FÚTBOL EN EZEIZA

Bruno Russo

, NOTAS

Como se suspendió el amistoso ante Vélez, Lanús pasará la noche del viernes en el hotel Holiday Inn y el sábado a la mañana tendrá un ensayo de prueba entre titulares y suplentes, a seis días del debut oficial en 2019 contra Godoy Cruz en Mendoza. Guillermo Sara se reincorporó ayer a los trabajos con el plantel.

En una pretemporada más corta de lo habitual, Lanús encara la recta final de su preparación para el debut oficial en 2019, que será el próximo viernes 25 de enero a las 19 ante Godoy Cruz en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

Luego de sendos empates en el segundo amistoso con Patronato, el Granate entrenó dos días consecutivos por la mañana en Cabrero y Guidi, en base a un circuito de recuperación en el gimnasio, fuerza de tren superior y zona media.

Hoy, la jornada consistió en un trabajo de mantenimiento de pelota 8 vs. 8, seguido de ataque vs. defensa, fútbol en 70 metros y un táctico 11-0. 

También hará lo propio este viernes y, en horas de la noche, el plantel conducido por Luis Zubeldía se reunirá en el hotel Holiday Inn de Ezeiza -lugar habitual de concentración antes de los partidos- para pasar la noche y realizar un ensayo formal de fútbol el sábado en horario matutino, entre titulares y suplentes, en lugar del amistoso que iba a jugarse contra Vélez en la Villa Olímpica y finalmente se suspendió.

En cuanto al parte médico, la novedad es que ayer se reincorporó Guillermo Sara a los trabajos con el grupo. El arquero, que ya no tiene la mano inmovilizada tras una fractura del escafoides del carpo derecho (muñeca), comenzará con las tareas de kinesiología y tendrá en estas horas un turno con los médicos que lo operaron para saber qué actividades podrá realizar. Aún no hay un plazo cierto de recuperación, pero se estima que el juvenil Juan Pablo Cozzani será el arquero suplente de Ibáñez en los primeros encuentros de la Superliga.