EL RETORNO DEL REY: TERCERA PARTE

José Sand se transformó oficialmente esta tarde en el primer refuerzo de Lanús para el 2019. Luego de limar asperezas con los dirigentes, especialmente con Nicolás Russo con quien había tenido un fuerte cruce un año atrás antes de irse a Colombia, puso el gancho nuevamente con Lanús por un año y medio. A los 38 años, el correntino llega con la ilusión de alcanzar al récord de Luis Arrieta como máximo artillero de la historia del club y luego retirarse con la camiseta que tanto ama. La gente lo recibió de la mejor manera, como era de esperarse, claro.

Ni el más optimista imaginaba esta imagen una vez más. El goleador, otra vez en su casa, y con la 9 Granate que tantas alegrías supo dar. La más deseada por todos los hinchas de Lanús, sí, que un año atrás se lamentaban detrás del televisor cuando José Sand anunciaba su salida del club. Inolvidable, por cierto, en medio de un sin fin de declaraciones contra la dirigencia ya conocidas y que por suerte quedarán en el pasado. Fueron 12 meses sin Pepe, que anduvo metiendo goles por Colombia y que a pesar de contar con otros ofrecimientos, dejó de lado enojos y broncas para estar nuevamente en donde él considera su casa: La Fortaleza.

Pasadas las 18, el delantero de 38 años – que venía de pasar Navidad en Bella Vista, Corrientes – se reunió con los dirigentes en las oficinas del Polideportivo de Cabrero y Guidi para estampar su firma que lo vinculará con el club por un año y medio más (junio del 2020). Foto de por medio, abrazos y sonrisas también, el goleador que busca superar la marca de Luis Arrieta para ser el máximo artillero de la historia del club, se dirigió al Estadio – previa conferencia de prensa – para volver a encontrarse con su gente que lo venía esperando desde el momento que se fue.

Mañana será el momento de otro reencuentro, con sus compañeros, cuando comience oficialmente la pretemporada del Granate. Y en especial con Luis Zubeldía, pieza clave en esta tercera etapa de José en club. Desde el momento en el cual el entrenador tomó las riendas del equipo ya tenía en mente poder contar con el correntino de 38 años para el 2019. Su intervención entre las partes fue vital para que Russo y el propio Sand limen asperezas y tomen en cuenta la complicada y delicada situación que vive el club en cuanto a los números y el Promedio.