“Nos pasamos de rosca en los goles de Newell’s”

Zubeldía tuvo autocrítica y lamentó cómo la visita consiguió la ventaja “de dos laterales”, como así también cuestionó las formas que su equipo adoptó para ir a buscar el empate. “Las pocas situaciones que tuvimos, no las pudimos convertir. Lo buscamos con desesperación, muy forzado, muy cortado. También vamos a tener que corregir limitaciones nuestras”, admitió el DT.

Luis Zubeldía charló con la prensa tras la derrota ante Newell’s y analizó los pormenores que desencadenaron en que Lanús no haya podido mantener la punta del campeonato. “Claramente esos 20-25 minutos del primer tiempo que fueron malos, los pagamos caro. Fueron dos acciones muy puntuales con Scocco iniciando desde atrás. Después tuvimos una reacción, pero en términos generales nos costó mucho, en todo sentido. Las pocas situaciones que tuvimos, no las pudimos convertir. Lo buscamos con desesperación, muy forzado, muy cortado. También vamos a tener que corregir limitaciones nuestras”, contó el entrenador del Grana.

Al mismo tiempo, el DT indicó, a su parecer, una de las causas por las cuales su equipo no tuvo la mejor tarde, y explicó al mismo tiempo por qué le viene costando tanto poder sumar de a tres en La Fortaleza. “Cuando estás arriba en la tabla, a todos los equipos les cuesta de local. El rival se te cierra y tenés que tener otros argumentos para abrir el marcador. Han cambiado las reglas del juego porque Lanús está arriba y ahí es donde nosotros vamos a tener que tener otro tipo de argumentos, como rematar de media distancia”, propuso.

Por otro lado, LZ dio su postura sobre el arbitraje de Espinoza y deslizó su opinión sobre el claro penal que no cobró promediando la segunda etapa. “Yo creo que el árbitro cortó mucho el juego, no dejó correr más que otras situaciones. La de López no la veo, pero sé que en esta fecha han cobrado penales de agarrones. El punto más importante es que nosotros hicimos una parte muy mala en el primer tiempo. Aún así, ellos aprovecharon dos laterales y eso no lo hicimos bien, les permitimos tener ventaja. Lo fuimos a buscar, pero con menos espacio y los mejores minutos que fueron los 15′ del primer tiempo, no pudimos concretar”, sostuvo.

En otro orden, el director técnico de Lanús habló sobre la jugada del segundo tanto de la Lepra, en la cual se vio a Burdisso muy adelantado saliendo a buscar y dejando un hueco en la última línea, que aprovechó Castro. “Que Burdisso siguiera a Scocco era para que no lo dejara actuar. Ellos estuvieron finos en esa acción. Cualquier central que sale de su zona de confort, genera espacio y no lo hicimos bien. No hay mucho más análisis para hacer, nos ganaron bien”. Y agregó: “Nos pasamos de rosca en las jugadas de los goles porque vienen de un lateral. Eso tiene que ver con una acción muy puntual, sabíamos que eso podía pasar y no lo hicimos bien. Esperábamos que el movimiento de Scocco se diera en una situación de juego, no en un lateral. Nos faltó claridad para ir a buscarlo”.

Está maldito de Lepra

El Grana perdió otra vez contra Newell’s y no pudo retener la punta del campeonato. Fue 2 a 1 por un doblete de Nicolás Castro para los rosarinos, mientras que José López marcó el descuento sobre el cierre de la primera parte. Lanús insistió hasta el final pero chocó contra un Aguerre en gran nivel. El sábado hay revancha rápida frente al último, Arsenal.

La fecha venía brava. El Grana salía a jugar su partido sabiendo que todos los que pelean arriba habían ganado, incluso Talleres, con quien compartía la punta. Y para colmo, enfrente venía un viejo verdugo de Zubeldía en los últimos enfrentamientos: Newell’s, que le ganó en sus últimas tres presentaciones.

Sin Belmonte, y con Paloma Pérez, el local recibió dos golpes de entrada, uno detrás de otro. Durísimos. Nicolás Castro recibió un pase atrás de Comba, y a los 11 minutos la colgó de un ángulo para adelantar a los rosarinos. Y a los 28, el mismo Castro recibió en soledad (¿dónde estaba Burdisso?) y también definió con clase al segundo palo para poner el sorpresivo 2 a 0. Impensado, a esa altura.

Recién pasada la primera media hora, Lanús mostró signos de reacción y sobre todo empezó a generar peligro en el arco de enfrente. Bernabei, de tiro libre, le quemó las manos a Aguerre, que respondió de manera notable. Sin embargo, a los 37, el Grana se iba a meter de nuevo en partido. Ángel González no dio por perdida una pelota que terminó en los pies del Flaco López, quien dejó en el camino al arquero Leproso y definió entre varios para poner el 2 a 1.

Engranado, el local fue con todo y de no ser por la mala puntería podría haber igualado antes del cierre. López tuvo una doble llegada, en ambas Aguerre le ahogó el empate, y en la última fue José Sand quien falló por poquito en su definición, que se fue apenas afuera.

En el complemento, si bien la historia parecía similar a cómo había finalizado la primera parte, con el correr de los minutos Newell’s logró apagar el incendio y controlar a un Lanús que de a poco se fue quedando sin ideas, a pesar que peleó hasta el último instante por lograr la igualdad. Espinoza no cobró un claro penal de Compagnucci sobre López, las piernas empezaron a cansarse y a pesar de los cambios que metió Zubeldía, la Lepra se hizo fuerte abajo.

