Cero de ida

El Granate y el Rojo no se sacaron ventajas en el primer partido de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. En la Fortaleza, empataron 0 a 0 en un encuentro sin demasiadas emociones, en el cual la visita fue un poco más, pero en líneas generales la igualdad terminó siendo lo más justo. La serie se definirá el próximo jueves en Avellaneda, y Lanús cuenta con la ventaja del famoso gol como visitante, ya que Lautaro Morales volvió a ser figura y mantuvo el arco en cero.

En cámara lenta. Así se jugó el partido en Cabrero y Guidi. El calor, la acumulación de minutos y también el hecho de no querer arriesgar demasiado, hicieron que la historia sea más conservadora de lo habitual. Lanús, con muchas bajas por lesión, no propuso lo que suele ofrecer. El Rojo, también con algunas ausencias importantes, dio la sensación que intentó un poco más. Sobre todo, porque contó con las mejores chances a lo largo de los 90 minutos. Sin embargo, el empate fue el broche de oro de una tarde noche para el olvido. 0 a 0, con poco para rescatar y un final de serie abierto la semana que viene en Avellaneda en el cual, si Lanús marca un gol, mete en un lío bárbaro a Independiente por el famoso gol como visitante. Quizá es lo único para rescatar para Zubeldía y compañía.

En la primera parte, Lanús arrancó mejor a la hora de generar peligro, ya que el Rojo siempre se mostró más cómodo manejando la pelota en el medio. En una jornada con temperaturas agobiantes por el calor, todo costaba un poco más. A los 20, tras una mala salida del fondo de la visita, el Grana tuvo su primera aproximación con un tirito de Bernabei (De La Vega estaba solito por derecha), que Sosa contuvo sin problemas. Al minuto, ahora sí, llegó quizá la jugada más importante para el local. El Pepo para el Pepe, lindo pase filtrado y definición cruzada del correntino que se fue cerquita del palo derecho del arquero uruguayo. Pero iba a ver más: enseguida, a los 23, otra vez De La Vega (esta vez por derecha), con un centro fuerte que Sand logró anticipar y conectar. Le faltó dirección, y Sosa respondió ahogando el tanto del 9 Granate.


A partir de esas chances netas para Lanús, el Rojo comenzó a responder. A los 25, sí todo seguidito, Federico Martínez entró al área con pelota dominada y sacó un disparo esquinado que Morales logró rechazar. En el rebote se lo perdió Messiniti de manera increíble, abajo del arco. A los 27, otra vez Martínez desde una situación similar a la anterior, otra vez probó al bueno del arquerito Granate, que mandó el balón al tiro de esquina. Sobre el cierre, el Rojo contó con otra oportunidad en la cual Lucas Rodríguez parecía derrotar a Morales con una definición por encima del arquero Granate que el defensor Aguirre logró despejar sobre la línea. En tanto, De La Vega antes de que termine sacó un interesante derechazo que se fue apenas por encima del travesaño.


En el complemento, el juego pasó a ser mucho más lento e impreciso. Trabado, con pocas chances y lejos de los arcos. Así y todo, ambos contaron con alguna que otra situación. Aislada, claro. Excepto por la del final, en la cual Alan Soñora quedó mano a mano y definió afuera ante la salida de Morales. Sí, en tiempo cumplido, el Rojo casi lo gana. Antes, había tenido una única chance con Messiniti a los 12 minutos que tapó Morales y un cabezazo de Benavidez, sin demasiada potencia, que también tapó Lautaro.

¿Y Lanús? Aguantó lo que pudo y trató de salir de contra con los más rapiditos, aunque sin demasiadas ideas. La mejor surgió de un pase de Sand para Bernabei, quien se terminó abriendo mucho para definir, y tras un centro al corazón del área, Orozco de milagro no marcó por la gran intervención de Barboza. La otra, una volea de Belmonte que se fue más desviada de lo que parecía en primera instancia. Sí, muy poquito para rescatar y una semana por delante para pensar en la vuelta que determinará quien se mete entre los cuatro mejores de la Sudamericana. ¿Y quién te dice, no?

Nicolas Gomez Cortes

Nicolas Gomez Cortes

NOTICIAS RELACIONADAS

SUPERLIGA ARGENTINA 19/20

COMENTARIOS