EL UNO POR UNO DE LANÚS

Bruno Russo

, NOTAS

En el primer partido oficial de la temporada 2019/20, el Grana venció en la hora a Independiente Rivadavia para avanzar a octavos de final de la Copa Argentina, con una actuación sobresaliente de Lucas Vera, la figura en su regreso del préstamo en All Boys. Marcelino Moreno -autor del gol agónico- y Lautaro Valenti completaron el podio. Mirá todos los puntajes de Fortaleza Granate.

Agustín Rossi (5): no tuvo mucho trabajo en su debut. Por el planteo defensivo de Independiente Rivadavia, nunca le patearon al arco. Enorme tranquilidad y sangre fría para ser salida segura con los pies. Su única duda, en el cierre del primer tiempo, cuando quiso salir a cortar con los puños y quedó a mitad de camino, en el choque de cabezas entre Valenti y el Pampu González.

Gabriel Carrasco (5): Mejor en el primer tiempo que en el segundo, siendo opción de sorpresa en ataque y con proyecciones criteriosas. Envió un buen centro para el cabezazo del Laucha Acosta que contuvo Aracena, en la única llegada clara de Lanús en los 45′ iniciales. Fue reemplazado por Di Plácido a los 32′ del complemento.

Ezequiel Muñoz (6): Debut satisfactorio del marcador central que volvió al país tras nueve años en Europa. Presencia, firmeza y buen juego aéreo, sus cualidades en un partido en el que no fue exigido demasiado.


Lautaro Valenti (6,5): Sólida actuación del juvenil zurdo en su segundo partido como titular en la Primera del Grana. Enorme personalidad para imponerse en el mano a mano y también por la vía aérea. Casi no tuvo errores. Se ganó el puesto.

Nicolás Pasquini (4): En un partido parejo de Lanús en todas las líneas, fue quizás el punto más flojo. Sin demasiado trabajo en la marca, no tuvo incidencia en ataque y se lo vio errático en la pelota parada. Tuvo un remate al arco en el segundo tiempo que capturó Aracena.

Guillermo Acosta (5): Contenido en la primera parte, se soltó un poco más en el complemento y tuvo una de las opciones más claras después de un centro atrás del Laucha, que definió mal con el taco y erró de manera increíble con el arco de frente. A los 32′ le dejó su lugar a Orsini.

Facundo Quignón (6): Cerebro y eje del equipo en la mitad de la cancha, marcó el ritmo de Lanús en el partido. Cortó con falta cuando era necesario y adelantó las líneas cuando el trámite lo requería en el segundo tiempo. Siempre cumple.


Lucas Vera (8): La figura de Lanús en su regreso. El paso por All Boys le sentó bien al volante platinado, que volvió de la mejor manera. Las pidió todas y generó el fútbol que hizo desbordar a Independiente Rivadavia en la segunda parte. Tuvo un mano a mano que tapó Aracena y un derechazo potente que salió muy cerca. Además asistió cuantas veces pudo con enorme criterio. Si mantiene este nivel, es titular indiscutido.

Marcelino Moreno (7): Arrancó el semestre tan bien como terminó el anterior, con el plus de haber convertido el gol agónico de la clasificación en tiempo de descuento. Recostado sobre la banda derecha, desequilibró con su velocidad y llegó hasta el fondo en varias ocasiones. Coronó una buena actuación con el traje de salvador para avanzar a Octavos.


José Sand (5): Si bien no tuvo ninguna ocasión de peligro, jugó para el equipo y aguantó todo lo que le tiraron para servir de asistidor o simplemente rebotar en la elaboración de jugadas en ofensiva. Su experiencia siempre es útil para abrir partidos de este estilo.

Lautaro Acosta (5): Actuación con vaivenes del capitán Granate, autor del cabezazo que casi abre el marcador a los 13′ minutos de juego. En el segundo tiempo, ganó y perdió en el mano a mano. Alargó demasiado una llegada que tenía destino de gol, tras pase de Lucas Vera, aunque también resolvió bien en la acción del Bebe Acosta que definió mal.

Leonel Di Plácido (-): Ingresó apenas 13 minutos en lugar de Carrasco para ganar presencia en campo rival. Armó una buena combinación con el Pepe Sand, pero la tiró larga cuando entró al área y perdió el duelo con Aracena.


Nicolás Orsini (-): Saltó al campo junto a Di Plácido para sumar gente en el área de la Lepra mendocina. En la única chance que le quedó para definir, le entró mordido. De los últimos refuerzos que llegaron, fue el único que concentró y tuvo algunos minutos.

Luis Zubeldía (6): Inteligente para leer el partido, rompió el cerrojo defensivo de Independiente Rivadavia con un cambio posicional en el entretiempo. Lo soltó a Lucas Vera para que juegue libre por el medio y allí se vio lo mejor de Lanús en la creación. Se guardó una modificación y recién metió dos juntas a 13′ del final porque el equipo era superior con los once iniciales.

 

Fotos: Pablo Villán (FG) y Copa Argentina