COPATE CONMIGO

Lanús se ilusiona a base de buenos rendimientos pero sobre todo de grandes resultados. Le costó frente a Central pero le terminó ganando con firmeza por 2 a 0 en la Fortaleza, donde se muestra cada vez más fuerte sumando cinco triunfos consecutivos. Los goles fueron anotados por Tomás Belmonte y José Sand, uno en cada tiempo. Con esta victoria, se ubica 12º en la Superliga, y además de alejarse de la zona de riesgo sueña con meterse en la Sudamericana.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

La primera etapa fue toda del Granate. Desde el comienzo hasta el final. Con buenas triangulaciones de pelota tomó el dominio del juego desde el vamos y manejó los hilos del encuentro. Con Marcelino como jugador determinante, Lanús generó peligro por la banda izquierda de su ataque y justamente a través de una gran jugada entre el recién mencionado y Pasquini, llegó el primer tanto de la noche. Buena pared, línea de fondo para Moreno y centro para el ingreso goleador –otra vez, como en Mendoza– de Tomás Belmonte.

El 1 a 0 estaba bien, era justo. Incluso si Di Plácido hubiese elegido mejor en las dos situaciones que tuvo por derecha, la diferencia tendría que haber sido más amplia. Sobre el cierre, con la lluvia como protagonista, Lanús fue perdiendo el balón y cometiendo infracciones que Central aprovechó para tener alguna que otra situación para empatar. La más clara, en el último minuto, estuvo en la cabeza de Caruzzo. Se fue apenas junto al palo más lejano del arco del Grana.

En el complemente, el trámite del juego cambió por completo. Fue de ida y vuelta, con el Canalla jugando mucho más adelantado y contando con chances netas para empatar el encuentro. Lanús, apostando a la contra, también tuvo lo suyo con Marcelino como abanderado de cada ataque desarrollando uno de sus mejores partidos con la 25 Granate en su espalda: intratable y desequilibrante por ambas bandas.

Volviendo al juego, la visita complicó en más de una oportunidad metiendo mucha gente en el área rival y tratando de aprovechar cada pelota cercana a Matías Ibañez. La más clarita la tuvo Herrera, con un remate fuerte y bajo que el arquero del Grana controló sin dar rebote.

Por su parte, el equipo de Maxi Cuberas no fue eficaz en cada ataque que pudo generar. Le faltó puntería (Pasquini tuvo dos chances muy buenas pero le erró al arco), y también ser más fino en el último toque.

Lanús se ubica 12º con 27 puntos, a uno de Aldosivi (último que entra al momento a la Sudamericana). Ganó 5 de sus últimos 6 juegos, y 5 consecutivos jugando como local en la Fortaleza. José Sand marcó su cuarto tanto de manera consecutivo y Tomás Belmonte también suma la misma cantidad de gritos que el Pepe en la Superliga.

Eso, hasta que a los 45 pudo cerrar la historia de la mejor manera. Pase de Acosta, control y remate de José Sand que tras un leve desvío en Barbieri se terminó metiendo en el arco de Ledesma que da al Polideportivo. Partido súper liquidado y fiesta total para toda la Fortaleza Granate. De esta manera, Lanús logró recuperarse de la derrota frente a Boca y además de subir escalones, escapa al descenso y también sueña con la Sudamericana. El combo, perfecto.

Fortaleza Granate

Fortaleza Granate

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS

ENCUESTA DE LA SEMANA

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD