FINAL TORCIDO

En la última jornada de la Superliga, Vélez fue muy eficaz y no tuvo piedad de Lanús. Lo superó claramente por 4 a 0 gracias tres goles de Agustín Bouzat y uno de Rodrigo Salinas, en una noche que pudo ser soñada y terminó siendo de terror. El Granate ahora deberá esperar a que se den una serie de resultados para poder ingresar a la Copa Sudamericana.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

El equipo de Luis Zubeldía salió al José Amalfitani con la obligación de ganar para no depender de nadie si quería participar en la próxima edición de la Copa Sudamericana. Quizás, eso lo terminó perjudicando y se autogeneró una presión que fue fatal. Eso, sumado a la excesiva efectividad de Vélez, terminaron formaron un combo temible que tuvo como cierre de Superliga una noche de terror para Lanús. Fue 4 a 0 para los dirigidos por Gabriel Heinze que dejaron al Grana al borde del abismo en su ilusión de volver a clasificar a una competencia internacional. Para que eso suceda, ahora deberá esperar a que cinco equipos que están por detrás suyo no ganen. Sí, sería un verdadero milagro.

Una tarde noche torcida que arrancó con un partido parejo, trabado, sin situaciones reales en ninguno de los dos arcos y que incluso tenía a Lanús mejor parado. Sin embargo, en la primera situación que tuvo el local la mandó a guardar. A los 34 minutos, pelotazo cruzado que logró sacar provecho Agustín Bouzat casi de casualidad, interrumpiendo la jugada y definiendo de zurda ante Carrasco e Ibañez, que logró desviar el balón pero sin suerte. El Grana intentó pero sin fuerza de mitad de cancha hacia adelante y con la pelota parada como única herramienta seria para llegar al arco de Hoyos.

Las cosas mucho no cambiaron, aunque de a poco comenzaron a aparecer los espacios en la defensa del equipo de Luis. Más precisamente por el sector izquierdo, lugar favorito para atacar de parte del Fortín. Y fue justamente a espaldas de Pasquni que se filtró Fernández a los 9’ para encarar a Ibañez y tocar al medio para que Bouzat ponga el segundo tanto de la noche.

No iba a ser todo de parte del volante de Vélez, ya que a los 16’ iba a ser protagonista del tercero, con una bonita definición ante la salida de Ibañez y tras un nuevo pase de Fernández. A pesar de la superioridad del local, o mejor dicho efectividad, Lanús nunca se dio por vencido. Con lo que le quedaba, fue a descontar y se encontró con el palo en dos oportunidades (Marcelino y Pablo Martínez). En cambio para el Fortín, todo fue mucho más sencillo y casi sin despeinarse a los 29 otra vez aumentó la diferencia con un derechazo fatal de Rodrigo Salinas a quemarropas ante un indefenso Ibañez.

SÍNTESIS:

Vélez (4): 12- Lucas Hoyos; 6- Joaquín Laso, 17- Lautaro Gianetti, 29- Luis Abram, 3- Braian Cufré; 30- Gastón Giménez, 28- Nicolás Domínguez; 16- Lucas Robertone, 23- Thiago Almada, 10- Agustín Bouzat; 18- Leandro Fernández. DT: Gabriel Heinze.

Suplentes: 22- Alexander Domínguez, 24- Gastón Díaz, 8- Yamil Asad, 27- Pablo Galdames, 32- Luca Orellano, 31- Álvaro Barreal y 9- Rodrigo Salinas.


Lanús (0):
12- Matías Ibáñez; 27- Gabriel Carrasco, 23- Rolando García Guerreño, 2- Tiago Pagnussat; 4- José Luis Gómez, 13- Tomás Belmonte, 19- Facundo Quignón, 25- Marcelino Moreno, 21- Nicolás Pasquini; 7- Lautaro Acosta (C) y 9- José Sand. DT: Luis Zubeldía.

Suplentes: 31- Juan Pablo Cozzani, 18- Marco Torsiglieri, 26- Leonel Di Plácido, 8- Guillermo Acosta, 10- Pablo Martínez, 37- Sebastián Ribas y 41- Matías Donato.


Goles:
PT 34′ Agustín Bouzat (V); ST 10′ y 16′ Agustín Bouzat (V), 29′ Rodrigo Salinas (V).

Amonestados: ST 23′ Rolando García Guerreño (L) y 24′ Nicolás Domínguez (V).

Cambios: ST 15′ Pablo Martínez por José Luis Gómez (L), 26′ Yamil Asad por Nicolás Domínguez (V), 27′ Rodrigo Salinas por Leandro Fernández (V), 28′ Leonel Di Plácido por Gabriel Carrasco (L), 31′ Gastón Díaz por Braian Cufré (V) y 32′ Guillermo Acosta por Lautaro Acosta (L).

Figura: Agustín Bouzat (V).

Árbitro: Germán Delfino.
Asistente 1: Cristian Navarro.
Asistente 2: Alejandro Mazza.
Cuarto árbitro: Fernando Espinoza.

Estadio: José Amalfitani.

Reserva: Domingo a las 10:00 en la Villa Olímpica. Árbitro: Catrián Peralta.