa.

Con respecto al armado del once inicial, la principal duda pasa por saber si llega o no en condiciones Lautaro Acosta. El resto sería el mismo equipo, con la salvedad de que Marcelino Moreno continúa siendo baja por lesión (distensión en el aductor medio izquierdo).

Auzqui está bien, hizo el táctico. A Lautaro lo vamos a esperar hasta mañana a la mañana, si no llega es probable que en su lugar juegue De La Vega. Sentimos que es un partido muy importante por la posibilidad de acumular tres triunfos en cada de ganar y eso nos posicionaría muy bien. Sería un gran envión”.

ELOGIOS AL UNO: “Siempre digo que un equipo que quiere ser protagonista tiene que tener al arquero como figura. No puede pasar desapercibido. Lo de Rossi es muy bueno, tapó pelotas clave”.

Por otro lado, Zubeldía manifestó cuáles son las principales virtudes del próximo rival y reiteró que no hay que confiarse: “En general, cuando los equipos del interior juegan de visitante tienen un perfil bien marcado. Son muy fuertes de local, y de visitante son muy luchadores. Tienen bien en claro su objetivo y además un entrenador con continuidad en el equipo, lo cual es fundamental para ser competitivos. No hay que relajarse”.