Así y todo, el empate estuvo latente. A los 34, Sand quedó mano a mano tras un lindo pase de Esquivel (ingresó de muy buena manera) y otra vez definió desviado, junto al segundo palo. Bernabei, tras un centro lejano, casi la clava en el palo más lejano de Aguerre, quien en la última bola de la tarde evitó el 2 a 2, luego de un remate de chilena de De la Vega, también con chispazos interesantes en el ratito que estuvo en cancha. La visita, de contra, también tuvo lo suyo, pero falló frente a Acosta.

Con este resultado, Lanús cortó una racha de cuatro encuentros sin derrotas (tres victorias y un empate), que lo ubican en la 4° ubicación del campeonato con 23 unidades, tres menos que la T, mientras que Newell’s volvió a ganar tras seis sin sumar de a tres. En la próxima fecha, el Grana se medirá con Arsenal, último con 8 unidades, en Sarandí.

“A una parte del periodismo le molesta que Lanús esté primero”

Lo dice Nicolás Russo, palabra autorizada, en el post triunfo del Grana en Avellaneda que levantó revuelo en el ambiente, por un supuesto beneficio a favor del equipo de Zubeldía. “Jugamos con diez jugadores, el segundo tiempo estando 0 a 0 hicimos un gol y erramos dos más. Independiente no tuvo una sola jugada de gol. ¡Y el problema es que a Lanús lo dejan pegar patadas!”, remarcó el presidente. Y agregó: “Una vez que gana un equipo chico, no jodan más. ¡Cada vez que les ganamos a Boca, a River o alguno, hay polémica!”.

Sin pelos en la lengua, Nicolás Russo salió a bancar la parada. Claro, a defender a los suyos. Es que en el post triunfo Granate en Avellaneda, hubo un desfile periodístico hablando pestes de Lanús, afirmando que fue beneficiado y que salió a pegar ante Independiente.

Ante esos dichos, el máximo directivo de la institución se mostró indignado y resaltó: “A Lanús le echaron un jugador por un error, Trucco es un buen árbitro que hacía mucho que no nos dirigía. Expulsan a Belmonte, que todo el periodismo dijo que fue mal echado. El segundo tiempo estando 0 a 0 hicimos un gol con diez jugadores y erramos dos más. Independiente no tuvo una sola jugada de gol. ¡Y el problema es que a Lanús lo dejan pegar patadas! Por ahí vi otro partido, no sé… Una vez que gana un equipo chico, no jodan más. ¡Cada vez que les ganamos a Boca, o a River o alguno hay polémica!”. Y sí, explotó Nicola.

https://twitter.com/directvsportsar/status/1437893104061792257

En diálogo con DirecTV Sports, Russo cargó contra gran parte del ambiente periodístico (al igual que lo había hecho Lautaro Acosta), manifestando su enojo por todas las cosas que se estuvieron debatiendo en diferentes medios televisivos y radiales.

“Hay una parte del periodismo que le molesta que un equipo como Lanús esté primero. Cada vez que nos toca jugar contra un equipo grande, lo mismo que le debe pasar a Talleres, empieza la campaña sistemática. Cuando salió la designación de la terna arbitral, los periodistas partidarios empezaron a decir que Chade era el línea cuando Lanús hizo el gol en posición adelantada contra Independiente… gol que fue lícito, el línea fue otro y Chade estaba en la otra punta. Pero lo hicieron para condicionar”.

https://twitter.com/directvsportsar/status/1437889842688499716

En referencia al gran momento que atraviesa el equipo de Zubeldía, el máximo mandatario señaló: “A Lanús no le sobra nada, pero está para pelear con juveniles de buen nivel y buenos refuerzos. Para muchos es un problema que Lanús este primero porque no vende tantos diarios”.

https://twitter.com/directvsportsar/status/1437894584059695114

En otro aspecto, Nicola habló sobre la posibilidad del regreso del público a los estadios: “Que haya público en la cancha no suma ni resta. Si está dada la posibilidad, es bueno para todos, para los clubes y para la gente. Teníamos 28 mil socios que pagaban en marzo del 2020, hoy tenemos 9.100. Cada club tiene una problemática diferente. Es mentira que los dirigentes no queremos que vuelva el público, lo necesitamos”.

“No nos podemos dormir ni relajar porque lo pagamos caro”

Lo destacó Lautaro Acosta tras la gran victoria de Lanús en Avellaneda. “Era un partido por los primeros puestos. Independiente venía muy bien y nosotros necesitábamos sacarnos la bronca del empate con Sarmiento”, señaló el Laucha, quien agregó: “Cada partido es a muerte, se protesta todo, se pide todo”.

Lautaro Acosta destacó el esfuerzo que realizó todo el equipo a pesar de tener un hombre menos ante Independiente y de la importancia de haber sumado de a tres para seguir en lo más alto del campeonato.

“Era un partido por los primeros puestos. No nos podemos dormir ni relajar porque lo pagamos claro. Obviamente Independiente venía muy bien, con un gran partido contra River. Nosotros necesitábamos sacarnos la bronca del empate con Sarmiento…”, expresó el Laucha en diálogo con ESPN.

Al mismo tiempo, el capitán Granate agregó sobre la decisión que tomó Zubeldía de no realizar variantes: “Luis me dijo que me veía cansado. Venía con el ritmo partido, ellos no nos habían generado peligro, entonces prefirió no hacer cambios. No quería meter un chico fuera de ritmo. La lectura que se hace es correcta. Es normal que contra un equipo como Independiente, que te domina, que te hundan un poco en tu arco, pero no nos crearon muchas situaciones de peligro”.


