El Karma Granate

Lanús le ganaba bien 2-0 a Central con goles del Flaco López y el Pepe Sand, pero como le viene pasando en las últimas fechas, en una ráfaga de un minuto se lo empataron 2-2 con un doblete de Marco Ruben. Despedida como local de Zubeldía con la clasificación asegurada a la Copa Sudamericana 2022.

Lanús gana y el rival le convierte dos goles en pocos minutos. La racha arrancó cuatro fechas atrás, con Patronato en Paraná (del 2-0 al 2-3). Siguió ante Platente (3-1 a 3-3). Tuvo un nuevo capítulo en el Cilindro de Avellaneda frente a Racing (1-0 a 1-3). Y una vez más, se repitió la historia contra Central, con dos goles de Marco Ruben ¡en un minuto! para sellar el empate 2-2 que dejó un sabor sumamente amargo.

Sin embargo, a diferencia de los tres casos anteriores, en esta ocasión no se veía venir. El equipo de Zubeldía, en su despedida como local, parecía tener el partido controlado. Con el 2-0 a su favor, sometía al conjunto rosarino al juego que más le convenía y no pasaba sobresaltos. Pero en un abrir y cerrar de ojos, la historia estaba igualada. Increíble. Muy difícil de explicar. Ya no parece ser simplemente una cuestión futbolística. Hay una energía que sobrevuela en el aire. Es el Karma Granate.


La noche empezó de la mejor manera para Lanús, que al minuto ya había exigido a Juan Pablo Romero con una doble tapada a López y Esquivel, la segunda a puro reflejos con los pies. Apenas 120 segundos después, se abrió el marcador: pared entre Ángel González y Leo Di Plácido, quien llegó bien hasta el fondo y le cedió el gol a José Manuel López, para su 13º conquista en el torneo.

El Grana dominó en un primer tiempo favorable, más allá de un par de ocasiones claras que desperdició Marco Ruben. El trámite se mantuvo en el inicio del complemento, donde aumentó rápido la ventaja. A los 6′, centro preciso de Bernabei y definición del eterno José Sand, con suspenso por la intervención de Romero que casi salva Garay en la línea.


¿Partido liquidado? Nunca con Lanús, incluso cuando la balanza a favor. A los 23′ descontó Central, desde una asistencia milimétrica de Vecchio que Ruben conectó con gran olfato goleador, ante la pasividad de Burdisso que no cerró. Entonado por achicar distancias, la visita insistió y tuvo -demasiado- premio. Pérdida del Chino Esquivel cerca del área propia y remate de Francesco Lo Celso que se desvió en Ruben -en estado de gracia- y descolocó a Lautaro Morales.

El final fue abierto, para el infarto. Se lo pudo llevar el Granate, con Pepo de la Vega que se pasó en un centro bajo de Nacho Malcorra y también con Sand, ya en tiempo de descuento; entre Garay -amortiguó la definición- y Blanco salvaron al elenco del Kily González, que también tuvo sus oportunidades para quedarse con el triunfo. Martínez Dupuy movió el travesaño a los 44′ y Ruben casi marca su triplete a los 50′, aunque Morales se lo impidió con una enorme atajada ante un cabezazo a quemarropas y luego despejó Matías Pérez con una salvada providencial.


Llegó diciembre pero la suerte no cambió. Lanús se quedó sin Copa Libertadores y al menos aseguró la clasificación a la Sudamericana 2022, para continuar en el plano internacional otro año más. El próximo fin de semana, visitará a Defensa y Justicia únicamente para cumplir con el calendario, en la despedida de Zubeldía como técnico.

Bruno Russo

Bruno Russo

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

[socialpoll id="2735909"]

Copa LPF 2021

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD