DE ESTRENO FRENTE AL GRANA

Ricardo Caruso Lombardi se convirtió en el nuevo entrenador de San Martín de Tucumán y debutará casualmente nada menos que ante Lanús, el próximo sábado a las 19.20 en condición de local. El Tano, de último paso por Tigre, llega por un año y medio con el objetivo de mantener la categoría, algo por cierto bastante complicado.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

La realidad marca que San Martín de Tucumán necesita un cambio urgente para poder mantener la categoría. Una serie de malos resultados que incluyen seis partidos sin conocer la victoria, con cuatro derrotas y dos empates, sumado a la renuncia de Gastón Coyette hicieron que el Ciruja entre en zona de riesgo de Descenso. Acutalmente, se ubica en la Superliga en el puesto 22º, con apenas 18 puntos producto de 3 triunfos, 9 empates y 8 derrotas.

Por eso la dirigencia pensó en un entrenador especializado en milagros a la hora de hablar de mantener la categoría. Y por eso arregló con Ricardo Caruso Lombardi, quien firma por un año y medio y debuta este mismo sábado. El rival será nada menos que el Lanús de Luis Zubeldía, que atraviesa un gran presente y quiere extender su buena racha para engrosar su promedio y meterse en zona de Copa Sudamericana.

https://twitter.com/CASMOficial/status/1100771713296592896?s=19

El Santo Tucumano no tiene mucho margen para quedarse en Primera, por ende Caruso deberá frotar la lámpara cuanto antes. Es uno de los más comprometidos, aunque divide por este solo torneo y eso hace que tenga posibilidades de no bajar al Nacional B. Con un fixture complicado por delante (Lanús, Huracán, Boca, Estudiantes y San Lorenzo), de 15 puntos en juego necesita de los 15 para no depender de nadie. De 8 a 13, tendrá que esperar a que se den otros resultados, y de 7 para abajo descenderá.