En la misma línea, el Laucha re refirió al clima que se vivió al término del primer tiempo, a raíz de la mala expulsión de Tomás Belmonte, por parte de Silvio Trucco. “Había 60 tipos enojados. Igual, bien ganada tengo la fama. Pero cada partido es a muerte, se protesta todo, se pide todo. Y después te dicen no pidas y parece que te quedás atrás si no pedís. Con todos los jugadores de Independiente tenemos buena onda”, arrancó Acosta, quien tuvo un cruce con Fernando Niembro sobre el rol de los periodistas en el ambiente futbolero: “Es la línea que bajan ustedes, hablan de vida o muerte. Si no ponés ganas, nos dicen pechos fríos. Los formadores de opinión son ustedes. Y los jugadores compiten de esta manera. Después inflan el pecho cuando se juega contra equipos brasileños, con otros presupuestos… Es esto el fútbol argentino, hay cosas para corregir, pero somos competitivos”.

Pero no fue lo único que tenía para decir el 7 del Grana. “Las 24 horas durante toda la semana hay programas de debate, la gente que me cruzo en el día a día me repite lo que ustedes dicen. Un día Lautaro es una cosa y tengo que escuchar a mi tío y a mi sobrino que me dicen eso”. Y cerró, dejando sin respuesta al propio Niembro: “Es verdad que, más allá de lo que ustedes digan, nosotros tenemos la responsabilidad de nuestros actos. Pero todos estamos metidos en esto. A nosotros nos piden que compitamos a morir, culturalmente somos peleadores y competimos y peleamos en desventaba con Brasil, y le peleamos de igual a igual. El argentino se destaca por su competitividad y orgullo. Eso que trae el argentino, tiene estas consecuencias”.

“Se me hacía muy difícil sacar a uno”

Zubeldía valoró el esfuerzo de sus jugadores, destacó la labor de todos para conseguir los tres puntos a pesar de jugar con uno menos un tiempo completo y explicó porque no hizo modificaciones. “Al no hacer cambios quería dar un mensaje de ‘vamos a ganarlo igual ‘. Los veía a todos en sintonía, comunicándose, en buen nivel y ordenados”, sostuvo el DT de Lanús.

Luis Zubeldía habló tras el triunfazo en Avellaneda y contó sus sensaciones luego de jugar un tiempo completo con un hombre menos y así y todo no realizar cambios hasta minutos antes de la finalización del juego.

“El partido obviamente que se desvirtuó cuando hubo una expulsión al final del primer tiempo, pero creo que es muy importante la organización del equipo. Hasta ahí, el desarrollo había sido como lo pensamos, con Independiente manejando bien el balón en la zona media por características de los jugadores, y un Lanús tratando de usar los espacios para abastecer a los puntas. Hasta la expulsión, tuvimos una situación clara por equipo. Daba entender que el partido iba a ser muy disputado hasta el final”, manifestó el entrenador de Lanús.

https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1437530881640521732?s=19

Al mismo tiempo, LZ agregó: “Se me hacía muy difícil sacar a uno. Los veía a todos en sintonía, comunicándose, en buen nivel y ordenados. Al no hacer cambios quería dar un mensaje de ‘vamos a ganarlo igual ‘. Me pareció lo mejor seguir teniendo dos delanteros para que los defensores rivales siempre estén preocupados. No prescindir de la altura para las pelotas paradas que podían ser importantes”.

Por otro lado, el DT de Lanús analizó la segunda etapa, en la cual su equipo tuvo que aguantar la ventaja conseguida. “Creo que hicimos un segundo tiempo prácticamente con muy pocos sobresaltos. En términos generales competimos bien, nos adaptamos al accidente que ocurrió y ganamos porque supimos aprovechar esa situación. Somos un equipo que siempre vamos a generar situaciones de gol, incluso a pesar de tener uno menos. Ese 4-3-2 nos permitió tener peso en las distintas zonas, corriendo riesgo porque queremos siempre quedarnos con un triunfo”.

A su vez, Luis destacó el esfuerzo de sus jugadores y valoró la entrega que mostraron para quedarse con los tres puntos. “Quiero felicitar al plantel por la organización que tuvo, que no era fácil con los intérpretes ofensivos que había. Hicieron un embudo defensivo ideal que nos mantuvo siempre en partido”. Y concluyó: “El fútbol argentino está muy parejo y es la única realidad. Nos tocó ganar hoy a nosotros con un contexto muy complicado, pero esto no significa que el que venga va a ser más fácil. Ya vemos que perdimos dos puntos con Sarmiento. Hay que ir paso a paso, crecer y mantener este nivel”.

¡Bien arriba, Granate!

Lanús se recibió de equipo en Avellaneda y sacó chapa de candidato. Le ganó con uno menos a Independiente, por la injusta expulsión de Belmonte, y quedó como único puntero del campeonato, a la espera de lo que pase con Talleres. Fue 1 a 0, gracias al gol de cabeza de José Manuel López.

En la primera parte, mucho ruido, demasiado, y pocas nueces. Ninguno de los dos equipos tuvo intención de jugar, pero sí de pelear. Cada avance, un corte y una infracción. Una pierna de más. Sin embargo, Silvio Trucco parecía tener todo bajo control. Claro, parecía, porque sobre el cierre de esa etapa iba a cometer un error garrafal que iba a perjudicar al Granate al mostrarle la segunda amarilla al Toto Belmonte.

