“Esperamos tener una fecha para volver a entrenar antes que termine septiembre”

Mariano Arcorace, directivo a cargo del fútbol juvenil de Lanús, hizo una proyección para el regreso a la actividad de las divisiones inferiores, “sujeto a lo que ocurra con la educación y los medios de transporte”. Los trabajos y talleres de los chicos de manera virtual, la asistencia del club a los jugadores con necesidades básicas y la promoción de juveniles en esta nueva etapa del fútbol argentino, entre tantos otros temas de la charla mano a mano con Fortaleza Granate.

A más de cuatro meses del inicio del aislamiento obligatorio ante la pandemia del COVID-19, las ansias de la vuelta a los entrenamientos no sólo alcanza a la Primera División. En idéntica situación, o aún con mayor intranquilidad, se encuentra el Fútbol Juvenil de AFA, que ni siquiera pudo comenzar la competencia en este 2020.

“Si bien todo el departamento médico del fútbol juvenil trabaja en un protocolo, sabemos que la AFA elabora un proyecto con una comisión para Primera División y también para juveniles. Uno quiere ser optimista, pero hasta que no esté bastante aceitado lo de Primera, entendemos que hay que esperar. Esto viene atado a lo que ocurra con la educación y los medios de transporte, a través del cual la mayoría de los chicos va a entrenar”, expresó Mariano Arcorace, directivo a cargo de las divisiones inferiores de Lanús, en una charla mano a mano con Fortaleza Granate vía Zoom.

“Esperamos que antes de terminar septiembre tengamos una fecha para volver a entrenar. Después, lógicamente respetaremos lo que decida el Ministerio de Salud, la Nación y la AFA en función del armado de un campeonato”.


Al respecto del próximo torneo, con fecha incierta, el dirigente del Grana aclaró: “Por la veda que dispone Futbolistas Argentinos Agremiados, hasta el 14 de marzo no se puede jugar en el horario de las 12 a las 17. Eso inhabilita a la jornada completa de fútbol juvenil que arranca a las 9 y termina cerca de las 15 horas. En ese caso se podrían a llegar a disputar sólo dos partidos, o quizás uno. Creo que hay buena predisposición de todas las partes para poder acomodarlo y que, por ejemplo, se pueda jugar un partido el viernes por la tarde o el sábado después de las 17”.

En el inicio de la charla, Arcorace se refirió a las rutinas de entrenamiento y los distintos talleres de los cuales participan los chicos de manera virtual. Y cómo el club ayuda a aquellos que más lo necesitan, a través de la asistencia y el rol indispensable de la Fundación.

Luego, se refirió a cuánto puede afectar este parate sin fútbol ni entrenamientos a los juveniles. “Por suerte veníamos atravesando un proceso de trabajo muy bueno. Este año iba a haber un torneo largo, aunque generalmente se hacían dos cortos. En cuanto a la planificación y metodología de trabajo, de Quinta a Séptima promocionábamos a tres o cuatro jugadores para que compitan en los partidos de la categoría superior. Al no estar la competencia, eso no se pudo hacer y obviamente retrasa a todos en líneas generales. Pero si bien el parate va a afectar la formación de todo el fútbol juvenil, a nosotros en particular creemos que no nos deja tan atrás en ese sentido”, sostuvo.

“El parate nos encuentra en un escenario muy bueno si se toma la decisión de promover más juveniles a Primera. Cada categoría tiene entre cuatro a seis jugadores con mucha proyección, pero después hay que ver las necesidades de Zubeldía”.


En otro orden, el directivo hizo una mención especial a la Novena División de Sebastián Salomón, categoría 2005, por ser nombrada la mejor de todo el fútbol juvenil, aún sin ser campeón en el segundo semestre de 2019. “Eso habla de un estilo y de una forma. Significa que hace muchos años se viene trabajando fuerte en el club. Este año se quería empezar a ensayar la línea de tres defensores, porque es lo que se viene en el mundo. Tratamos de estar adelantados y seguir con la misma intensidad. El objetivo es no quedarse ni retroceder”, señaló.

“Que se hable tan bien de las inferiores de Lanús nos genera orgullo y además pone la vara cada vez más alto. A veces, sostener es más difícil que arrancar algo de cero”.

En medio de una fuerte crisis económico que atraviesa a todos los clubes, la promoción de juveniles será la fuente primordial para abastecer a la Primera División de Zubeldía. En esa línea, Arcorace ejemplificó: “Lautaro Morales y Julián Aude vienen trabajando hace mucho tiempo con la Primera. Son dos jugadores que Luis los tiene hace seis meses entrenando con él y los conoce. De los chicos de Reserva, muchos van a tener posibilidades. En la última pretemporada, varios participaron de los partidos amistosos, como Lucas Varaldo, Gonzalo Casazza, Franco Orozco y Juan Pablo Krilanovich, entre otros. Dar nombres puede ser injusto con alguno que no se mencione”.

“Los valores de Bernabei y su GPS son de un jugador de Champions League, siempre me decían los profes de inferiores. Por suerte lo ha demostrado en la elite del fútbol argentino”.


Pepo De La Vega, una de las mejores apariciones de la cantera en los últimos dos años, siempre tiene palabras de elogio hacia su formación y el trato recibido de parte de Lanús. Al respecto, Mariano opinó: “Pedro es el ejemplo de lo que muchas veces pretendemos en cuanto al sentido de pertenencia. Ante cada cámara y en cada nota, nunca se olvida nunca de la pensión y de toda la gente que lo acompañó desde su llegada hasta ser promovido al plantel profesional. Es un trabajo silencioso que él siempre se encarga de destacar y para nosotros es un orgullo”.

Bruno Russo

Bruno Russo

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD