CUESTIÓN DE ACTITUD

Partidazo. Lanús reaccionó y derrotó 3-2 a San Lorenzo.

El equipo de los Mellizos Barros Schelotto se quedó con un valioso triunfo al derrotar a San Lorenzo en la Fortaleza por 3 a 2 en un verdadero partidazo en donde pasó absolutamente de todo. El Granate se puso arriba en el marcador de entrada nomás, gracias a una buena definición cruzada de Pereyra Díaz luego de una gran contra que comandó Silva. Pero el Ciclón reacción, fue en la búsqueda desesperada del empate y no sólo que lo consiguió, si no que además logró darlo vuelta. Gentilletti, promediando la primera parte, y Romagnoli – tras un desvió – en el inicio del complemento, le permitieron a los de Pizzi remontar el resultado. Sin embargo, Guillermo y Gustavo cambiaron el chip. Pusieron en cancha a Lucas Melano, mandaron al Granate al frente y las cosas cambiaron por completo. Justamente el ex Belgrano consiguió la igualdad de cabeza y diez minutos más tarde habilitó a Pereyra Díaz para que el riojano ponga cifras definitivas. Ahora sí Lanús, a pensar en River.

Animate, Lanús. Se puede. Tenes con qué. Es solo una cuestión de actitud, como dice Fito. Quedó demostrado, una vez más, en esta etapa de los Barros Schelotto. Es que está más que claro; Cuando el Granate se propone algo, es difícil que no lo consiga. El 3 a 2 heroico contra San Lorenzo en la muestra más clara que se puede exponer como ejemplo. Va, no es el único caso en lo que va del campeonato. Es verdad, puede ser que sean a cuenta gota, pero que los hay los hay. Es un instante en el cual hay algo interno que sale a flote. Y hace que ante la urgencia necesidad, el equipo muestre su mejor virtud en todas las líneas. Obviamente, a veces no alcanza por diferentes factores como bien puede ser la falta de eficacia. Pero vaya que les servirá de  lección a los Mellizos esta remontada contra uno de los candidatos al título. Cambiar el chip a tiempo pueden valer tres puntos. Darse cuenta que podés defenderte atacando (valga la redundancia), también. Porque si vamos al caso, el que manejó el resultado en sí siempre fue el dueño de casa. Acertó, falló y se reivindicó, todo en una misma noche. Empezar ganando, por lo general te suele abrir los espacios. Más cuando lo lográs apenas transcurridos 4 minutos. Luego de una enorme tapada de Marchesín a Correa, de ése tiro de esquina se armó la contra y llegó el primer grito. Esperado, por un Pereyra Díaz que concretó todo lo que venía insinuando. Despeje de González, gran control y habilitación de Silva y mejor definición del ex Ferro, cruzada junto al palo

El que pega de entrada pega dos veces, dice el dicho. Pero no, el equipo se anuló solo. Dos líneas de cuatro atrás de la mitad de cancha, poca recuperación, cero presión y pelotazos para que Silva haga (y bien) lo que pueda. Ésa fue la táctica que adoptó el Grana jugando en la Fortaleza y ganando 1 a 0. Tarde o temprano, lo iba a pagar caro. Más contra el team más goleador del campeonato (21 gritos, uno más que Lanús). De hecho, esa estrategia apenas le duró hasta los 32′: mala salida de Izquierdoz, otra tapada de Marche – ante Romagnoli – y un nuevo tiro de esquina que nadie pudo despejar. Villalba pifió, y Gentiletti la encontró. Buena volea del defensor de pique al piso y empate para la visita. Algo que se caía de maduro, algo que se veía venir. Otro error que se pudo advertir y no se hizo.