Uno menos para la visita, que a esa altura era menos, pero había generado más. De hecho, la más clara -clarísima- la había tenido Lautaro Acosta, que definió solo frente a Sosa desviado. Del lado del Rojo, merodeó siempre el área de Lanús, pero nunca tuvo la suficiente claridad para llegar con peligro. La mejor, la tuvo Fabricio Bustos, con una linda definición que salió apenas afuera. También lo perdió el Chino Romero de cabeza, minutos antes de la roja, tras un remate de Velasco que se desvió en Burdisso y casi convierte el capitán Rojo.

En el complemento, el partido dio un vuelco inesperado. A los 4 minutos, Lanús pegó de entrada. Y bien fuerte. José Manuel López, otra vez de cabeza, ponía el 1 a 0 tras un centro llovido de Ángel González, y le daba la ventaja a Lanús que por cómo venía la mano parecía inalcanzable.

Con uno menos, el equipo de Zubeldía pasaba al frente en Avellaneda y tendría por delante una verdadera prueba de fuego para quedar en la punta del campeonato. El Rojo, nervioso, sintió el golpe. Y si bien insistió, se encontró con una verdadera muralla Granate. Recién sobre el cierre generó dos situaciones de peligro, pero en ambas ocasiones la defensa respondió, como todo el equipo. Y no hubo tiempo para más.

Lanús vuela alto, bien arriba. Y no sólo por los goles del Flaco. Único puntero, a la espera de lo que pase con Talleres (recibe mañana a Platense). Con un equipo con mucho piberío que, de a poco, se van transformando en hombres. Y una ilusión, que semana tras semana sigue creciendo.

Una pena máxima

Lanús, sin brillar, ganaba 1 a 0 ante Sarmiento por un gol en clara posición adelantada de José Sand y era más líder que nunca del campeonato. Sin embargo, en el último suspiro, Braghieri cometió un penal infantil que Alanís cambió por el agónico empate. Fue 1 a 1, que le permite al Grana ser el único puntero pero con un partido más. Si Talleres o Independiente ganan, lo superarán.

Había que aguantar Lanús… Sacar chapa de candidato, ante uno de los rivales más flojos del campeonato y en tu cancha. Con la mesa servida, una ayuda grandísima en el gol que te puso en ventaja (¡Sand estaba un metro y medio adelantado!) y con apenas unos segundos para quedar más arriba que ningún otro y esperar tranquilo por cómo se pudiera dar la fecha. Pero no. El Grana perdió, más allá del empate, claro. De tres puntos, se quedó con uno. Y con sabor a derrota.

Un primer tiempo para el olvido, en el cual de no ser por las buenas intervenciones de Lucas Acosta el empate en cero no hubiese sido real. Lanús durmió la siesta, no generó juego y el sistema que utilizó Zubeldía no estuvo aceitado en ningún momento. Belmonte de cinco, y Malcorra con Acosta y González por las bandas, jamás entraron en juego. De hecho, el Grana prácticamente remató al arco rival. Eso, sumado a algunos desajustes defensivos, irse al vestuario sin perder fue demasiado premio.

Pero en el complemento, la cosa mejoró muchísimo. Se vio un orden, una idea, jugadas colectivas y llegadas con mucha gente en ofensiva. Sarmiento, que tuvo una situación inmejorable con Paradela a los 4 minutos, de a poco fue retrocediendo ante la crecida Granate, que a los 9 llegó tras una maniobra rápida entre Bernabei, López y la definición de Sand apenas afuera.


Era un aviso, interesante, de lo que podía venir o de la intención del local de salir a ganar. Tan así fue la historia, que a los 12 llegó el tan ansiado gol. Y del Pepe, por supuesto. Belmonte soltó para el correntino, que, desde la misma posición a la jugada anterior, esta vez definió bajo y junto al palo. 1 a 0, en offside.

La visita, algo apichonada por el golpe en contra, llegó en algunas oportunidades y en profundidad. Alanís tuvo la mejor, pero falló por poco. Acosta respondió más tarde ante un tiro libre lejano de Chicco. Pero todo se fue apagando. Zubeldía metió mano en el equipo, empezó a tocar, parecía tener todo controlado y lejos de su arco.


Bernabei casi lo liquida a los 44, y ese gol que no marcó Lanús para cerrar la tarde, lo pagó caro. A los 48, Sarmiento llegó al área Granate con mucha gente y un centro al punto penal, que Braghieri intentó despejarlo con una media chilena. Claro, la idea era buena, pero la acción además de peligrosa, desafortunada. El defensor pifió al balón y le pegó a Gondou. Penal, y empate de Alanís en tiempo cumplido. Sí, Lanús, una pena máxima. Tenías la mesa servida y se te escapó la tortuga.

“Bronca por marcar y no poder sostenerlo”

Zubeldía remarcó que sabían que sería un partido trabado y hasta afirmó que “el empate fue justo, porque no hubo un equipo dominador, y es lo que mejor encaja con el desarrollo del partido”. Pero claro, no ocultó su fastidio por el 1-1 sobre la hora. “En el mejor momento nuestro, en donde estábamos bien parados y era difícil que nos generen peligro, una jugada muy puntual terminó marcando Sarmiento y eso hizo que se nos escapen los tres puntos”, analizó.

Luis Zubeldía habló en conferencia de prensa post empate con Sarmiento y si bien admitió que el resultado fue lo más justo por lo visto en los 90 minutos, haber encontrado la ventaja y no poder cerrar el resultado es lo que más le duele en el balance final.

“Los primeros 15 minutos, ellos salieron mejor que nosotros. Nos costó en varios aspectos, estaban mejor parados. Después nos fuimos encontrando un poco más. Fue un partido muy disputado, muy luchado, de ver quién hacia el primer gol. Nosotros lo conseguimos y es valorable, después aparecieron los espacios, y cuando estábamos más cerca del segundo, una jugada poco afortunada, en donde Diego (Braghieri) no lo ve y termina cometiendo falta, nos costó la oportunidad de ganar”.

A su vez, el entrenador de Lanús explicó que, luego del gol de Sand, el equipo se ordenó y jugó su mejor momento de la tarde hasta la jugada del penal. “Después del gol nos tranquilizamos un poco más, pero en el mejor momento nuestro, en donde estábamos bien parados y era difícil que nos generen peligro, una jugada muy puntual terminó marcando Sarmiento y eso hizo que se nos escapen los tres puntos”.


Por otro lado, LZ destacó el buen planteo del rival y reconoció sus virtudes: “El rival hizo un buen trabajo, son fuertes, marcan bien, salen de contra. Tenes que tener buen píe para romper la defensa de Sarmiento, tenes que tener gambeta. Fue un partido muy trabado y parejo, nos da bronca que pudimos convertir y no poder sostenerlo en el final. El empate fue justo, no hubo un dominador, es lo que mejor encaja con el desarrollo del partido”.

“Nos vamos con la cabeza baja”

Lucas Acosta, uno de los mejores de Lanús, lamentó la jugada del final y el empate que le arrebató Sarmiento. “Se nos van dos puntos que estaban casi cerrados, por una jugada desafortunada”, soltó el arquero, quien avisó que no bajarán los brazos: “Esto es partido a partido, el camino es largo. Hay que trabajar cada encuentro de manera intensa y con mucho sacrificio”.

Lucas Acosta, uno de los puntos más altos en el empate ante Sarmiento, analizó la igualdad con el conjunto de Junín y se mostró dolido por el triunfo que se escapó sobre el final de la tarde en La Fortaleza.

“Se nos van dos puntos que estaban casi cerrados, por una jugada desafortunada. Lo importante es que sumamos y hay que irse con eso, todavía falta mucho. Sentí el golpe, fue penal, pero para mí estaba en posición adelantada. El línea (Damián Espinoza) me dijo que no, nada que reprochar”, admitió.

En otro orden, el arquero mencionó que, más allá de no haber ganado, el objetivo sigue siendo el mismo: pelear bien arriba. “Esto es partido a partido, el camino es largo. Sarmiento hoy nos complicó, todos los partidos son muy duros. Hay que trabajar cada encuentro de manera intensa y con mucho sacrificio. Fue un partido cerrado, debimos abrir más el marcador. Una pena la jugada de Bernabei del final. Nos vamos un poco con la cabeza baja”, lamentó.

A su vez, el ex Belgrano mencionó las cuestiones que debe mejorar Lanús para no repetir este desenlance en el futuro. “Hay que saber cerrar los partidos, estar atentos a los detalles. Estamos siendo muy eficaces arriba y corregir los errores que tenemos en la defensa, que poco a poco se va mejorando”, concluyó.

El Calamar baila Cumbia

Kevin Lomónaco, una las grandes promesas del Granate, se va cedido a Platense sin cargo y sin opción de compra hasta diciembre de 2022. Sin embargo, existe una cláusula que indica que el defensor de 19 años, que ya debutó en Primera, podría regresar en caso que Lanús lo solicite a fines de este año. ¿El objetivo de su salida? Sumar rodaje y experiencia.

A último momento, en el cierre del libro de pases que tanto temía el hincha de Lanús por la posibilidad de que llegue alguna oferta por jugadores que están en el radar de equipos europeos, finalmente habrá un futbolista que deja la institución. No será Belmonte, tampoco De la Vega.

Se trata de otro chico surgido de la cantera del club, pero todavía, quizá, no tan reconocido por el ambiente futbolístico: Kevin Joel Lomónaco, quien en un abrir y cerrar de ojos dio el visto bueno y estampó su firma con Platense.

https://twitter.com/caplatense/status/1433180405847502851?s=19

Será a préstamo, sin cargo y sin opción de compra, hasta diciembre de 2022 pero con la posibilidad, a través de una cláusula, de que pueda regresar al Grana a fines de este año si así lo considera el club dueño de su pase, lo cual es una alternativa muy latente según le contaron desde la dirigencia a FG. Vale mencionar que, entre otras cosas, Guillermo Burdisso terminaría su vínculo con Lanús ya que vence su préstamo y eso le abriría un lugar en el plantel profesional.

Con 19 años, Cumbia -como es conocido el defensor- se marcha al Calamar en el marco de un gran presente en el equipo de Reserva dirigido por Rodrigo Acosta haciendo dupla central con Brian Aguilar, ambos en muy buen nivel.

Categoría 2002, nacido el 8 de enero, Lomónaco cuenta con presencia en selecciones juveniles . Participó del Sudamericano Sub 17 de Perú, torneo en el que se consagró campeón, y el Mundial de Brasil de esa misma categoría. Es primer marcador central, diestro, cuenta con muy buena altura para su puesto (1.92 cm), se destaca por el buen juego aéreo, liderazgo y un futuro más que prometedor.

Debutó en Primera el 13 de diciembre de 2020, en la victoria de Lanús 2 a 1 ante Aldosivi en Mar del Plata, ingresando por Krilanovich a los 41 minutos del segundo tiempo. También jugó en el empate 1 a 1 contra Patronato (reemplazó a Orozco), a los 42 minutos del complemento.

