“DISFRUTO TENER CONTINUIDAD EN UN CLUB MARAVILLOSO”

Bruno Russo

, ENTREVISTAS, NOTAS

Gabriel Carrasco, figura silenciosa del equipo sensación de Zubeldía, habló largo y tendido con Lanús 2000 en un recorrido por toda su carrera: su llegada a los ocho años, la formación con mucho gol en inferiores, el apoyo de la familia, su paso por la Selección Argentina, el debut con Almirón en 2017, la continuidad con Carboni y finalmente la consolidación de la mano de Luis como stopper derecho, un puesto nuevo y a la vez cómodo para el defensor de 21 años.


SENSACIONES POR EL PRESENTE COMO TITULAR

“Estoy pasando por un momento muy bueno desde lo futbolístico, jugando en una posición donde me siento verdaderamente cómodo. Disfruto de estar en este maravilloso club y sobre todo de tener continuidad”.

EL APOYO DE LA FAMILIA

“El esfuerzo de los padres siempre está presente y es impresionante, algo que no se puede devolver. Hay muchas cosas que uno deja de lado en su crecimiento y adolescencia. La única manera de agradecer todo ese cariño es jugando, que ellos te vean feliz adentro de una cancha y sentir que valió la pena”.

SU LLEGADA AL CLUB

“Arranqué a los ocho años, en infantiles. Vine a jugar el Mundialito que se organiza cada año con mi club de barrio (Maipú) y en la semana me había llegado una carta para que venga a probarme. Después de eso empecé acá en Lanús y no paré desde ese momento”.

EL CRECIMIENTO INSTITUCIONAL, DESDE ADENTRO

“Con mi familia no conocíamos la institución cuando llegué; en realidad no conocíamos ninguna porque siempre jugué en el barrio hasta esa edad. Al poco tiempo me di cuenta que es un club tremendo. Tuve la posibilidad de disfrutar cada rincón desde chiquito y ver hoy el crecimiento que tuvo Lanús es impresionante”.

LOS TÉCNICOS QUE TUVO EN SU FORMACIÓN

“El primero fue el Turco Farsa, un fenómeno. Después cuando se armó Pre-AFA, estuve con Carlos Lodico. En Pre-Novena me dirigió el Beto Alonso y empecé en el fútbol amateur con Ricardo Carrizo (Novena). Le siguieron dos años seguidos con el Tino Ribonetto (Octava y Séptima), el Kely Carboni (Sexta), Gabi Medina (Quinta) y Gabi Ramón (Cuarta)”.

LA POSICIÓN EN LA CANCHA

“En infantiles jugaba de cuatro o de ocho, alternaba en los dos puestos. Era muy ofensivo, me gustaba llegar al área y por suerte me tocó hacer muchos goles. Con el correr de los años fui yendo cada vez un poco más atrás en la cancha. Con edad de Cuarta ya era lateral fijo y también lo hice en Reserva”.

LA ERA DE FÚTBOL AMATEUR

“Soy uno de los pocos afortunados de mi categoría que llegó a compartir el vestuario de Primera. El paso en inferiores es lindo y doloroso a la vez. Uno convive con muchos amigos y compañeros que no vuelve a ver cuando llega fin de año y se decide que no sigan. Hay un montón que los veías y decías ‘estos son cracks, van a triunfar’. Cuando vas creciendo, el embudo es cada vez más chico y hay que aprovechar las posibilidades en la cancha para demostrar de qué estás hecho”.

EL PASO POR LA SELECCIÓN ARGENTINA

“Me llamaron del Sub-20 cuando clasificaron al Mundial con Ubeda, después del Sudamericano (2015 en Uruguay), que jugó Toto Belmonte en gran nivel. A la vuelta me citaron al preseleccionado y compartí plantel con un montón de chicos que hoy están jugando en Primera o afuera, como Lautaro Martínez y Ezequiel Ponce. Me sentía con confianza para ser parte de la lista mundialista, pero dos semanas antes tuve la desgracia de lesionarme el tobillo. Intenté no decaerme, un mes atrás había debutado y sabía que iba a tener la posibilidad de jugar otra vez en Lanús. Eso me dio ánimo para levantarme rápido”.

SU ÓPTIMA DEL SUBCAMPEÓN DE AMÉRICA

“Era un equipo impresionante. Me tocó vivir todo muy de golpe, con el debut, el paso por la Selección hasta que, en un abrir y cerrar de ojos, estábamos en la final de la Libertadores. Se vivió algo único, después de la noche de los penales con San Lorenzo y el partido épico contra River. Sentía que estaba viviendo un sueño y obviamente lo disfruté”.

LA NOCHE ÉPICA CON RIVER

“Lo vi desde la platea con mi familia. Me acuerdo que mis viejos me miraban y les daba ganas de llorar de la felicidad, porque su hijo era finalista de la Libertadores. Son cosas que no se olvidan más”.

EL DEBUT EN PRIMERA

“Para un chico siempre es soñado ese partido, pero no fue el mejor por el resultado. Me tocó debutar en cancha de Racing y perdimos 3 a 0 (en 2017, con Almirón de técnico). Si bien importan las circunstancias, cuando uno es pibe solamente quiere jugar. Siempre se busca dar lo mejor porque es una manera de crecer futbolísticamente”.

SUS MEJORES ACTUACIONES CON ALMIRÓN

“Los primeros partidos que siento que pude rendir al máximo fueron en Bolivia con The Strongest por la Copa y la última fecha de ese torneo en cancha de Independiente, que empatamos 1 a 1. Ahí pude soltarme un poco más en la cancha y lo hice bien”.

EL VESTUARIO, UN MUNDO APARTE

“Es un orgullo compartirlo con el Pepe (Sand), el Laucha (Acosta) y Mati (Ibáñez). Ni hablar cuando me tocó subir a mí y había ‘monstruos’ como Maxi (Velázquez) y Diego (Braghieri)”.

FUERTE EN LAS ALTURAS. “Mido 1,75 mts. pero me defiendo bastante bien en el juego aéreo, je. El gol de cabeza a Patronato es una jugada que nunca voy a olvidar por ser el primero”.

EL 2018 ADVERSO CON CARBONI

“Fue un año complicado porque no se dieron los resultados que esperábamos. Internamente sabíamos que merecíamos más. Por suerte hoy se dio vuelta todo y también estamos teniendo la suerte de nuestro lado”.

LA POSICIÓN DE STOPPER CON ZUBELDÍA

“Es un puesto que nunca lo había entrenado y en el cual hoy me siento muy cómodo. Eso tiene que ver con la confianza en uno mismo, si bien Luis también me la transmite. Competir cada fin de semana a este nivel está muy bueno”.


LOS ELOGIOS DEL DT POR LA INTENSIDAD

“Yo no lo noto adentro de la cancha, pero sí me lo han dicho y agradezco mucho esas palabras de Luis hacia mi. Los compañeros también me dicen que estoy muy bien o me felicitan por los partidos que juego”.

EL TÁNDEM CON DI PLÁCIDO

“Nos entendemos bastante bien con Leo por la banda derecha. Los dos somos laterales y sabemos hacer el cambio de marca, aprovechando nuestra velocidad. De vez en cuando, nos queda algún rival flotando y se nos complica, pero veo que estamos consolidados y nos arreglamos bien”.


LA NOTA COMPLETA CON CARRASCO