EL OTRO SHOW

Durante la gran fiesta de ayer por el Centenario Granate, se fueron dando diferentes momentos inolvidables con varios protagonistas históricos del club. Entre ellos se destacó la inolvidable ovación de la gente para José Sand, el chiste del Cabezón Ruggeri y el reencuentro de Huguito Morales con la gente que tanto lo quiere. Fortaleza Granate te acerca las mejores imágenes de todo eso y los videos destacados para que sientas que la noche en Arias y Guidi nunca terminó.

ram

Fue una noche mágica. Repleta de esos momentos emocionantes e inolvidables para todo hincha de Lanús que se mostró feliz y orgullo de estos primeros cien años de vida. Por eso, desde Fortaleza Granate preparamos este informe especial en el cual trataremos de recrear algunos de ellos en los cuales varias figuras de la historia rica del club tuvieron su minuto de gloria. Arrancando por la emotiva reacción de la gente cuando descubrió en la Platea a su eterno goleador José Sand, quien se llevó la mejor ovación de la noche.

Qué agregar sobre el excelente recibimiento cuando los conductores del evento pidieron un fuerte aplauso para uno de los grandes ídolos del club: Hugo Morales. El ex volante también se reencontró con la hinchada Granate e hizo emocionar a más de uno cuando afirmó que gracias a Lanús pudo salir adelante en el momento más difícil de su vida. Un grande enserio Huguito que además se animó a presentar a otra gloria de la institución. El campeón del Mundo en el 86, Hector Enrique.

Otro de los hombres más buscados y queridos por Arias y Guidi: Ramón Cabrero. No hay un instante siquiera en el que la gente no le demuestre su eterno agradecimiento por el campeonato obtenido en diciembre del 2007. Un romance que sigue creciendo, un amor mutuo.

rug

Uno que no le tuvo miedo a las casi 20 mil personas que tenía adelante y agarró el micrófono para divertirse un rato fue Oscar Ruggeri, leyenda en el fútbol argentino que decidió retirarse con la camiseta Granate hace ya varios años. Como broche de oro, contó un chiste y se río de lo lindo en el escenario.

Alejandro Marón también se animó a pararse frente a la multitud y se mostró emocionado por ser el presidente al cual le toque recibir el tan ansiado Centenario del club. No se olvidó de todos los dirigentes que trabajan día a día en la institución y recordó a aquellos que dejaron su granito de arena. Para despedirse, arrancó un cántico famoso y también histórico.

Hablando de ovaciones y aplausos, no podían faltar los Mellizos Barros Schelotto, primero desde el Palco en donde vieron toda la fiesta y después desde el escenario para el cierre de la ceremonia. Cuando le tocó decir unas palabras, Guillermo no se olvidó de Ramón Cabrero y su constante enseñanza que le deja día tras día en el club.

El cierre, con todos los protagonistas arriba del escenario, fue de lujo. Todos tuvieron su minuto para agradecerle al club por todo lo que les dio en su debido momento. Inolvidable por donde se lo mire.