“Darle lugar a los jóvenes es clave”

Luis Zubeldía comentó la importancia que tienen las divisiones inferiores en la actualidad del fútbol argentino. “Los DT tenemos el deber de dejar un hueco para que entren los chicos de abajo porque hay un gran trabajo en el fútbol juvenil para que esos chicos puedan llegar a Primera. Yo soy un soldado de los proyectos de las instituciones”, remarcó el entrenador del Grana.

Si bien es habitual la palabra del entrenador de Lanús, en la previa o el post partido, no es demasiado común que lo haga en otro contexto. Y bien vale la pena repasar algunos conceptos, porque cuando Luis Zubeldía habla de fútbol, siempre es bueno escucharlo.

En diálogo con Radio La Red, el DT del Grana charló largo y tendido sobre la actualidad del fútbol argentino y, fiel a su estilo, bancó la importancia de los juveniles en los planteles de Primera División.

https://twitter.com/radiolared/status/1433129231899406336?s=19

“Los DT tenemos el deber de dejar un hueco para que entren los jugadores de inferiores, porque hay un gran trabajo en el fútbol juvenil para que esos chicos puedan llegar a Primera. Yo soy un soldado de los proyectos de las instituciones y creo que darle lugar a los jóvenes es clave, tal vez en estos años se exageró mucho con el tema de foguear a los pibes, pero es parte del camino”, manifestó.

A su vez, contó cómo es el día a día en el club en ese sentido y la buena comunicación que existe con el DT de Reserva para poder llevarlo a cabo: “No soy amigo de Rodrigo Acosta, pero tenemos una excelentísima relación laboral. Hablamos todos los días y estamos constantemente comunicados, él me ofrece el menú de posibilidades que hay con los chicos y yo le explico qué clase de jugadores busco para completar el plantel profesional”.

https://twitter.com/JuliMicheles/status/1433178766264651786?s=19

También se refirió al buen presente que atraviesa el Grana, puntero en el campeonato, y que a pesar de saber de lo importante que le representaría conseguir un título, no es algo que lo desvele. “Salir campeón es un combustible para algunos entrenadores y en algún punto los envidio, pero el recorrido también es importante. Obviamente busco eso porque es la frutilla del postre. Me ha tocado salir segundo varias veces, pero valoro mucho el camino que ha logrado este cuerpo técnico en muchos aspectos”.

Por otro lado, habló sobre la dupla Sand-López, que tanto está dando que hablar en el torneo. “Cuando nos enteramos que Orsini se iba, creímos que era apresurado pensar en López acompañando a Sand. Pero vimos que ambos se entendieron muy bien y en poco tiempo empezaron jugando juntos. Dos nueves pueden jugar, tienen que tener feeling y características especiales. Pero hay que ceder algunas cuestiones en el juego también, como por ejemplo jugar con un volante central menos”.

Baja de selección

Pensando en el partido del próximo sábado, cuando Lanús reciba a Sarmiento con el fin de mantener la punta del campeonato, Luis Zubeldía deberá buscarle un reemplazante a Jorge Morel, ya que el volante paraguayo fue convocado para la triple fecha de Eliminatorias. Y el principal candidato a retornar al once inicial es Tomás Belmonte. ¿Habrá alguna otra variante?

En Lanús se respiran buenas vibras. Disputadas las primeras 9 jornadas del campeonato, el equipo de Luis Zubeldía se ubica como uno de los líderes del torneo local, junto a Talleres de Córdoba que ayer venció a Estudiantes, con 19 unidades. Y el clima es el ideal para seguir peleando bien arriba, con la mente puesta en el próximo compromiso del sábado, cuando le toque recibir a Sarmiento de Junín desde las 15.45 en la Fortaleza.

La mala noticia para el entrenador del Grana es que no podrá contar con un jugador muy importante en el mediocampo: Jorge Morel. Es que el volante ya se incorporó a la Selección de Paraguay que dirige Eduardo Berizzo para la triple fecha de Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022, ante Ecuador, Colombia y Venezuela. Ante esta baja sensible, LZ evalúa a sus posibles reemplazantes.

El primer candidato, sin dudas, que es Tomás Belmonte. Por características, el futbolista de 23 años podría par el lugar vacante como volante central junto a Facundo Pérez. Sin embargo, existe una realidad y es que, desde su regreso de los Juegos Olímpicos, tanto el Toto como Lautaro Morales y Pedro de la Vega perdieron terreno en la consideración del DT. Eso, sumado a que Ignacio Malcorra ya está recuperado del desgarro (jugó unos minutos ante Aldosivi) y también podría ser una alternativa.

Si bien venía jugando más por las bandas, el alto nivel de Ángel González y Lautaro Acosta, hacen que en caso de retornar al equipo inicial pueda hacerlo en otro lugar. Otro que ya está a las ordenes de Zubeldía es Guillermo Burdisso, habitual titular. ¿Le respetará su lugar? La última dupla central fue conformada por Nicolás Thaller y Diego Braghieri. El dato es que el primero de los dos mencionados está al límite de tarjeta amarillas ya que acumula cuatro y en caso de ser amonestado se perdería el choque post Sarmiento, nada menos que ante Independiente.

De punta a punta

Lanús tenía todo para golear a Aldosivi, pero se durmió y terminó sufriendo hasta el final. Sin embargo, se trajo tres puntos que valen oro de Mar del Plata y se aseguró la punta del campeonato. Fue 3 a 2, gracias a los goles en la primera etapa de José López y el doblete de José Sand, que marcó uno de penal. Dos gritos de Martín Cauteruccio recortaron la diferencia.

Si se analiza el resultado final, es un triunfazo de Lanús. Porque mantuvo la punta del campeonato, sobre todas las cosas. Y porque este Aldosivi de Fernando Gago venía mostrando cosas muy interesantes. Sin embargo, si se hace un balance más detenido del 3 a 2, es indudable que el Grana deberá mejorar para ser candidato al título.

¿Por qué? Sencillo. Se fue al entretiempo con tres goles de ventaja. ¡Sí, 3 a 0! Y en apenas 15 minutos del complemento, ya estaba 3 a 2 y eso desembocó en una bola de nervios hasta que finalizó el encuentro. Daba la impresión que el local en cualquier momento podía conseguir el empate, de no ser por algunas buenas intervenciones de Lucas Acosta. Terminó festejando, claro, pero son cosas que como viene indicando Zubeldía semana tras semana, deberá mejorar.

En el primer tiempo, Lanús fue un festival de goles. De entrada nomás, al minuto, José Sand casi moja de no ser por su fallida definición por encima del travesaño. Pero no importó, a los pocos segundos, centro de Ángel González desde la derecha llovido al segundo palo para que el Flaco López le gane a todos desde arriba y de cabeza ponga el 1 a 0.

A los 19, y tras un mal rato del Grana en defensa, llegó el segundo para más tranquilidad. Pase bombeado de Bernabei, control de López y pase al medio con cabeza arriba para que Sand sólo tenga que empujarla. Sí, otra vez 100% de efectividad. Y a los 33’, tras una falta de Iñiguez sobre Lautaro Acosta, otra vez el Pepe -de penal- para cerrar la tarde: 3 a 0. Aldosivi estaba totalmente desordenado, Lanús bien planteado y con espacios para seguir aumentando el marcador.

Sin embargo, en el segundo tiempo todo cambió y rápidamente. Como en la playa, cuando es una tarde de sol y en un abrir y cerrar de ojos se levanta viento y aparecen los nubarrones, Lanús se durmió de lo lindo en La Feliz. A los 3 y a los 17, Martín Cauteruccio con dos tantos (uno desde los doce pasos) le daba una ilusión real al Tiburón de poder dar vuelta la historia: 3 a 2, y a sufrir.

El Grana se despertó, empezó a jugar un poco más en campo rival y hasta tuvo una chance inmejorable para liquidarlo. Pero Pepe es humano, y falló la pena máxima (falta de Insúa sobre López) ante la buena atajada de Devecchi. Con viento en contra, Zubeldía intentó meter mano en el equipo, pero no tuvo reacción. Y ante cada avance del local, daba la sensación que se venía la noche.

Pero el Tiburón se quedó tan sólo en intentos, centros y más centros. Y cuando le embocó al arco, se topó con Lucas Acosta. Fue triunfo nomás, y una buena victoria que le permite a este Lanús seguir trepando en la cima del campeonato. Más que valorable, al final de cuentas.

Triunfo de punta

Lanús se sacó la mufa y le ganó 2-0 a Gimnasia en La Fortaleza. Gracias a los goles de José Manuel López y Ángel González, el equipo de Zubeldía se impuso con firmeza y es único líder del campeonato en 8 fechas. No brilló, pero volvió a ser eficaz en el arco rival y aprovechó la expulsión de Carbonero a los 27 minutos. Ahora, se viene Aldosivi en Mar del Plata.

La historia empezó pareja, con un Lanús algo incómodo y con Gimnasia con mayor presencia en el manejo del balón. Sin profundidad, pero con mucho juego aéreo, el Lobo avisaba en más de una oportunidad con algún bochazo de Alemán aunque no lograba generar peligro sobre el arco de Lucas Acosta. Sin embargo, en la primera situación concreta que tuvo el Grana, facturó. A los 14, tras un tiro de esquina desde la izquierda de Esquivel, José Manuel López ganó arriba de cabeza y colocó la pelota en el palo más lejano de Rey. Así, el local se ponía arriba en el marcador casi sin despeinarse.

La visita reaccionó del golpe recibido, siempre con las mismas armas. Centros y más centros del volante uruguayo que la defensa del equipo de Zubeldía defendió con firmeza. Hasta que a los 27’ se iba a dar una situación puntual que iba a desequilibrar el partido. Johan Carbonero reaccionó con un golpe ante un agarrón de Belmonte y el árbitro Nazareno Arasa no dudó en expulsarlo. El Lobo con uno menos, se desordenó. Y lo pagó muy caro. A los 35’, de contra, Bernabei habilitó a Ángel González, y tras una interminable corrida, el ex Pincha definió con categoría para sellar el 2 a 0. Sí, eficacia pura lo del Granate.


En el complemento, Lanús se acomodó, hizo correr la pelota y Gimnasia, cansado, poco a poco se fue dando por vencido. La diferencia entre ambos equipos se fue agigantando con el correr de los minutos y poco a poco el local fue justificando la victoria. Lautaro Acosta tuvo dos situaciones concretas para estirar la ventaja, pero falló. Zubeldía metió mano en el equipo, le dio frescura y conservó el triunfo sin pasar mayores sobresaltos. El Lobo nunca bajó los brazos, pero jamás contó con chances reales de meterse en partido. La victoria, inobjetable. Sin brillo, eso sí.

De esta manera, Lanús se sube a lo más alto del campeonato, por ahora, en soledad. En la próxima jornada, se medirá con Aldosivi en Mar del Plata.

“Vamos a permitir únicamente el ingreso de socios”

Lo aseguró Nicolás Russo, presidente de Lanús, sobre la vuelta del público a las canchas con un aforo reducido del 30%, que en La Fortaleza representaría unas 13 mil personas. El 9 de septiembre habrá una ‘prueba piloto’ en Argentina – Bolivia por Eliminatorias. Protocolos, cómo y cuándo sería, te lo contamos en el informe.

Finalmente, y después de tanta espera, todo hace indicar que la vuelta del público a los estadios esta cada vez más cerca de concretarse. De acuerdo de las declaraciones de Matías Lammens, en las próximas semanas se podría concretar el deseo de todos los hinchas: volver a ver a su equipo, pero desde la tribuna.

“Está cerca, la idea sería para fines de septiembre con un aforo del 30% y que se vaya incrementando de manera gradual”, manifestó el Ministro de Turismo y Deporte en diálogo con Radio La Red. Si bien no fue confirmado, hay buena sintonía entre las autoridades nacionales y la AFA, en base a las diferentes aperturas que se están realizando en el país, con sus respectivos protocolos.

La buena noticia pensando a futuro, y siempre que se determine dicha decisión, es que en caso de que el proyecto avance, se podría jugar el Clásico del Sur entre Lanús y Banfield en La Fortaleza (programado para el 16 o 17 de octubre), posiblemente con público Granate.

A su vez, el primer partido que podría jugar el equipo de Luis Zubeldía en Cabrero y Guidi sería ante Newell’s, el fin de semana del domingo 19 de septiembre; de no ser así, al encuentro siguiente frente a Central Córdoba, para el 3 de octubre. ¡Vamos, ya falta menos!

https://twitter.com/radiolared/status/1430515124633317379

“Vamos a permitir únicamente el ingreso de socios”

Nicolás Russo, presidente de Lanús, explicó en el programa de Luis Novaresio por Radio La Red (AM 910) cómo podría darse la vuelta de los hinchas a las canchas, con el partido de la Selección Argentina ante Bolivia, el jueves 9 de septiembre, como una ‘prueba piloto’. A su vez, reconoció que no hay una fecha fijada para el fútbol local.

Sobre el caso puntual del Granate, el máximo mandatario especificó que el 30% de La Fortaleza representa unos 13.000 espectadores y que se priorizará a los socios con cuota al día, que en estos momentos ronda las 8.000 personas. El saldo restante, entonces, se cubrirá con aquellos asociados que actualicen sus pagos hasta el mes de agosto inclusive.

Regreso del público: protocolos sanitarios

  • No se exigirá PCR negativo (hisopado) a los hinchas.
  • Uso obligario de barbijo y distanciamiento social de 2 metros
  • Presentación de declaración jurada
  • Constancia de vacunación (posibilidad de un sector para vacunados y otro para no vacunados)
  • Un asiento ocupado con tres libres y una fila de separación, todos sentados
  • 120 entradas de protocolo por club
  • 24 horas antes del partido, toda la información de quiénes van a asistir debe estar disponible en las plataformas indicadas por la LPF
  • Protocolo extendido para Reserva y Juveniles

“Ninguno está satisfecho con lo que hicimos”

Zubeldía quiere levantar anímicamente al equipo tras la dura goleada recibida ante Vélez y para eso es clave sumar de a tres en casa, mañana, ante Gimnasia. Sin un once definido, el entrenador avisó que podría haber una o dos variantes, sabiendo incluso que el domingo juega ante Aldosivi, “porque tenemos partidos en pocos días y hay que tratar de usar a casi todo el plantel”.

Cambia, todo cambia. De estar a solo un partido de subir a lo más alto del campeonato en soledad, a entrar en un mar de dudas tras una goleada en contra inesperada. Zubeldía lo sabe, y lo sufre también, claro. Y lo admite. Pero con ilusión de poder cambiarlo: “Ninguno está satisfecho con lo que hicimos. Somos conscientes de que todos los partidos son difíciles y mañana tenemos la oportunidad de sumar de vuelta de a tres y quedar en una mejor posición”.

Y agrega, sobre lo mismo de siempre, a eso que no le puede encontrar la vuelta: “No podemos cometer tantos errores. Este torneo te va llevando a distintos momentos, por la paridad que hay. El nivel de los equipos, salvo uno o dos, es muy parejo e irregular en el transcurso de un mismo partido”.

“Ojalá que nosotros cuando tengamos dominio podamos convertir y cuando el rival haga lo suyo, podamos tener más fortaleza como equipo para evitar tener tantos goles en contra”.

Se viene Gimnasia, Luis sabe que hay revancha rápido, en casa, y que cuenta con armas suficientes para volver a estar en carrera. No lo confirmó, pero después de recibir cinco goles es un hecho que moverá el tablero. Mucho más sabiendo los pocos días de recuperación y el viaje que se avecina el próximo fin de semana a Mar del Plata para enfrentarse a Aldosivi: “En caso que haga modificaciones serán una o dos, no más que eso. Estuvieron recuperándose hasta hoy. Los que menos jugaron hicieron dos sesiones fuertes y no mucho más porque tenemos partidos en pocos días y hay que tratar de usar a casi todo el plantel”.

Lo que si está confirmado es la nómina de 20 futbolistas que estarán en consideración para el entrenador del Grana. Entre ellos, siguen siendo baja dos nombres habitualmente titulares hasta la fecha pasada: Guillermo Burdisso e Ignacio Malcorra. Lo que en principio eran molestias musculares, terminaron siendo sendos desgarros (cadera y cuádriceps derecho, respectivamente). Pensando en el choque con Aldosivi, el que podría regresar, con lo justo, sería Malcorra. Pero habrá que esperar un poco para confirmarlo.