Tras 45 minutos en donde San Lorenzo fue superior, y a su vez, pudo llegar a la igualdad, no sería ninguna sorpresa que el marcador pasara a manos del equipo de Pizzi. Romagnoli, cerebro y figura del Cuervo, se animó por el medio y disparó de larga distancia. Aprovechó el envión anímico, la buena fortuna y la mala suerte de Izquierdoz para ahora cambiar de dueño el marcador. Otra vez el Cali despejó de manera imperfecta, Somoza no pudo completar, y el Pipi aprovechó de un desvió en el propio defensor del Grana para anotar el 2 a 1. En ése instante, ése golpe de KO fue la salvación de Lanús. Porque en primera medida, Guillermo y Gustavo aceptaron que estaban utilizando el camino equivocado. Cambiaron y minutos más tarde celebraron. Para ello, fue clave volver a los tres puntas debido al buen ingreso de Melano, fundamental para la remontada. Primero, por anticipar a Torrico de cabeza en el primer palo luego de un centro de Goltz, y después por no dar por perdido el balón. Ganárselo a Gentiletti y dejar mano a mano a Pereyra Díaz para que supere la resistencia del arquero y salga desesperado a festejarlo con todos sus compañeros. Baldazo de agua fría para el Ciclón, que intentó con Elizari, Villalba y Correa. Pero sin éxito. La suerte estaba hechada. El viento, Granate, volvió a soplar a favor.



SÍNTESIS DEL PARTIDO:

Lanús (3): 1- Agustín Marchesín; 4- Carlos Araujo, 2- Paolo Goltz (C), 24- Carlos Izquierdoz, 6- Maximiliano Velázquez; 5- Diego González, 15- Leandro Somoza, 22- Jorge Ortiz, 16- Víctor Ayala; 14- Jorge Pereyra Díaz y 9- Santiago Silva. DT: Guillermo Barros Schelotto.



Suplentes: 31- Esteban Andrada, 34- Facundo Monteseirín, 3- Luciano Balbi, 8- Fernando Barrientos, 21- Nicolás Pasquini, 26- Lucas Melano y 18- Ismael Blanco.



San Lorenzo (2): 12- Sebastián Torrico; 7- Julio Buffarini, 2- Mauro Cetto, 6- Santiago Gentiletti, 14- Walter Kannemann; 5- Juan Mercier, 8- Enzo Kalinski; 10- Leandro Romagnoli (C), 11- Ángel Correa, 28- Ignacio Piatti; 15- Héctor Villalba. DT: Juan Antonio Pizzi.

Suplentes: 1- Cristian Álvarez, 25- Pablo Alvarado, 20- Néstor Ortigoza, 19- Leandro Navarro, 22- Alan Ruiz, 16- Fernando Elizari y 18- Rodrigo Contreras. 

Goles: PT 4′ Jorge Pereyra Díaz (L), 33′ Santiago Gentiletti (SL); ST 5′ Leandro Romagnoli (SL), 17′ Lucas Melano (L) y 26′ Jorge Pereyra Díaz (L).  

Amonestados: no hubo.


Cambios: ST 13′ 26- Lucas Melano por 4- Carlos Araujo (L), 31′ 18- Rodrigo Contreras por 7- Julio Buffarini (SL), 34′ 18- Ismael Blanco por 14- Jorge Pereyra Díaz (L), 35′ 19- Leandro Navarro por 11- Ángel Correa (SL) y 36′ 16- Fernando Elizari por 10- Leandro Romagnoli (SL).  

Figura: Jorge Pereyra Díaz (L).


Árbitro: Fernando Echenique.

Asistente 1: Diego Romero.

Asistente 2: Mariano Altavista.

Cuarto árbitro: Ariel Penel.

Estadio: Ciudad de Lanús, Néstor Díaz Pérez.
Reserva: Lanús 1 (Jorge Valdéz Chamorro) – San Lorenzo 1 (Juan Ignacio Cavallaro). El árbitro fue Jorge Broggi.

Estadísticas

Tiros al arco: Lanús (5) – San Lorenzo (6)
Tiros libres: Lanús (18) – San Lorenzo (17)
Offsides: Lanús (0) – San Lorenzo (2)
Corners: Lanús (2) – San Lorenzo (8)

Por Nicolás Gómez Cortés (@Ngomezcortes)

Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD